9.11.18

Mar de anacardos y leche de coco en galleta de frutos secos - Paseo a la orilla del mar...


A lo lejos la veo a ella..., la idea del mar, el sonido de las olas, la sensación de estar inmersa en alguna playa de cualquier lugar la hace feliz. Camina sola por la arena, mientras las olas se acercan lentamente a sus pies desnudos. Va rodeando aquella playa solitaria, junto con la brisa que revolotea juguetona entre las ondas de su cabello suelto, viento feliz que se entrelaza y se cruza por su cara. Ella, con esa manera sutil y estilo único lo lleva atrás de sus orejas de elfa; pero, la brisa es más fuerte que su intención. Mira hacía el suelo y voltea a ver solo un instante el camino de huellas que dejan esas pisadas suaves que compone su característico bamboleo de caderas. Plasmadas en un ritmo de efímeras pinceladas que, lentamente se van difuminando; de repente, alguien pasa a su lado caminando también, una mujer mayor con un vestido blanco que como suspendida en el tiempo oculta sus ojos y parte de su rostro, el ocaso de un día soleado se hace presente y allí entre las gaviotas que regresan a casa y los rayos de sol que tímidamente se cuelan entre las nubes grises, despide aquel día, con la mirada en el horizonte. La metáfora de la vida se captura en aquel ritmo anacrónico de momentos. Ha compartido un segundo con su otro yo, en medio del crepúsculo mágico de tiempos e instantes entrelazados.
________________




  
Hoy llego con una participación que conjuga arte y cocina; siendo día 9, la cita es con el reto CocinArte. Donde María desde su delicioso espacio In my little Kitchen, nos invita cada mes a descubrir un cuadro, analizando algún pintor, estilo, época... una ventana que nos lleva a crear deliciosas recetas a partir de alguna de sus obras Así que, para quien guste de la idea de conjugar arte y gastronomía, este reto resulta como caído del cielo, es entretenido en la manera de interpretar los cuadros y también se aprende siempre. Les comparto el grupo por si alguien desea unirse.  
Paseo a orilla del mar. Óleo sobre lienzo. 205 cm. x 200 cm. Museo Sorolla.

En esta ocasión el cuadro inspirador es el 
Paseo a la orilla del mar del pintor español Joaquín Sorolla. De acuerdo a lo que he leído, fue pintado en el verano de 1909, acontece en las playas de Valencia, España. En dicho cuadro aparece su esposa y su hija en el paseo por la playa, nos muestra esos preciosos colores del mar, la luz que quizá al medio día se refleja en los vestidos blancos muy de moda para las mujeres de clase alta de aquella época, donde la arena y el agua se equilibran en medio del par de siluetas blancas que de manera elegante caminan por dicho lugar. 


Debo decir que el mar me cautiva, y para esta oportunidad pensé en algo dulce, suave, fresco, húmedo.... Me he decidido por una idea dulce porque los tonos de este cuadro me transmiten eso, varias interpretaciones las realizo por la paleta de color y esta vez además me pareció genial toparme con esta idea, y quise intentar un poco sentir el agua fría y fresca del mar, la arena de aquella playa, el estilo de colores pasteles y las suaves pinceladas de esta obra. 
Para ello, luego de un intento fallido de querer crear un colorante natural azul con el proceso de la lombarda, (que la verdad, sí se obtiene el colorante y funciona muy bien, pero en líquidos) que en esta entrada aproveché una parte del sobrante de dicho proceso. Sencillamente, para pintar una crema como la que tiene esta receta, no funciona, queda demasiado pálido, casi gris y lo que quería era un degrade de olas de colores que se difuminan, ondas de diferentes azules, en medio de un mar de varias tonalidades. Inicialmente quería utilizar un té de flores que es azul, pero en esta ciudad sencillamente no se consigue. En inglés se llama "Butterfly pea flower tea". Bueno y después de enrollarme con estas pruebas de lombarda, definitivamente no tuve más opción que poner colorante y hasta aquí la historia del colorante natural.


No tuve otra opción que utilizar colorante artificial, que tampoco es que sea algo de todos los días y el efecto que da es justo lo que quería. Bien se puede reemplazar creo que maravillosamente con este té azul por si lo consiguen. 
Mi propuesta en esta ocasión parte de la idea de plasmar la arena y el mar, la tierra y el agua..., hasta busqué un postre japonés que es transparente y bien sencillo (pero algo insípido quizás..., algún día me pondré a experimentar),a la final no me transmitía todo el color que contiene esta obra. Y como el color para mí era fundamental, pues sencillamente he querido jugar con anacardos previamente hidratados y leche de coco conservada en el refrigerador por una noche.
Otro elemento importante en textura es la tierra, en este caso la galleta de frutos secos, que bien puede ir cruda, pero yo preferí hornearla. Esta galleta simboliza un poco esa arena, rodeada por un mar de leche de coco y crema de anacardos y culminada con velos de coco tostado, y unas gotas de chocolate blanco...
 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
    · Tiempo de preparación mar de anacardos: 25 minutos
    · Tiempo de congelado: 3 horas
     · Tiempo de preparación y horneado galleta: 30 minutos
________________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Mar de anacardos y leche de coco en galleta de frutos secos - Paseo a la orilla del mar...
[Molde de galleta 14 cm  / Molde del relleno de anacardos y crema de coco 12 cm ]

