31.12.17

Mensaje de fin de año y un poco más...






                                    
New Year's Day. A fresh start. A new chapter in life waiting to be written. 
New questions to be asked, embraced, and loved. 
Answers to be discovered and then lived in this transformative year of delight and self-discovery. 
Today carve out a quiet interlude for yourself in which to dream, pen in hand. 
Only dreams give birth to change. 
Sarah Ban Breathnach

Hoy sencillamente llego deseando un feliz año, quizá sea la entrada más corta del año, pero en medio de las montañas y de la naturaleza escribo despidiendo este año que nos ha traído tanto conocimiento y aprendizaje desde esta cocina...

Un año que nos deja muchas cocinas amigas nuevas que poco a poco van creando conexiones, muchas recetas propias y otras tantas adaptadas, algunas de aquí y otras de allá; pero definitivamente todas para aprender algo nuevo y muchas para repetir. Cocinas de todo el mundo, recetas de Colombia mi país natal, recetas de Brasil el país que nos ha acogido y que tanto quiero y aprecio por su gente alegre y amable, por los amigos que vamos haciendo en el camino, por las experiencias que vamos trazando. Recetas de muchos otros lugares, cocinas amigas españolas, cocinas de tantos otros lugares...
Ahora escribiendo en medio de la naturaleza, entre grillos, pajaritos, guacharacas, una perrita que nos acompaña en la cima de la montaña (para tener mejor internet) y al lado de Mr.G que me acompaña o mejor nos acompañamos escribiendo cada uno sus proyectos, despido este año con una sonrisa de gratitud.
Ragonvalia - Norte de Santander, Colombia. Al frente las montañas de Venezuela 


Les comparto la vista del pueblo de mi querido Mr.G, que por estas fechas acostumbramos visitar, en los que compartimos abrazos, tradiciones, bailes y momentos..., abajo la montaña desde donde tomé la foto y la suscrita.



Deseo a todas las cocinas amigas y claro esta a las nuevas, a quienes lleguen por casualidad, a quienes se topen por el camino y por este rincón un año lleno de colores, porque la vida tiene todos los colores... y aunque a veces se presenten momentos grises, otros cálidos y rojizos, otros azules y fríos, otros verdes esperanzadores, otros morados y fucsias resplandecientes, en medio de un aguamarina intenso, de un verde esmeralda increíble, de un nubarrón gris y un poco llorón o de un cielo azul despejado. En medio de un atardecer de fuego o una noche estrellada, en medio del frío o del calor..., entre gotas de lluvia y un poco de bruma de las montañas, con algunas gotas de lagrimas de alegrías y por qué no, de tristezas; así como, de vivencias y de pruebas por superar..., deseo un año 2018 lleno de grandes metas por atravesar, cargado de salud ante todo, rodeado de paz, reconciliación, amistad, aprendizaje, trabajo, optimismo, amor y buenos deseos; desde este rincón donde se recibe a todos con buena energía, mando un fuerte abrazo apapachado para quienes lean esto, amigas cercanas, amigas al otro lado del Océano..., tú que estas al lado opuesto de la pantalla.

Feliz 2018.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Les comparto un detalle de estos días de fin de año con las cocinas tradicionales de la zona y las hayacas / hallacas que siempre acompañan estos días a la familia de Mr.G.

Por esta época es tradición en casa de mi suegros realizar tamales que en esta zona del departamento de Norte de Santander, en medio de un pueblo que limita con Venezuela y de nombre Ragonvalia (que ya les presenté arriba)..., he ayudado a armar unos cuantos tamales que por esta zona se conocen como hayacas / hallacas (el nombre es porque este pueblo limita directamente con Venezuela y la influencia en la cocina se entrelaza, difieren de las venezolanas porque no llevan aceitunas, alcaparras y la forma de envolverlos también es diferente), les dejo algo del proceso de armado para que se den una idea de lo que les hablo..., de la receta lo dejo para algún día traer..., por ahora les comparto esta delicia en fotos con su respectivo arte y manera de empacar estos bonitos envueltos o bollos llenos de pollo, cerdo, tocino, aceite achiotado, garbanzos, uvas pasas, pimiento rojo y masa de maíz, envueltos en dos tipos de hojas una de plátano y la otra de viao (un tipo de hoja que le da sabor característico a esta bonita y deliciosa versión ragonvalense)




Confieso que no participe en el proceso de realización, que esta vez estuvo a cargo de una señora con mucha experiencia y que junto a mi suegra tienen por tradición realizar estos tamales, bollos, o hayacas (hallacas) a la colombiana..., los originales llevan este tipo de empaque, un pequeño estuche de hojas con mucho sabor. Pues para el momento de ver la manera en que los armaba la señora Leticia, una vieja amiga de la familia; la tarea era aprender y manos a la masa..., claramente el primero fue medio desastroso, luego ya la practica y ayuda mirando y probando sirvieron. Los rojitos son los que la suscrita (aunque Mr.G también hizo algunos con cuerda roja...) ayudó a armar y claramente son todo un desafío, que para muchos resultan algo sin valor..., pero para mí, esta manera de envolverlos es una de las cosas que da el sello y arte a esta bella tradición.



*


Me disculpo si no he visitado cocinas, la verdad es que ando en modo intermitente, por causa del internet..., espero regresar más pronto que tarde, como siempre deseo una bonita semana, un gran año y muchas gracias por los mensajes que me dejan, siempre los leo y me llenan el corazón. Mil besos!!


