10.9.18

Albóndigas griegas con salsa de huevo y limón (avgolémono) / Giouvarlakia


{Bolas de carne, una receta del jardín del Olímpo}

__


Unas albóndigas que resultan familiares por la manera de prepararlas, ya que en casa se hacen cocidas, nunca fritas, ni con miga de pan (siento que con este último ingrediente se pierde un poco el sabor de la carne. Sí adquieren una textura más suave sin duda; pero las prefiero así, más potentes), esta receta que por fin he traído en este día, ha dibujado dos grandes corazones en mis ojos, al probarlas tímidamente para retratarlas, comencé con tres... y los corazones fueron surgiendo cual Remy, aquel pequeño ratoncillo de Ratatouille, ...termine devorando unas ocho (y me da hasta pena..., por poco me las acabo en una sentada... ¡plop!). 
Esta es de esas recetas que vi hace un buen tiempo y que tenía en mis lista de cocciones pendientes por probar, sobre todo por esa salsa cremosa de huevo y limón "avgolémono", (una novedad total, nunca antes había preparado esa salsa con nombre llamativo y siendo limonuda a morir, ésta es de las mías desde ahora); combinada con las albóndigas de carne que llevan arroz y hierbabuena..., es un plato delicioso. Sé que el gusto es subjetivo y que no debería decirlo, pero no puedo evitarlo, sin duda estas bellezas, las repito muchas veces más.   
Para la receta utilicé un arroz de grano largo que tenía que aprovechar (abajo verán a las pobres un poco despelucadas antes de adicionar la crema...). Se recomienda el de grano redondo, sin embargo, han quedado impresionantes. La receta la he adaptado de esta página y de esta otra. 
 
Hoy mi participación con Viaje entre Sabores , un reto que me gusta mucho, el cual nos lleva a viajar de manera virtual y en este día el destino es Grecia. Dirigido por María de los Ángeles desde su blog Recetas Abc hoy viajamos allí.
 
______________________________________________________

Tiempos}
    ·Tiempo de preparación : 50 minutos
________________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Albóndigas griegas con salsa de huevo y limón (avgolémono) / Gioruvarlakia
[Para 12 albóndigas]

[PARA LAS ALBÓNDIGAS]
- 400 gr carne de ternera molida*
- 1 cebolla mediana (65gr)
- 1/2 tomate(50gr) 
- 60 gr arroz sin cocinar** 
- 10 gr de hojas de menta o hierbabuena picada 
- 2 cucharadas de perejil picado 
- 1 huevo 
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- sal / pimienta 

[PARA LA SALSA AVGOLÉMONO]
- 2 huevos 
- zumo de 2 limones (limas)*** 
- 1 cucharada de harina 
+ caldo de carne de la cocción de las albóndigas

He utilizado carne de res, sin embargo, para esta receta creo que sería interesante utilizar carne de cordero (para gustos fuertes pienso que sería estupenda). 
** La receta original utiliza arroz bomba, en mi caso he utilizado arroz de grano largo.
*** Para quienes no gusten mucho del sabor del limón usar zumo de 1 limón (Acá aclaro que el limón que en esta zona del planeta conocemos por limón, es el verde y que en otros lugares llaman de lima).

________________________________________________________________________________________________________


«PREPARACIÓN »

Albóndigas griegas con salsa de huevo y limón (avgolémono) 
1. Picar la cebolla, la hierbabuena, el perejil, tomate y mezclar todos los ingredientes en un bol junto con el huevo y el arroz. Condimentar, amasar y llevar a refrigerar unos 15 minutos (Esto evitará que se rompan las albóndigas).
2. Formar las bolas de unos 45 gr. Poner a calentar agua (debe cubrir las albóndigas más de la mitad), cuando vaya a tomar hervor, adicionarlas. Cocinar por unos 20 minutos. Luego retirarlas y reservar el caldo resultante para adicionar una parte a la salsa de huevo.
Para la salsa de huevo y limón (Avgolémono)
1. Batir los huevos en un tazón, adicionar el zumo de limón y la harina. Mezclar bien con unas varillas. Adicionar al tazón un cucharon de caldo caliente de las albóndigas y el caldo, batir rápidamente. Adicionar un cucharón más y mezclar de nuevo hasta que esté todo bien disuelto.
2. Verter en una sartén la salsa de huevo primero y cocinar por 2 minutos, luego poner las albóndigas a cocinar de nuevo por unos 5 minutos a fuego medio-bajo sin dejar que tome hervor (para evitar que se cuaje). En este punto es importante remover con cuchara de palo, para evitar que se queme la crema. Servir tibias con perejil picado y disfrutar...


