20.9.18

Bizcocho de moreras para amor y amistad, ...el resultado de la recolecta de este año


Viviré en tu recuerdo
como un simple aguacero
de estrellitas y duendes
vagaré por tu vientre
mordiendo cada ilusión.

Vivirás en mis sueños
como tinta indeleble
como mancha de acero
no se olvida el idioma
cuando dos hacen amor.

Me tosté en tus mejillas
como el sol en la tarde
se desgarra mi cuerpo
y no vivo un segundo
para decirte que sin ti, muero.

Me quedé en tus pupilas, mi bien
ya no cierro los ojos
me tiré a lo más hondo
y me ahogo en los mares 
de tu partida...


Andaré sin saberlo
calzare de tu cuerpo
como huellas en hierro
comeré lo que sobre
dentro de tu corazón.

Y seré un mar desierto
una frase silente
la elegía de un beso
un planeta de celos, esculpiendo una canción.



De las canciones que más me gustan, ésta es una de tantas... 

En septiembre se celebra el mes del amor y la amistad en Colombia, yo hace un montón de tiempo que no celebro esta fecha en la que se brinda por la amistad, con dulces y chocolates, flores, galletas, golosinas de todo tipo se vislumbran durante todo el mes de septiembre, en donde por tradición y casi que institución el "amigo secreto" (amigo invisible en otros lugares...) hace parte de este mes, entre familias y amigos.
 
Hoy quiero festejar en la distancia este día, que la verdad no lo celebro ya en ningún lado, es más este bizcocho ha salido sin ese motivo, pero al verlo y coincidir con esos lindos colores de las moreras y estas épocas lo traigo a colación. No suelo celebrarlo porque en Brasil el "dia dos namorados" cae en junio y me resulta extraño ese cruce de fechas (además de tener en ese mes, el cumpleaños de Mr.G...); así que, para nosotros puede ser cualquier día, cualquier noche, cualquier momento...). 
Esta receta ha llegado en este día porque aprovechando que es tiempo de moreras que ya se vislumbran por los alrededores de casa, están en plena cosecha y con estas deliciosas frutas, también se escucha la llegada de los loros a la ciudad. Van volando muy felices por parejas siempre; acá no puedo evitar recordar la película Río (con su increíble música, sabor, y espectacularidad, porque de verdad que transmite mucho ese sentimiento del pueblo brasileño, con sus aves, colorido, música, baile, arte, arquitectura..., en fin.)  
Literalmente en la ciudad por esta época llegan los loros volando por toda la ciudad, son los verdes con amarillo, (nunca había visto tantos loros, volando en espacio abierto..., que bonito). Aquellos loros azules de la película tristemente debo decir que están en vía de extinción. 
Hace unos días, en las salidas de bicicleta de tarde de domingo, hemos ido en plan recolección de moreras (moras de morera, acá algunas recetas que tengo como resultado de la recolecta de septiembre)  y la verdad es que no ha sido fácil esta vez, creo que ya muchos vecinos de la zona tienen ubicados los árboles y entre los que sabemos de su existencia y mis amigos loros..., pues la cosa estuvo reñida para recolectar un poco menos de medio kilo.
El crédito esta vez (y todas las anteriores...) lo tiene el señor Mr.G, porque es el más juicioso recolectando y "guardando". Yo, por mi parte soy como una chiquilla loca por las moras, fresas, frambuesas, cerezas y demás frutillas del bosque. Si se atraviesan por mi camino, claramente no dudo en cogerlas y comerlas al instante, al final termino con dolor de panza. Esta vez, en vista de la poca cosecha, (que creo debemos madrugar el sábado en la mañana y no el domingo en la tarde, para ver si tenemos más suerte...); el señor Mr. G, es quien ha logrado llegar a los 300 gramos de moras. Así que, como no sabía si volveríamos a recolectar de nuevo, esta vez cerré el pico con las que pudimos obtener y las reservé para un bizcocho que hice hace mucho tiempo y que a inicios de mes el fb me lo recordó. La provocación fue total... y por fin lo comparto.
De este bizcocho debo decir que es en parte idea de este otro Pastel de Arándanos y Limón, el favorito de hace unos años..., y como acá me resulta imposible comprar arándanos porque valen oro..., pues hice una nueva receta con las moreras. Cabe decir que se pueden utilizar moras normalitas, pero creo que son mucho más ácidas estas últimas; en cambio, las moreras que se dan de un árbol grande que a veces llega a medir hasta 15 metros de altura (y ahí sí solo llegan los loros y los intrépidos que se suban...) de grandes hojas, y sin espinas. Dichas moras de morera resultan muchísimo más dulces y tiernas. 
De los colores, el color lila, morado, fucsia y toda esa gama que me recuerda los frutos rojos, es de mis preferidas, acá de nuevo se dibujan corazoncitos de colores cada vez que puedo experimentar moreras, cerezas, fresas, agraz, arándanos, frambuesas silvestres..., en fin, puro placer. Y como les comentaba antes, revisando fechas, este bizcocho va que ni pintado para el día de Amor y Amistad de mi querido país natal (aunque lo celebraron el pasado día 15, está claro que septiembre en Colombia es mes de dicha celebración). Así que, les comparto un trocito con todo y receta a mis amigos lejanos, a mis amigas cocinillas virtuales (y aunque no se celebre por allí, creo que la amistad vale la pena conmemorarla y que mejor que con un cachito de dulce, fruta, cariño y amor...). Feliz día.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
    · Tiempo de preparación: 20 minutos
    · Tiempo de horneado: 45 minutos

