4.11.18

Torta di Carote / Tarta de zanahoria y almendras (sin gluten)


Mito o no, en verano el zumo de zanahoria es estupendo para broncear la piel y adquirir ese lindo color canela, eso sí, con mesura, mucha mesura que el sol es cosa seria.
 ...Mi amor, coma zanahoria para fortalecer los ojos, otra de las cosas que me dice aún hoy en día mi abuela y mi madre. La zanahoria, confieso que en ensalada sobre todo rallada, no me gusta mucho, no sé, pero no me baja, se queda atorada en la garganta. Otra cosa es en zumos, pasada por vapor, en sopas, cremas, galletas, bizcochos, ...o mejor a pedazos (que a pedazos sí me gusta más..., las incoherencias de la vida, pero mejor de las texturas).  Mientras pelo algunas para realizar esta torta de zanahoria, cargada de ellas, con almendras y una nube de claras a punto de nieve, esta torta rústica y medio feíta la pobre..., llega en este día, eso sí con un maravilloso sabor. Hoy la protagonista es la zanahoria con más almendras ^_^
____________ 

Los colores de las tardes en esta época en casa siempre son estupendos, reflejos del sol que atraviesan ventanas, desde las 6 p.m. hasta llegadas las 8 p.m., los tonos rojizos se apoderan de cada pared blanca, de cada superficie que se deja conquistar por esos bonitos rayos de luz. Será por el verano que se acerca que yo solo pienso en piel canela, piel bronceada y por supuesto mucho betacaroteno para tener un color lindo; y es que esta torta de zanahoria cargada de almendras, esponjosa y aireada, llega hoy para iluminar estos días de tonos rojizos. 
Esta vez, por cuenta de aumentar un poco la cantidad de ingredientes, me confíe al alistar el molde equivocado, pero como soy terca..., pues dije, ya una vez vertido todo el contenido no hay marcha atrás. Lo peor que puede pasar es que se riegue un poco el relleno (claro, esto una lo dice con ese aire temeroso de las posibilidades de que se eché a perder o que se salga y nos ponemos en modo "cruzando dedos"). Así que, me arriesgué y aunque subió, no se rego, quedó como un honguito, no salió mal. Lo que sí sería para sufrir de lo lindo..., sería luego con la desmoldada que menos mal antes de..., tomé algunas fotos.  
Es una torta que resulta esponjosa, puro aire de nubes cada bocado, parece un algodón de azúcar (ojo, no por el dulce, sino por la textura). Tan suavecita por cuenta de las claras a punto de nieve que lleva, que se derrite en boca. Eso sí, ha sido de esas delicias que no han quedado fotogénicas pero que son ambrosía celestial.
Hoy es día dulce en el reto Cocina Regional Italiana 3.0 organizado por Maggie con su Cajón desastre de Maggie, esta vez Mabel desde Mabel's Kitchen ha sido la encargada de elegir y yo más que feliz de poder participar con esta delicia dulce del Trentino.  
De la receta y los cambios, al procesar la zanahoria me salió un poco más, de igual manera las almendras, utilicé 6 huevos (ver notas), 130 gr. de azúcar (reduje la cantidad que era de 200gr.). Utilicé un molde muy bajito para la cantidad, por lo que recomiendo tener en cuenta este punto. De igual manera, al salir mayor proporción, se demoró mucho más tiempo en el horno. Ha sido una torta deliciosa, que con mirarla se desmoronaba, esto ocurrió al desmoldar y girarla, una pequeña capa quedó en el otro plato..., pero por lo demás quedó muy bien y con seguridad la repetiré de nuevo.

_____________________________________________________________________________________________
Tiempos}
    Preparación: 25 minutos 
    Horneado: 65 minutos*
    *Horno a gas, horneando a 180°C. Cada horno es un mundo. 
_____________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Torta di Carote / Tarta de zanahoria y almendras (sin gluten)
[ Molde de 22 cm de diámetro que sea de unos 8 cm de alto]

- 270 gr de zanahoria rallada
- 270 gr de almendras procesadas
- 6 yemas (100 gr)*
- 130 gr de azúcar
- 1 cucharadita de ron
- 6 claras (200 gr)*  
- 50 gr de pan rallado**
- ralladura de 1 limón (lima) 
+ mantequilla y papel encerado para la base del molde

* La receta original lleva 5 huevos. Deben estar a temperatura ambiente.
**He utilizado "farofa" (harina de yuca tostada). 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

«PREPARACIÓN»