:::::::::: PASO A PASO FOTOGRÁFICO ::::::::::


Albóndigas griegas con salsa de huevo y limón (avgolémono) 
1. Picar la cebolla, la hierbabuena, el perejil, tomate y mezclar todos los ingredientes en un bol junto con el huevo y el arroz. Condimentar, amasar y llevar a refrigerar unos 15 minutos (Esto evitará que se rompan las albóndigas).
2. Formar las bolas de unos 45 gr. Poner a calentar agua (debe cubrir las albóndigas más de la mitad), cuando vaya a tomar hervor, adicionarlas. Cocinar por unos 20 minutos. Luego retirarlas y reservar el caldo resultante para adicionar una parte a la salsa de huevo.

Para la salsa de huevo y limón (Avgolémono)
1. Batir los huevos en un tazón, adicionar el zumo de limón y la harina. Mezclar bien con unas varillas. Adicionar al tazón un cucharon de caldo caliente de las albóndigas y el caldo, batir rápidamente. Adicionar un cucharón más y mezclar de nuevo hasta que esté todo bien disuelto.
2. Verter en una sartén la salsa de huevo primero y cocinar por 2 minutos, luego poner las albóndigas a cocinar de nuevo por unos 5 minutos a fuego medio-bajo sin dejar que tome hervor (para evitar que se cuaje). En este punto es importante remover con cuchara de palo, para evitar que se queme la crema. 
3. Servir tibias con perejil picado y disfrutar...
Notas 
Me parece que estas albóndigas con carne de cordero molida, también quedarían impresionantes (me queda por probarlas) 
El tipo de arroz que utilizan para esta receta es arroz bomba (yo utilice un arroz de grano largo que también queda muy bien). 
La salsa tiende a cuajarse un poco cuando se enfría, en ese caso, adicionar más caldo y remover llevar al fuego, para ligar la salsa de nuevo.
*
Una receta que es novedosa para el paladar de la suscrita, de esos descubrimientos salados, que vale la pena conocer y que para estos gustos de limón (que como ya he dicho otras veces, el que utilizo en todo lo que dice limón es el que acá se conoce como tal, sí..., ese de piel verde y que en otros lados llaman de lima), resulta impresionante.

Y luego de estas dos entradas seguidas, de hojas de ocumo rellenas, como estas suculentas albóndigas griegas, me despido hasta dentro de unos días, les deseo una feliz semana llena de bonitas cosas y grandes retos. ¡Besos! 

***
*
*
***

Para ver todas las recetas del viaje 
a Grecia, acá está el enlace



#viajeentresabores

#poesiaculinaria




*
***

*****

Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


_________________________
Agradezco cada comentario y 
estaré atenta a las inquietudes que se presenten.




nati

[❤︎]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

13 comentarios:

  1. Hola Natalia!!
    Qué salsa más curiosa pero rica a la vez. La tengo que probar.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. me encantan las albondigas y estas te han quedado preciosas y no dudo que riquísimas también. Desde luego no te pierdes un reto ehhh
    Mil besitos mi Nati.
    Feliz semana
    Rosa

    ResponderEliminar
  3. Gosto muito de almôndegas , nunca juntei arroz e fiquei curiosa.
    Essas ficaram uma maravilha, fiquei com vontade de provar.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  4. Me agarraste con la salsa limonosa! Se ve exquisito este plato. Voy a tener que probar!