*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mi son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________


[❤︎]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 comentarios:

  1. Muchas gracias Nati por este mensaje tan bonito y por estas fotos preciosas que has compaetido con nosotras.
    Me encanta también la comida que os han preparado en la tierra de tu esposo, estos paquetitos están preciosos y seguro super apetitosos.
    Me alegro un montón de haberte conocido a través de nuestros blogs y te deseo toda la felicidad del mundo para este año 2018 que mañana comienza.
    Te mando un gran beso y un gran abrazo también
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Natalia, qué linda entrada, me ha gustado y emocionado mucho.
    Bello ese lugar donde estás en medio de la naturaleza y tan cerquita de mi país, por favor dale un beso al aire de mi parte!
    Y las fotos de la señora y sus manos son una delicia, me recordaron a mi mamá...
    Esta forma tan particular de hacer estas hallacas que quedan como unas cajias, es fenomenal. te creo cuando dices que no es fácil, si las hallascas regulares también les tengo su respeto y todavía no me he atrevido a hacerlas sola, porque además creo que lo bello de hacer hallacas es hacerlas en familia, mucha gente ayudando en las distintas tareas...
    Quiero desearte muchas felicidades y prosperidad en el año nuevo a ti, a Mr G y toda tu familia, esperando que este año nos siga uniendo en torno a la cocina, nuestras tradiciones compartidas y la linda amistad que hemos hecho.
    Besos y abrazos y brindo por ustedes, Feliz Año Nuevo!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Natalia!! ¡¡Qué lugar tan hermoso!! Ideal para perderse unos días, seguro que un buen sitio para desconectar y volver a la rutina con las pilas cargadas después.
    Te deseo que esta nuevo año cumpla todos tus deseos, Nati, por lo menos, los más importantes para ti, de corazón. ¡¡Feliz 2018!! Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Querida Nati, es siempre un placer leerte y ver por donde te mueves, preciosos paisajes a los que nos trasladamos de tu mano, un gusto para los sentidos. Amiga transoceanica, espero que el 2018 te colme de dicha y de cosas bonitas y ojala tengamos la oportunidad de abrazarnos un dia en persona. Un beso grandisimo desde el pais de los tulipanes!

    ResponderEliminar
  5. Que cosas tan bonitas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Hola Natalia, que gusto da entrar aquí para saber de ti y ver todo lo que nos enseñas. Recibo tu abrazo y te mando otro para ti!!
    Feliz Año Nuevo y que se cumplan todos tus deseos guapísima!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nati. Mil besos también para ti. Tus palabras y tu sonrisa en esa foto me reconfortan y aunque no lo creas me ayuda a pensar que lo que venga para este 2018 puede ser mejor que lo pasado anteriormente. Necesito creer que pueda ser así.
    Gracias por presentarnos esta cocina tradicional. Es bonito ver como se hacen los tamales, algo tan desconocido para los que estamos en la otra punta del planeta. Los rojitos tienen muy buena pinta también,jaja.
    Mis mejores deseos para ti y para los tuyos. Me ha encantado encontrarte con tu cocina y tus palabras en cada post. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Querida Nati, qué alegría poder venir a verte, felicitarte y desearte lo mejor para este recién estrenado 2018; aunque sea un poco tarde.

    Quiero agradecerte de corazón, tus lindas palabras, tus ánimos y tus mimos en los días de mi convalecencia, cuando viniste a mi blog.

    Ahora estoy, retomando ya el día el día... aunque no estoy totalmente recuperada... me salió un orzuelo en el ojo derecho (el compañero del operado....) y me tiene medio mal... pero ya pasará. Lo que sí te puedo decir que del otro ojo, el izquierdo, recién operado... estoy mucho mejor; la semana que viene me verá de nuevo la doctora y a ver qué me dice.

    Qué bonito lugar para despedir el Viejo Año y recibir el Nuevo... me encanta la naturaleza exuberante y "salvaje" que muestran tus maravillosas fotos... espero que estés muy bien y nos vemos prontito. Besos linda.

    ResponderEliminar
  9. Qué bonita entrada Nati. Recibe mis mejores deseos para 2018 y no te preocupes por las visitas que en estas fechas estamos todos muy liados.

    Haces una bonita reflexión que me voy a guardar para leer en los momentos malos.

    Me gusta las fotos que nos enseñas, sin duda eres mezcla de muchas culturas y muchos pueblos y eso se nota en tu cocina y en tu manera de ser que me encanta y no sabes cómo agradezco habernos cruzado y conocido aunque sólo sea virtualmente.

    Me encantan las fotos de los tamales. Esas manos han hecho muchos, se nota que están curtidas y seguramente es un placer ver a esa mujer hacerlos además de que aprenderías mucho de ella

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Natalia que maravilla, es una entrada tan entrañable, nos muestras una parte de ti y tu familia con ese cariño que muestras siempre, que fotos mas bonitas, disfruta de esos momentos cielo.
    Te deseo Felices fiestas y que te traigan muchas cosas los Reyes Magos.

    Besss

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué preciosos tamales Natalia! Y qué lugares más maravillosos.

    Espero que pasaras unos días estupendos con tu familia. Te deseo un 2018 lleno de salud y buenos momentos.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por sus comentarios, todos los leí en el viaje y no les conteste personalmente, mil perdones, a todas muchas gracias por sus palabras. Saben que las guardo en mi corazón.
    Siempre bienvenid@s,

    Gracias Totales!!!!
    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^