2.8.18

Bizcocho de chocolate y ganache de crema de avellanas & feliz aniversario...



Acá estamos y seguimos aprovechando estos meses para compartir recetas, pensamientos, anécdotas y muchas veces retazos de la vida que se entretejen con el paso del tiempo. 
__________ 

Hoy especialmente llego para brindar por un año más de compartir recetas y momentos en este espacio de Poesía Culinaria que tanto quiero, el cual cumplió cuatro años hace unos días; un espacio de escuela personal, en la que como siempre digo desde la sencillez de este lugar comparto recetas de aquí y de allá con todo cariño y buen rollo. 
Aprendizaje constante y amistades que se forjan entre tantas amigas cocinillas que se encuentran al otro lado del computador, son las ganancias que me deja este tiempo que lleva de vida el blog. Amigas que se encuentran a varios cientos o miles de kilómetros de distancia, cada una con su espacio y cocina, conociendo siempre de sus comidas, recuerdos, celebraciones y en sí, de su día a día...; recetas de varios lugares, también desde retos, esos en los que he llevado un buen ritmo cultivando una cantidad de conocimiento con cada plato nuevo, en cuanto a su lugar de origen, ingredientes y demás... . Le llamo escuela porque todo ese conocimiento ha sido intenso y me lo he tomado con pasión aprovechando la disposición de tiempo, desde sabores dulces hasta salados (...trato de ser equilibrada con este tema, para no irme por el lado dulzón por completo, que me gusta de todo y quienes me conocen saben de ello). Conocer qué se cuece en cada lugar y todo lo que deja investigar de ello siempre deja un compendio de aprendizaje que de a poco de ha ido formando en este lugar: nuevos chefs, presentación de platos, repostería del mundo, cine plasmado en recetas, ahora último arte y la inspiración que dejan los pintores y sus obras..., también maneras de reutilizar y aprovechar lo que nos queda de recetas que hacemos, de otras cocinas y sus recetas en asaltos felices..., de libros, cine y listas que van haciéndose más grandes con el paso del tiempo y en la misma medida el deseo por probarlas y de explotar sus sabores e ingredientes. Es un viaje total el que me he pegado (como dirían en mi tierra), soy de cocina criolla sobretodo de esa cocina de papá y mamá porque en casa los dos cocinan, siendo el primero el que lleva la delantera en frecuencia de cocciones, la segunda con gustos más "gourmet" y maestra del primero..., de ella quizás ha salido mi gusto por explotar sabores de otros lugares y plasmarlos en este lugar. 
Así que, si me dicen algún plato tradicional de mi tierra por cocinar lo hago feliz y con gusto, pero también; para quienes ya me conocen, soy muy de probar cosas nuevas en todos los ámbitos y por ello es que llego con recetas de todos los gustos y lugares, preparaciones sencillas ...varias, más complejas otras tantas..., porque me apasiona conocer, retarme a realizar cosas que hace 4 años no tenía ni idea de que existían ni que pensaría en realizar; muchas que nunca antes había probado, cocinado, horneado, amasado... 
Desde el primer pan, la primera tarta, bizcocho, masa, pizza, lechona, envueltos, panes dulces, panes salados, postres, panes con levadura fresca, seca..., de bichos y mascotas en mi cocina la Masa Madre que me acompaña desde los pequeños frascos que refresco con regularidad para mantenerlas vivas. Ellas ya llevan casi que el mismo tiempo que este blog de vida, del ghee que descubrí y que hace parte de tantas recetas y de mis básicos en casa, de los yogures naturales y caseros, del suero que dejan y que aprovecho por ejemplo en las arepas de peto. Por todo lo anterior, el mundo del conocimiento de sabores a lo largo del tiempo que lleva este lugar es de aprendizaje y escuela que comparto con todo mi cariño y que me gratifica muchísimo. 