*El horno que utilizo es a gas, lo dejo en la mitad. Cada horno es un mundo, revisar pasados 35 minutos y dejar hasta que tenga un lindo color dorado.
_____________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Bizcocho de moras para día de amor y amistad
Molde de 10 x 24 cm
- 250 gr de moreras*
- 190 gr de harina
- pizca de sal
- 10 gr de polvo de hornear

- 175 gr de yogur natural**
- 3 huevos (135 gr)
- 85 gr de azúcar***
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- ralladura de 1 limón tahití (lima)
- 25 gr de ghee**** 

* Se pueden utilizar fresas, arándanos, agraz...
** Se puede utilizar suero de leche o leche vegetal
*** La cantidad de azúcar es baja para la receta, en caso de querer un bizcocho más dulce usar unos 115gr. de azúcar o poner un frosting por encima...
**** Se puede usar mantequilla sin sal a temperatura ambiente o aceite
________________________________________________________________________________________________________

«PREPARACIÓN»
Bizcocho de moreras para amor y amistad
1. Precalentar el horno a 180°C, alistar el molde que utilizaremos con mantequilla y harina. 
2. Las moreras previamente lavadas y escurridas (pasar con cuidado papel absorbente para quitar toda la húmedad). Pasarlas con (40 gr de la harina que va entre la medida general de la mezcla del bizcocho). 
3. Combinar en un cuenco líquidos en su orden: Batir los huevos con mezclador manual, adicionar el azúcar y volver a mezclar hasta disolver el azúcar. Agregar el yogur sin dulce (o suero que también puede servir), la esencia de vainilla, el ghee (o mantequilla a temperatura ambiente) y la ralladura de limón (lima). Mezclar todo.  
4. En otro cuenco tamizar la harina, adicionar el polvo de hornear y una pizca de sal, remover. Luego verter la combinación de huevos y mezclar con una espátula de goma, con movimientos envolventes. Finalmente adicionar las moreras que teníamos pasadas por harina. 
5. Reservé una parte de moreras que puse en el fondo del molde, verter la mezcla y llevar al horno por 45 -50 minutos. Hasta que haya dorado y al introducir con un palito este salga limpio. Dejar reposar un poco y luego desmoldar y poner encima de una rejilla.

:::::[PASO A PASO FOTOGRÁFICO]:::::

Bizcocho de moreras para amor y amistad
1. Precalentar el horno a 180°C, alistar el molde que utilizaremos con mantequilla y harina.  
2. Las moreras previamente lavadas y escurridas (pasar con cuidado papel absorbente para quitar toda la húmedad). Pasarlas con (40 gr de la harina que va entre la medida general de la mezcla del bizcocho). 

3. Combinar en un cuenco líquidos en su orden: Batir los huevos con mezclador manual, adicionar el azúcar y volver a mezclar hasta disolver el azúcar. Agregar el yogur sin dulce (o suero que también puede servir), la esencia de vainilla, el ghee (o mantequilla a temperatura ambiente) y la ralladura de limón (lima). Mezclar todo. 



4. En otro cuenco tamizar la harina, adicionar el polvo de hornear y una pizca de sal, remover. Luego verter la combinación de huevos y mezclar con una espátula de goma, con movimientos envolventes. Finalmente adicionar las moras que teníamos ya pasadas por harina. Remover con cuidado...
5. Reservé una parte de moreras que puse en el fondo del molde, verter la mezcla y llevar al horno por 45 -50 minutos. Hasta que haya dorado y al introducir con un palito este salga limpio. Dejar reposar un poco y luego desmoldar y poner encima de una rejilla. 


Notas:
Es un bizcocho bajo en dulce, para que lo tengan en cuenta, poner un frosting de limón si gustan, chocolate blanco, azúcar glas..., o simplemente unas chispas de chocolate blanco y a disfrutar.  
Se conserva bien entre un recipiente hermético en el refrigerador. También se puede congelar por rebanadas y luego al momento de servir, darles un golpe de calor.   