[Mar de crema de anacardos y leche de coco] 
- 110 gr de anacardos* (castaña de cajú)
- 160 gr de crema de coco refrigerada una noche
- 22 gr azúcar o (xilitol**)
+ colorante azul

[Galleta de frutos secos] - rinde 460gr.***
- 50 gr hojuelas de avena
- 50 gr de coco deshidratado
- 62 gr de almendras trituradas*
- 10 gr de pistachos picados
- 8 gr dátiles*
- 55 gr damascos*
- 15 gr sultanas*
- 10 gr bayas de goji*
- ralladura de 1 naranja
- zumo de 1 naranja

- ralladura de 1 limón

Para decorar: láminas de coco tostado, birutas de chocolate blanco (opcional)

** azúcar de abedul
*** Utilicé una tercera parte de base de galleta para esta receta
NOTA: - Los ingredientes con un 
* son hidratados en agua por una noche y el peso que tienen, es el inicial.
      - Es una tarta baja en dulce
________________________________________________________________________________________________________

Activar frutos, la noche anterior...
Para esta receta active los anacardos, almendras, damascos, dátiles, sultanas, bayas de goji. Se puede realizar la base de galleta sin hornear. A mí me gusta más que quede crujiente, pero no hay ningún problema en dejarla cruda. Es importante, desechar el agua resultante de hidratar estos frutos. 

________



«PREPARACIÓN»

Mar de anacardos y leche de coco en galleta de frutos secos - Paseo a la orilla del mar...
1.  Procesar los anacardos ya hidratados hasta obtener una crema suave. Mezclar con la leche de coco y dividir la preparación en 5 partes dejando la blanca con mayor cantidad. Poner unas gotas de colorante a cada taza restante hasta obtener los colores deseados. 
2. Alistar un cilindro de 12 cm o un molde forrado con papel film. Luego haremos la combinación que debe ser siempre desde el centro, poner una cucharada grande de relleno blanco, luego en el centro sobre la de blanco una de azul claro, luego sobre esa una de azul más oscuro y así sucesivamente, siempre desde el centro. Los círculos se irán extendiendo solos. Es importante no moverlos para crear ese efecto de cebra interno y de ondas externo. Llevar al congelador por unas 3 horas. Abajo la foto de la mezcla final, al terminar de poner todo el relleno. 

Para la galleta de frutos secos...
1.  Poner en un bol las almendras hidratadas y procesadas, con el resto de fruta procesada, adicionar la avena, coco seco, ralladuras, zumo de naranja, pistachos partidos. Mezclar y amasar hasta formar una bola.
2. Extender una tercera parte en un molde removible, debe quedar bajita y delgada. (Solo utilicé una tercera parte de la mezcla completa, que pueden usar en otras galletas). Se puede dejar la galleta cruda o también, como en mi caso, hornearla a 180°C por unos 15 minutos, hasta que esté ligeramente dorada. Dejar enfriar.  
3. Una vez congelado el relleno, desmoldar y poner sobre la galleta. 
4. Decorar con coco tostado y algunas gotas de chocolate blanco. Para servir, se puede dejar templar un poco para que adquiera esa consistencia cremosa deliciosa.
Es una tarta pequeña, cada pedazo resulta contundente, todo lo que lleve esta mezcla de frutos secos es poderoso y no requiere de grandes trozos para quedar bien. Cabe repetir que es baja en dulce. Así que, para gustos más dulceros, incrementar proporciones. 


:::::::::::: Paso a paso fotográfico ::::::::::::

{Mar de anacardos y leche de coco en galleta de frutos secos}

Para el mar...
1.  Procesar los anacardos ya hidratados hasta obtener una crema suave. Mezclar con la leche de coco y dividir la preparación en 5 partes dejando la blanca con mayor cantidad. Poner unas gotas de colorante a cada taza restante hasta obtener los colores deseados. 


2. Alistar un cilindro de 12 cm o un molde forrado con papel film. Luego haremos la combinación que debe ser siempre desde el centro, poner una cucharada grande de relleno blanco, luego en el centro sobre la de blanco una de azul claro, luego sobre esa una de azul más oscuro y así sucesivamente, siempre desde el centro. Los círculos se irán extendiendo solos. Es importante no moverlos para crear ese efecto de cebra interno y de ondas externo. Llevar al congelador por unas 3 horas. Abajo la foto de la mezcla final, al terminar de poner todo el relleno. 