Con recetas que con el tiempo fueron plasmando ese paso a paso de fotos que me gusta realizar y que muchas veces se extiende un montón; pero que, cuando recurro a repetirlas y al tenerlas en el blog, siempre agradezco ver ese paso a paso que me facilita bastante las cosas, porque a veces pasa mucho tiempo y te olvidas del punto de x de tal receta y la claridad es lo que prima e intento que quede plasmada para la posteridad. 
Pues bien, hoy mientras un gran porcentaje de cocinas se encuentra fuera de red (casi todas, que este blog nació en pleno mes de "frío" por acá), celebro y brindo con quien llegué hoy, mañana, en un mes o un año esta entrada, porque de nuevo comienza para este rincón otro año más de vida. Un espacio que nació luego de mi llegada a Brasil y que al día de hoy tiene una evolución en el paladar de quien les escribe, así como de los procesos y del saber que día a día se adquiere y que ha sido ese taller de aprendizaje y vitrina de lo que aprendo para las cocinillas o cocineros que se topen con este lugar. Hoy brindo contigo, agradecida por la amistad, por las cocinas amigas de siempre, por las que llegan y por las que vendrán, por las que pasan por acá y se toman el tiempo de participar, por las que no pasan muy seguido, por quienes siguen las recetas, brindo contigo que te acabas de topar con esta receta, con tod@s y a cada un@ le doy las gracias por pasar, leer, compartir o simplemente por estar ahí desde el silencio al otro lado del computador.   
Vamos por otro año más, esperando seguir compartiendo siempre y cuando me sea posible, seguir aprendiendo de cada cocina nueva y amiga, de cada participación, de cada ingrediente y receta, compartiendo historias y pedacitos de mi corazón. Como siempre me gusta renovarme, la monotonía visual a veces me cansa, así como tengo cambios de look radicales, pues esta vez traigo otra imagen para comenzar este año nuevo de blog, luego de varias ideas, me quedé con esta porque quería algo con un poco más de carácter y sin querer..., un día en medio de estas mañanas comencé a dibujar ideas y de muchas se fue dando esta idea final para dar un poco de aire nuevo que solo se renueva en el identificador.
Ahora sí, les hablaré rápidamente de esta dulce tentación que traigo en este día. Resulta que en junio me encargaron un pastel de chocolate (que no soy la más "chocolatosa" y lo he dicho muchas veces hasta esos días...; porque a la fecha de hoy ya he realizado tantos bizcochos de chocolate que ha entrado en mi corazón y en mi gusto por cuenta de este bizcocho y los diferentes encargos...). Este mismo bizcocho lo hice para el cumpleaños de mi querido costillo, reservando esta fecha para compartirlo en el aniversario del blog. (Cabe decir que están las fotos del cumple de Mr.G y su pastel y las de las velas con otro pequeñín especial que hice luego). 
Entonces, nada mejor que celebrar estos 4 años de blog con este bizcocho de chocolate con crema de avellanas (sí, esa Crema de avellanas casera que no supero y que utilicé en el Dacquoise de almendras, chocolate blanco, mago y maracuyá; así como en esta flor de Brioche de Calabaza con crema de avellanas que se los recomiendo, porque además de vistoso es un disfrute realizarlo y queda muy bueno. Así que esa crema se ha quedado en casa por una buena temporada, el bizcocho no lleva ni huevos ni mantequilla, compensando con la ganache de avellanas y como siempre pensando en todas las partes dulces que lleva la receta he equilibrado la cantidad de dulce para que no sea nada empalagoso)
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Tiempos}
    · Tiempo de preparación bizcocho: 15 minutos
    · Tiempo de horneado: 20-25 minutos
    · Montaje y decorado de bizcocho: 35 minutos*
*Es importante llevar a refrigerar en el proceso de poner la ganache, para pasar varias capas. 
_________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Bizcocho de chocolate y crema de avellanas
[10-12 porciones - 3 moldes de 18 cm de diámetro]