    ResponderEliminar
  5. Querida Natalia, me llama la atención que esta receta sea griega, porque hace años que mi hermana mayor cocina las albóndigas de modo similar, con algunos pequeños matices, como el arroz, ella pone pan, pero le pone limón y hierbabuena, eso sí. La verdad es que están muy ricas, por lo que no dudo de lo que nos dices, a mí también me pasa cuando cocino albóndigas, es irresistible la tentación de comer algunas, jajaja.
    La salsa de huevo tampoco me resulta desconocida, sin saber que era griega, pero es que hace años, la madre de una amiga me enseñó a ligar la salsa de cocción de las albóndigas batiendo un huevo y mezclándolo con un poco de caldo, se le añade justo antes de apagar el fuego y listo para comer, pero ahí no te voy a engañar, ese método no me gusta nada porque como se caliente demasiado, el huevo se cuaja un poco, quedando una textura como cortada, tu método me gusta mucho más, es más una velouté, tengo que probar tu salsa, porque yo que también soy muy limonera, y se me hace irresistible, jejeje.
    Besos y gracias por tan rica receta.

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Natalia.

    Al fin le llega el turno a tu cocina para pasar tras mi parón vacacional ¡qué ganas tenía! Y me recibes con un plato de la cocina griega que tanto me gusta.

    Lo de hacer las albóndigas hervidas me ha gustado. Me resulta novedoso, porque siempre las he visto hacer fritas (aunque después se hagan en salsa o con un caldo) pero curioso y una manera a probar por el hecho de reducir considerablemente las calorías del plato en cuestión.

    Lo de poner arroz en las albóndigas no recuerdo haberlo visto, aunque sí el limón y el huevo. Mi madre, cuando las hace en caldo, bate un huevo y le añade el zumo de un limón y lo añade a la vez que bate justo antes de servir. En casa nos encanta el saborcito que deja en el caldo y no quedaba ni una gotita en los platos. No es que sea lo mismo pero me da a mí que va a tener un origen similar...

    Tomo buena nota y las haré en casa que me ha parecido un plato bastante interesante

    ¡Besos mil!

    Por cierto, preciosa la nueva imagen.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nati! Ya estoy operativa y me reincorporo a la blogosfera jeje! He viajado un poco este verano pero es verdad que con tu receta sigo viajando, es muy curioso todo! La manera que tienes de preparar estas deliciosas albóndigas sin pan y cocidas no fritas, la salsa con un nombre que no creo que recuerde jeje y que sean griegas cuando tu eres de Colombia, todo eso hace que sea una receta increíble! Ah y lo de los limones que los que llamamos lima son limones para vosotros también me ha encantado saber eso! No me suelen gustar las albóndigas pero con todos los cambios que les has hecho estoy decidida en probarlas a la griega jeje! Un besote guapa! Me llevo unas cuantas ;)

    ResponderEliminar
  8. Que maravillosas albóndigas!! Dan más ganas aún de ir a Grecia y probarlas allí!! Bs.

    ResponderEliminar
  9. Hola, la cocina griega es espectaular, prueba de ello es este plato de albóndigas tan rio y con esta salsa tan espesita y fina. Se convierte en un plato elegante !! Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Hola Natalia, interesante receta por donde se le mire, en primer lugar, el nombre de la salsa que creo es mas fácil comerla que pronunciarla, jaja. Veo que el arroz es crudo (pensé que se adicionaba cocido), ya con eso no necesita pan para hacer las bolitas; la cocción en agua, wow, nunca las había visto así, las he hecho al horno para no freír, pero en agua tengo que probarlas.
    Me parece una receta espectacular como toda la comida griega, con un pan para mojar esa salsita y nada mas, delicioso!
    Un besito y feliz sábado!

    ResponderEliminar
  11. Natalia, mira tú lo que he tardado en venir a verte, unas albóndigas muy originales, no tenía idea de su existencia. Deben ser un bocado maravilloso y diferente totalmente a nuestras bolitas... ja ja
    Me encanta la salsa, hay que hacerlas sí o sí
    Una receta estupenda.
    Muchos besos y te deseo una muy buena semana

    ResponderEliminar
  12. Que interesante receta Nati. Toda una novedad, tanto albóndigas como salsa... Indudablemente son recetas que hay que probar. Que chistosas las albóndigas espelucadas jajajajaja. Debe estar deliciosas, excelente participación mi Nati.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por sus comentarios, los leo todos y aunque muchas veces no alcanzo a responder, sepan que los apreció montones y de igual manera aprecio el tiempo que dedican al pasar por este lugar.
    Siempre bienvenid@s,

    Gracias Totales!!!!
    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^