Para la galleta de frutos secos...

1.  Poner en un bol las almendras hidratadas y procesadas, con el resto de fruta procesada, adicionar la avena, coco seco, ralladuras, zumo de naranja, pistachos partidos. Mezclar y amasar hasta formar una bola.


2. Extender una tercera parte en un molde removible, debe quedar bajita y delgada. (Solo utilicé una tercera parte de la mezcla completa, que pueden usar en otras galletas). Se puede dejar la galleta cruda o también, como en mi caso, hornearla a 180°C por unos 15 minutos, hasta que esté ligeramente dorada. Dejar enfriar.  


3. Una vez congelado el relleno, desmoldar y poner sobre la galleta. 


4. Decorar con coco tostado y algunas gotas de chocolate blanco. Para servir, se puede dejar templar un poco para que adquiera esa consistencia cremosa deliciosa


Es una tarta pequeña, cada pedazo resulta contundente, todo lo que lleve esta mezcla de frutos secos es poderoso y no requiere de grandes trozos para quedar bien. Cabe repetir que es baja en dulce. Así que, para gustos más dulceros, incrementar proporciones. 


Se conserva bien en el congelador y para el momento de servir es bueno cortar las porciones y dejarla templar unos 20 minutos en caso de estar congelada. 

#retococinArte

#poesiaculinaria



______




Esta semana ando un poco perdida y con un montón de citas pendientes por varias cocinas..., prometo pasar de a poco, este mes es loco en casa, entre salidas, cuadre de fechas con un viaje que sé que haré, pero que aún no tengo certeza de la fecha ni compra de pasajes (que como lo veo, tendré que hacer escalas largas...), la cosa se pone medio ansiosa por acá, así que mejor les dejo un trocito delicioso de esta delicia. Y mañana de nuevo caigo ;)


***
*



***
*



*****

Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________







[❤︎]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18 comentarios:

  1. que bien has interpretado el cuadro Nati, que bonito color azul en la tarta y que tarta más preciosa además.
    Cada vez te superas a ti misma y mira que eso es muy difícil.
    Mil besitos y feliz fin de semana
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Una de las aportaciones más espectaculares que he visto para este reto. Siempre te trabajas muchísimo tus recetas, pero las de los retos más aún si cabe. Mis más sinceras felicitaciones por este mar, con esos azules de las olas que tanto te costó crear al principio pero del que has salido triunfante.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Natalia!! Me encanta Sorolla, y he tenido la suerte de ver este cuadro personalmente, y te aseguro que verlo en vivo es una maravilla, es precioso, bueno, como toda su obra. Ese mar, la Malvarrosa, ahora, no es tan azul como en los cuadros de Sorolla, pues tira más a verdoso, según el día que haga. Un mar donde me he bañado infinidad de veces, muy cerca donde Sorolla tenía su casa.
    Ya te digo que este reto me parece dificilísimo, y aunque tu postre me recuerda más a un cielo azul con una nubes blancas en un día espléndido de sol, si que creo que el día que pintó Sorolla este cuadro, hacía un día así de espléndido, y es que en Valencia, el sol y el cielo azul, es un gran protagonista, así que que creo que el reto ha vuelto a ser alcanzado magistralmente por ti.
    En cuanto a la elaboración de la tarta me resulta muy curiosa, no he probado antes un postre así, con esa textura, que parece una cheesecake, y ya ves, luego, nada que ver. Nutritiva y rica, sin duda. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Natalia me encanta!!!! tu arte :-)))))))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Hola, un paseo por el mar me da vida y ganas de seguir adelante, me da fuerzas. Soy de mar, de playas sobre todo cuando no hay nadie. Son sensaciones difíciles de explicar. tu receta me ha llavado a dar ese paseo que de vez e cuando necesito. SIn duda debe ser una delciia y como siempre tan elegante y delicada. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Natalia, es la primera vez que paso por tu blog, por supuesto me quedo con el me hice seguidora tuya. Me encanta tu receta ¡Cuanto arte hay en ella! y que exquisita debe estar, muy bien explicada. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  7. Esto si que es poesía y arte. Te ha quedado genial, el tono de azul el que yo buscaba pero no conseguí... perfecto.
    Felicidades por el reto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Alucinante Natalia, tu pastel debe ser mágico, porque hasta aquí me llega el murmullo de las olas. Lo has clavado, con o sin colorante natural, pero te ha quedado precioso.
    Mirar un cuadro de Sorolla, es como transportarse a otro tiempo a través del "alféizar de una ventana", adoro el Impresionismo y el Costumbrismo, bueno en general todo lo que sea Arte me gusta; Visitar museos es mi pasatiempo favorito, especialmente cuando voy de viaje, no nos perdemos ni uno. No sé si has tenido la suerte de admirar la Obra de Sorolla, pero si no has tenido la ocasión, te la recomiendo encarecidamente. No sé si te conté que desde niña me ha encantado dibujar, y dicen que no lo hago mal, pero desde hace años que no me pongo lápiz en mano ante el papel, sobre todo porque cuando conocí a mi marido, me regalaba pequeñas acuarelas pintadas por él mismo, y entonces me di cuenta que el talento es algo innato y que el artista aquí era realmente él, ni imaginas lo bien que pinta, por cierto en la edición de Fragonard se me pasó comentarte que tiene un cuadro pintado por él, La Rosquilla, un "bomboncito" del cual estoy enamorada, y para darme el gusto, me pintó una copia exacta preciosa.
    Nati querida, tómatelo con calma, que al final estas cosas que nos estresan tanto pueden pasarnos factura. Mejor poquito a poco, y no te preocupes por nuestras cocinas, que ya sabemos que es imposible estar en mil sitios a la vez.
    Un millón de Besos, y disfruta del fin de semana, que seguro te lo has ganado.