Masa bizcocho
(mezcla secos)
- 280 gr de harina
- 60 gr de cacao en polvo
- 1/4 cucharadita de bicarbonato de sódio
- 1 1/2 cucharadita de polvo royal
- 1/4 cucharadita de sal

(mezcla de líquidos & azúcar)
- ralladura de una naranja
- 240 ml de leche
- 190 gr de zumo de naranja
- 80 gr de aceite de girasol
- 135 gr de azúcar
- 2 cucharadas de vinagre blanco

Para montar el pastel
- almíbar de naranja*
- Ganache de chocolate y crema de avellanas (receta acá)** 
- cacao en polvo
- chocolatinas y chispas de chocolate a gusto

* Del almíbar de naranja, es la misma idea que hice para la Cassatta Siciliana:{Para el jarabe o almíbar de naranja que fue el que hice utilicé 1 taza de azúcar y 1 taza de agua con la ralladura de cascara de 1 naranja. La lleve a fuego medio, mezclando todos los ingredientes hasta que redujo a la mitad).

** La receta de la Ganache de avellanas es la misma que utilicé para el Dacquoise, entre la receta de este  postre francés, encuentran el proceso. Cabe decir que en lugar de chocolate blanco, utilice chocolate negro al 70% de cacao. Entonces se puede hacer tal cual con chocolate blanco o como en este caso, reemplazándolo por el negro. (Tener en cuenta que con el blanco quedará más dulce). 

_________________________________________________________________________________________________

«PREPARACIÓN»

{Bizcocho de chocolate y ganache de crema de avellanas}
1. Precalentar el horno a 180°C. Alistar los moldes, he utilizado 3 moldes (tipo tarta) de 18 cm de diámetro, pasar un poco de mantequilla y harina.
2. Mezclar los ingredientes secos (harina, cacao en polvo, bicarbonato, polvo royal, sal), remover. 
3. Mezclar los ingredientes líquidos a excepción del vinagre.  (Leche, aceite, azúcar, ralladura y zumo de naranja), remover y disolver bien el azúcar. 
4. Adicionar la mezcla líquida a los secos y mezclar bien. Ahora sí, poner el vinagre (que no se notará y sí hará que quede esponjoso por la reacción con el bicarbonato y el polvo de hornear).  Dividir la mezcla en los 3 moldes, en mi caso fueron unos 250 gr. por cada molde. 
 5. Dar un par de golpes suaves y llevar al horno precalentado. Hornear a 180°C por 20 a 25 minutos o hasta que al pinchar en la mitad del pastel con un palito o cuchillo este salga límpio. 
6. Dejar enfriar bien antes de desmoldar, es importante tener en cuenta esto, porque el bizcocho queda con mucho aire o burbujas por dentro, para evitar que se rompa o que se parta. Luego de desmoldar y tener completamente frío. Decorar.
Para armar y decorar el bizcocho:
Tener listo el jarabe de naranja para humedecer cada piso del bizcocho, también ya debemos tener lista la ganache de chocolate  avellanas. 
En mi caso cada capa es 1 de los 3 bizcochos. Nivelar cada uno con ayuda de un cuchillo, para que al sobreponer uno y otro queden completamente estables.  
Nivelar los discos y probar ubicando los 3 niveles para ver que se vean estables, con ayuda de palitos guía, ponerlos alineados para saber en que posición y lado deben ir para que quede lo más simétrico posible. Pincelar cada capa con jarabe de naranja, luego poner entre cada capa ganache de chocolate y crema de avellanas. Una vez tenemos todas las capas puestas, con ayuda de una rasqueta plástica nivelar los lados laterales y poner suficiente ganache
En mi caso me gusta que quede la masa un poco a la vista, tipo pastel desnudo. En la tapa poner un poco de cacao en polvo y decorar a gusto con virutas de chocolate blanco, de leche, negro y chocolatinas a gusto. Revisar notas para ver el proceso de capas de la ganache. Conservar en refrigerador hasta el momento de servir. 


:::::: PASO A PASO FOTOGRÁFICO :::::: 



{Bizcocho de chocolate y ganache de crema de avellanas}

1. Precalentar el horno a 180°C. Alistar los moldes, he utilizado 3 moldes (tipo tarta) de 18 cm de diámetro, pasar un poco de mantequilla y harina.

2. Mezclar los ingredientes secos (harina, cacao en polvo, bicarbonato, polvo royal, sal), remover. 

3. Mezclar los ingredientes líquidos a excepción del vinagre.  (Leche, aceite, azúcar, ralladura y zumo de naranja), remover y disolver bien el azúcar. 

4. Adicionar la mezcla líquida a los secos y mezclar bien. Ahora sí, poner el vinagre (que no se notará y sí hará que quede esponjoso por la reacción con el bicarbonato y el polvo de hornear).  Dividir la mezcla en los 3 moldes, en mi caso fueron unos 250 gr. por cada molde. 