Feliz resto de semana






*


#poesiaculinaria

***
*
***
*

*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________



[❤︎]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 comentarios:

  1. Nati ¡qué cosa más rica! Adoro las moras, en la puerta de casa hay una pequeña morera que no tendrá más de cinco o seis años, la sembró un vecino que tendría en una maceta y a falta de suelo, la puso en el jardín que tengo justo en la acera de enfrente, es lo primero que veo cada mañana al subir la persiana del balcón. Otra cosa es probarlas, porque al se4 tan pequeñito el árbol, los niños la dejan “pelada” de hojas para sus gusanos de seda, una cosa que nunca he entendido, aunque es fascinante verlos hacer sus capullos, al final acaban en la basura. Espero algún día poder catarlas, porque desde niña, que había una morera en casa de una prima de mi padre, no las pruebo, y tengo una bonita historia que contar con ellas, pero eso será en otra ocasión, porque me estoy extendiendo demasiado, para decirte que tú bizcocho me hace la boca agua, jajajaja.
    Aquí celebramos el día de San Valentin, el día de los enamorados en febrero, pero nunca lo hemos celebrado con nada especial entre mi Santos y yo, como bien dices, cualquier día del año, puede tener un momento para celebrar el amor, sin necesidad de imposiciones en el calendario.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Moreras! Yo las conozco como moras de árbol. El otro día hice un rote grutze con ellas, y me encantó. Mis suegros tienen un árbol en el patio y están encantados de que las recoja antes de que caigan y lo pongan todo perdido!

    ResponderEliminar
  3. Hola Natalia!!
    Un bizcocho que quita "To el sentio" como se dice en Andalucía España.
    Las moras silvestres les encanta a mi hija, a mí ya no tanto, pero ese bizcocho lo devoro si me lo pones delante.

    Un beso y a celebrar cuando se quiera :)

    ResponderEliminar
  4. El corte se ve fabuloso.
    Un estupendo día :-)))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Querida a miga, siempre disfrutando con tus post. Leerte es un placer y disfruto con tus recetas muchísimo. Ya te lo he dicho alguna vez y no me caso de repetirlo. Este bizcocho es puro arte. Delicioso y muy muy bonito. Algo importante porque con la vista también se come y con estos colores naturales no hay quien se resista. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  6. Querida Nati. Ayer salí con unos amigos de excursión y me tocó ir en la parte trasera del coche. Leí toda tu entrada y cuando iba a comentar, empezaron las curvas y no pude por si acaso acababa mareada.
    Inicias con la letra de una canción preciosa. Después, la historia de ese día tan querido para ti que se celebra en tu país. Me ha parecido una tradición muy bonita. Como colofón, la receta de un bizcocho delicioso y con moras. Yo sólo había probado las de zarza y un día, aquí cerca encontré un árbol, pero la gente no deja muchas y no pude mas que probar un par.
    El color y la textura ya dicen lo rico que tiene que estar.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Empezaré diciendo que tu post de hoy es precioso y me ha erizado el vello según lo iba leyendo.Con respecto a la receta, en mi zona se distinguen dos moras: las de zarzal y las de morera que aunque se llamen igual son muy diferentes. Yo suelo salir al campo y recoger las de zarzal, las redondas, pequeñas y negras como la noche. Te ha quedado un bizcocho realmente delicioso, me encanta ese bonito color que le pasan las moras a la masa...es como un cuadro!!! Bss

    ResponderEliminar
  8. Natalia, qué espectáculo de bizcocho, sencillo pero bello, con toda esa fruta! Y qué suerte poder recolectar esas frutas con esa libertad y lo que dejen los vecinos y loros, jaja! que aquí también cuestan un ojo de la cara y que sólo compro cuando están en oferta en el super. Hace unos días compré una cajita de estos blackberries y la usé para decorar una receta que ya viene por ahí pero mayormente me las comí así no mas, pues la cajita es bien pequeña y además quería disfrutar de la fruta como tal, estaban muy dulces y deliciosas!
    Ya sabes en Venezuela este día lo celebramos en febrero. Hace unos días vi un video que decían que ese lorito azul de la película ya esta extinto oficialmente, qué tristeza como estamos acabando con nuestra madre naturaleza :(
    Un besito!!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por sus comentarios, los leo todos y aunque muchas veces no alcanzo a responder, sepan que los apreció montones y de igual manera aprecio el tiempo que dedican al pasar por este lugar.
    Siempre bienvenid@s,

    Gracias Totales!!!!
    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^