    ResponderEliminar
  9. NO cabe duda que la tarta ha quedado preciosa y efectivamente parecen las olas del mar con su espuma y todo.
    Una tarta estupenda, me encanta.
    Para saber el porque el agua de la lombarda no te ha funcionado, deberías leer el post que Maggie tiene publicado sobre ese tema, el PH creo que es muy importante......
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Refleja perfectamente a Sorolla, has dado en el clavo Natalia. ¡Precioso!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  11. Natalia, qué bonito todo el proceso de creación de esta receta, has logrado plasmar esa tranquilidad de la obra, los colores y frescura del momento.
    He querido probar esa crema de merey, se ve deliciosa y muy cremosa, y estas galletas de base son otra cosa que me encantaría probar, como dices, son contundente en sabor, nutrientes, fibra y textura.
    Bella receta! Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. La verdad es que es un cuadro fantastico! Me sabe mal que no te sirviera el colorante (probaste a cambiar pH imagino) pero si consigo algo te lo cuento! Por lo demas, viendo tu tarta tan bonita estoy ya nadando en la playa entre la espuma de las olas....y degustando su sabor! Mmmmmmmmmmmm Besos bonita

    ResponderEliminar
  13. Totalmente una obra de arte!!
    Es impresionante!! Bonita y rica. No se puede pedir más!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Querida Nati. No quería dejar de leer tu paseo por el mar de mi tierra. Como Sorolla (pintor espectacular que sabía reflejar la luz y el color de esta tierra) a pesar de las dificultades, has conseguido interpretar el cuadro como nadie. Las interpretaciones, si no se consiguen, sería mejor ser honestos y no publicarlas. Es mi opinión sincera porque es lo que se pide en el reto y tú lo has conseguido a las mil maravillas.
    A ver si Maggie consigue algún resultado que te aporte y que evite tener que utilizar colorante.
    Felicidades. No dudo de que además, estará bien rico.
    Más besos.

    ResponderEliminar
  15. Natalia, esos blancos y azules los interpretaba Sorolla maravillosamente, tenía esa luz personal como tú con tu postre, una maravilla en cómo has interpretado esta pintura, con sus matices y tonos. Eres una artista. El año pasado volví al museo Sorolla en Madrid, es una visita que hago cada tanto, me encanta su preciosa casa y por supuesto sus obras. Es de mis pintores favoritos junto a Isidre Nonell.
    He tardado en visitarte pues he estado en el Norte en San Sebastián y muy desconectada. Ahora voy a ir a ver lo que se me quedó por medio y no pude entrar.
    Muchos besos y buena semana

    ResponderEliminar
  16. Como siempre has preparado un postre espectacular ,el color es increible no dejas de asombrarme con la imaginacion que tienes para crear platos ,no me ves pero no dejo de hacerte la ola ,si cuando vi la foto en Instagram me encanto ahora ni te cuento.
    Te ha quedado de relujo y no dudo lo mas minimo que este de muerte relentisima.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaa.

    ResponderEliminar
  17. Estoy convencida de que el sabor de esta tarta es tan deliciosamente sorprendente como su presentación. Creo que has captado a la perfección el sentido y los sentimientos que despierta un paseo por el mediterráneo, la espuma del mar y el color del horizonte luminoso. Como siempre...Genial!!

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por sus comentarios, los leo todos y aunque muchas veces no alcanzo a responder, sepan que los apreció montones y de igual manera aprecio el tiempo que dedican al pasar por este lugar.
    Siempre bienvenid@s,

    Gracias Totales!!!!
    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^