 5. Dar un par de golpes suaves y llevar al horno precalentado. Hornear a 180°C por 20 a 25 minutos o hasta que al pinchar en la mitad del pastel con un palito o cuchillo este salga límpio. 
6. Dejar enfriar bien antes de desmoldar, es importante tener en cuenta esto, porque el bizcocho queda con mucho aire o burbujas por dentro, para evitar que se rompa o que se parta. Luego de desmoldar y tener completamente frío. Decorar.


Para armar y decorar el bizcocho:


Tener listo el jarabe de naranja para humedecer cada piso del bizcocho, también ya debemos tener lista la ganache de chocolate  avellanas. 

En mi caso cada capa es 1 de los 3 bizcochos. Nivelar cada uno con ayuda de un cuchillo, para que al sobreponer uno y otro queden completamente estables.  


Nivelar los discos y probar ubicando los 3 niveles para ver que se vean estables, con ayuda de palitos guía, ponerlos alineados para saber en que posición y lado deben ir para que quede lo más simétrico posible. Pincelar cada capa con jarabe de naranja, luego poner entre cada capa ganache de chocolate y crema de avellanas. Una vez tenemos todas las capas puestas, con ayuda de una rasqueta plástica nivelar los lados laterales y poner suficiente ganache
En mi caso me gusta que quede la masa un poco a la vista, tipo pastel desnudo. En la tapa poner un poco de cacao en polvo y decorar a gusto con virutas de chocolate blanco, de leche, negro y chocolatinas a gusto. Revisar notas para ver el proceso de capas de la ganache. Conservar en refrigerador hasta el momento de servir. 

Notas.  
· La combinación de naranja con chocolate creo que es de mis preferidas, queda un pastel esponjoso, suave y equilibrado.
· No asustarse por no llevar huevos, toda la magia la hace la reacción del vinagre con el bicarbonato y el polvo de hornear. Acá les diré que para hacer la primera prueba de todas las que hasta la fecha hice, siempre encontraba recetas donde ponían un montón de bicarbonato y menos polvo de hornear. La primera la hice así y como reduzco bastante la cantidad de azúcar me sabía a bicarbonato. Por lo que, invertí las proporciones de estos dos ingredientes en las siguientes recetas con la misma proporción de azúcar que tengo en esta receta y queda perfecto, sabe a chocolate y a naranja.
· La reacción del vinagre con el bicarbonato de sodio y el polvo de hornear hace que este pastel quede adentro con muchos huequitos que en su momento fueron burbujas. Por ello es importante poner el vinagre al final y mezclar rápido. Repartir en los 3 moldes y al horno. 
· Como lo mencioné en el momento de desmoldar, es un bizcocho que recién horneado es muy suave y se debe enfriar en el mismo molde, porque me ocurrió que por desmoldar rápido al tener tanto aire por dentro se desmoronó. Así que, ya saben para que lo tengan en cuenta. 
· De la crema, ya saben esta es una idea que en mi caso me ha gustado mucho, porque viene desde cero, primero la elaboración de la crema casera de avellanas, luego la ganache que en este caso hice siguiendo la receta de esta Dacquoise y que en lugar de chocolate blanco, puse chocolate negro al 70% (eso ya va en el gusto, si la hacen con chocolate blanco, quedará más dulce; para que lo tengan en cuenta). 
· A la hora de poner la ganache en los laterales del bizcocho, es bueno llevar a refrigerar para que tome consistencia, siempre a la hora de decorar y nivelar es importante que ganache y bizcocho estén fríos para que quede prolijo. De ser necesario llevar varias veces a refrigerar por unos 10 -15 minutos para que no se derrita y tenga cuerpo.


*



*

Un bizcocho que como ya les dije he repetido varias veces, para celebrar varios cumpleaños. Me llamó la atención en un inicio cuando hice la prueba, que no llevará ni mantequilla ni huevos. Luego hice mis adaptaciones en cuanto a proporción de dulce, bicarbonato y polvo de hornear.  Si les preocupa el vinagre que lleva, es importante y es el que ayuda a que crezca perfecto, de la reacción y el sabor..., no hay ningún problema, porque no queda con sabor a vinagre. Eso sí, a chocolate y naranja sí que sabe. ^_^  

Feliz fin de semana y de nuevo gracias por estar allí. 
Nos veremos el domingo, que este mes estaré más presente por acá


*

#poesiaculinaria



***
*

***
*

*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________




[❤︎]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 comentarios:

  1. Felicidades Natalia, bueno qué decir en un día tan especial para tu blog, como un aniversario, que el regalo, realmente, nos lo haces tú a nosotros con cada post. Es un placer venir a verte siempre, por tu manera de contar las cosas, por tus bonitas fotografías, y porque es un orgullo seguir a bloggers que se toman su trabajo tan en serio como si fuera nuestro pan de cada día, créeme que te entiendo, porque tuve una tentativa de experimentar con cosas nuevas, que luego por circunstancias de mi vida personal fueron imposible seguir, pero ahí estamos al pie del cañón, intentando como tú, compartir sin ánimo de lucro, lo que nos gusta hacer.
    Tú lo haces tan bien, que desde que te descubrí, eres un referente en mi cocina, y aunque ya sabes que lo mío es más totalmente cocina del día a día, se reconocer el esfuerzo que te supone cada receta, cada fotografía, y por supuesto cada historia que nos cuentas, porque escribes tan bonito, que da gusto leerte, si, no es retórica, es deseos de continuidad, para que sigas por mucho tiempo, y nosotros podamos disfrutarlo con placer, siempre con verdadero placer.
    Tu pastel es maravilloso, no sé si algún día me liaré la manta a la cabeza y me pongo a hacer cosas así, pero de momento me satisface leeros a las que con tanto trabajo, nos regaláis cada semana estos momentos de desconexión y que a la larga es la mejor terapia para el alma.
    Besos y más besos, me gustan los cambios, y más con tu estilo personal, que los hace siempre únicos.
    ¡Feliz aniversario Preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Concha gracias por pasarte por este lugar en medio de tu descanso blogueril aprecio mucho tus palabras, me sonrojo y todo con esas palabras tan bonitas que nutren mi corazón. Espero seguir compartiendo con personas como tu, que siempre están allí al otro lado enseñándonos cada historia, cada receta de la deliciosa cocina española, de esa de tradición y del día a día de tu casa, con platos estupendos y en sí brindando siempre ese cariño que irradias.
      te mando un beso grande

      Eliminar
  2. Muchas Felicidades Natalia!!!!!
    Brindo contigo estos 4 años de amistad y experiencia y deseo que sigas creciendo y que continúes por muchos años más con nosotros!!
    Tienes un precioso Blog y haces un trabajo extraordinario!!
    Me llevo mi porción de tarta. Se ve deliciosa!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, gracias por tus palabras, sabes que me gusta compartir y no quería dejar pasar la fecha, que me hace tanta ilusión.
      Te mando un abrazo

      Eliminar
  3. ¡¡Muchísimas felicidades Natalia!! Y espero que sean muchísimos cumple-blog más y yo los vea, claro está, ja, ja.
    La verdad, las de cosas que se aprenden teniendo el blog, y la de cosas que probamos que antes nunca hubiéramos pensado que las haríamos o incluso que nos saliera bien. Ahora, podemos con casi todo, unas veces con más y otras con menos aciertos, pero nos lanzamos a ello.
    Me llevo un trocito de este bizcocho, ¡¡porque yo si que soy muy chocolatera!! Y ahora, por aquí verano, se consume mucho menos chocolate debido al calor, así que aquí me tienes suspirando por un trozo de este pastel y de esa crema de avellanas casera tan rica que te quedó y que tan bien estás empleando en los pasteles. Yo me la comería a cucharadas, sin ningún problema, pero también me apetece probarla en un pastel así de rico. Besitos, nos vemos el domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel, de verdad aprecio mucho tus palabras, es cierto a saltar con todo tipo de recetas jajajja. Y que sigamos compartiendo con tantas amigas cocinas como tu. He visto que el verano esta muy fuerte, pues te regalo un pedazo de pastel bien frío que con esa crema queda muy bueno. ;) Mil gracias por pasarte, me alegra mucho cada palabra y mensaje que recibo y me hace una ilusión enorme. Te mando un beso!

      Eliminar
  4. Es muy tarde aquí, mi querida Nati, pero ha hecho tanto calor el día de hoy, que no soy capaz todavía de irme a la cama.
    He visto este bizcocho y como he ido haciendo el seguimiento de todo contigo, me alegra saber que lo has elegido para celebrar tu 4º cumpleaños. Es una maravilla y tu arte cada día, con práctica y mucha pasión, va en aumento para dejarnos boquiabiertos, deseando coger una cuchara bien grande o un cuchillo y "chocolatear" de lo lindo.
    Estoy feliz por haberte conocido gracias a nuestra amiga Maggie. Estoy feliz por la conexión que gracias a mi cumpleblog, que ganaste por goleada, hemos establecido en la distancia. Una amistad muy especial, que valoro y quiero que se mantenga en el tiempo.
    Deseo que sigas disfrutando de tu aprendizaje y de enseñarnos recetas de todo tipo, de aquí y de allá, experiencias, las poesías que eliges o los textos que en muchas ocasiones, me tocan el alma.
    Eres un cielo y mereces lo mejor. Estoy segura de que la vida te lo va a regalar.
    Disfruta mucho y no pierdas tu sonrisa, no pierdas la pasión por lo que haces, por lo que te gusta, por la vida en todos sus ámbitos.
    El bizcocho es un espectáculto y tu Mr G, aunque ya está acostumbrado a tus recetas, al ser en su homenaje, lo disfrutaría muchísimo.
    Un beso y un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No imaginas como se me han encharcao los ojos mi Marisa bonita, tus palabras son de esas que te marcan el corazón, aprecio cada una de ellas y también me alegra mucho haberte conocido y toda la conexión y amistad que tenemos y que también deseo conservar. Desde este otro lado del oceáno me hace ilusión compartir y leer tu mensaje. De verdad gracias, desde que pueda estaré feliz de seguir por acá. Sabes que tu mensaje me toca todas las fibras de mi ser y sé que tus palabras son sinceras y con todo tu cariño.
      Pues te mando un trozo chocolatoso que gracias a tu crema de avellanas salió este pastel ;)

      Un beso grande querida Marisa

      Eliminar
  5. Hola Natalia! Qué linda entrada por donde se le mire.
    En primer lugar muchas felicidades por este aniversario, 4 años es toda una vida blogueril, jaja! Tantas cosas vividas en este tiempo, todas esos sentimientos lindos que mencionas...Este blog ha ido haciendo evolución poco a poco pero es notoria toda la experiencia que tienes en la cocina; todo lo que inventas, a las cosas que te atreves, a los sabores y vivencias que compartes, todo lo hemos vivido contigo.
    Nuestros blogs han tenido mas o menos el mismo inicio, con la mudanza a otro país, yo lo he visto como una forma de terapia para este cambio que ha significado en mi vida y mira las cosas tan lindas que nos ha traído, comenzando con la amistad que hemos hecho y toda la gente linda que hemos conocido en este espacio.
    Te deseo lo mejor querida amiga, admiro mucho tu trabajo, tu dedicación, tu organización y todos esos sabores, colores y texturas que compartes en tus ricas comidas, son todo un festín para los sentidos, y que mejor muestra que este delicioso pastel al que quisiera hincarle el diente pero ya, jaja!
    Un besito y larga vida a tu bello blog, mil felicidades nuevamente amiga querida!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Angélica muchas gracias por tus palabras, coincidimos un montón y más con esa conexión tan cercana de nuestras tierras y culturas. Mil gracias por tus plabras de verdad, el conocer tantas personas que de una u otra manera se conectan contigo y que con el tiempo se crean esos lazos entre cocinas pero más entre personas, aprecio tus palabras y las guardo en mi corazón. Desde que pueda estaré por aquí feliz de terapiar, cocinar, aprender de todas. Besos grandes

      Eliminar
  6. Muchísimas felicidades Nati, que sean muchos años compartiendo tus recetas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa, vamos por más recetas ;),
      un beso grande

      Eliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^