Torta di Carote / Tarta de zanahoria y almendras (sin gluten)
1. Precalentar el horno a 180°C y alistar el molde poniendo en la base papel encerado pasado con ghee (o mantequilla).  
2. Procesar las almendras hasta volverlas polvo. Pelar las zanahorias y procesarlas también 
3. Montar las claras a punto de nieve con picos consistentes y reservar. Aparte en un bol, mezclar las yemas con el azúcar y batir hasta tener una crema de color amarillo claro, adicionar la cucharadita de ron y batir de nuevo 
4. Adicionar la zanahoria procesada a la mezcla de yemas y azúcar, remover bien. Luego adicionar las almendras procesadas y finalmente la miga de pan (en mi caso, puse harina de yuca tostada que acá en Brasil se conoce como farofa) y la ralladura de limón. Mezclar bien.   
5. Adicionar las claras montadas por partes y mezclar con espátula de goma, haciendo movimientos envolventes, hasta haber combinado toda la mezcla. Verter en el molde de unos 22 cm de diámetro que sea más alto que el que utilicé.
6. Llevar al horno por precalentado a 180°C por unos 65 minutos (todo depende del horno) o hasta que, al insertar con un palito en el medio, este salga limpio. ver notas. Dejar enfriar bien y luego desmoldar con cuidado. 


::::::::: PASO A PASO FOTOGRÁFICO :::::::::


Torta di Carote / Tarta de zanahoria y almendras (sin gluten)
1. Precalentar el horno a 180°C y alistar el molde poniendo en la base papel encerado pasado con ghee (o mantequilla). 
 
2. Procesar las almendras hasta volverlas polvo. Pelar las zanahorias y procesarlas también 

3. Montar las claras a punto de nieve con picos consistentes y reservar. Aparte en un bol, mezclar las yemas con el azúcar y batir hasta tener una crema de color amarillo claro, adicionar la cucharadita de ron y batir de nuevo 
 

4. Adicionar la zanahoria procesada a la mezcla de yemas y azúcar, remover bien. Luego adicionar las almendras procesadas y finalmente la miga de pan (en mi caso, puse harina de yuca tostada que acá en Brasil se conoce como farofa) y la ralladura de limón. Mezclar bien.   
5. Adicionar las claras montadas por partes y mezclar con espátula de goma, haciendo movimientos envolventes, hasta haber combinado toda la mezcla. Verter en el molde de unos 22 cm de diámetro que sea más alto que el que utilicé. 

6. Llevar al horno por precalentado a 180°C por unos 65 minutos (todo depende del horno) o hasta que, al insertar con un palito en el medio, este salga limpio. ver notas. Dejar enfriar bien y luego desmoldar con cuidado. 



Notas:
| Al estar separando huevos, se me fue uno entero y lo intenté separar... por ello aumenté la cantidad..., esto es el detrás de la receta. La receta original lleva 5 huevos. A la próxima que repita le reduzco los huevos a 5 por si cambia en algo y actualizaré esta entrada.   
| Ha quedado tan esponjosa, que se siente cada bocado el sonido de nube derritiéndose. Lo mismo, la textura externa, no sé si sea porque acá hace mucho calor ya, la capa superior de la torta al tocarla con los dedos, se tiende a pegar y por ello que varias fotos se ven con huequitos, al estar manipulando la torta de un plato a otro luego de desmoldar.  
| De sabor como ya lo dije quedó deliciosa, llena de almendras y zanahoria combina muy bien. Resulta ser sin gluten para quienes no lo toleran y la reducción de azúcar es perfecta. 
| De la temperatura del horno, la receta original decía hornear a 200°C, yo caí en la cuenta luego de realizarla y por ello les pongo lo que se gastó mi tarta con la cantidad que hice a 180°C que fue más o menos 65 minutos. Siempre es bueno introducir en el centro con un palito para ver que salga limpio. Para desmoldar, es necesario dejar enfriar bien.  
| Se conserva estupenda en el refrigerador, entre un recipiente hermético, no se pone seca. 


Les guardo un cachito con estos rayos de sol que me encantan, en una tarde anaranjada y sol resplandeciente.  




*
**


(adaptada de esta receta que nos envió Maggie) 




***
*








***
*******************
Reto Cocina Regional Italiana
Noviembre 4 / 18 

Receta de Trentino - Dulce 
 Torta di Carote 








*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________





[❤︎]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 comentarios:

  1. Buenos dias por aqui Nati! me gusta prepararme mi cafe y visitar a mis queridas acompañantes de reto y ver sus maravillosas aportaciones...y con la orquidea, que es la flor que mas abunda por aqui junto con los tulipanes, me has tocado la fibra...Te dire que a mi si me gusta la zanahoria cruda, a bocados o rallada, la que no me gusta tanto es cocida asi que procuro que desaparezca en el guiso jajajaja Y desde luego creo que esta tarta nos ha sorprendido y maravillado a todas, la textura, el sabor, el crunchy de la almendra TODO! Y por cierto, se conserva bien fuera tambien, siempre tierna. A mi es una tarta que me recuerda al otoño y se queda en casa si o si. La tuya es preciosa y sabrosa, digas lo que digas jajajajaja. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Natalia!! Estoy contigo que como más me gusta la zanahoria es a bocados, donde aprecias todo su sabor de verdad, y también me gusta en ensaladas, en eso no coincido contigo, y como menos, es precisamente cocinada, ¡¡salvo en dulces!! que con azúcar me va lo que sea, ja, ja.
    Tu tarta se ve esponjosa de verdad, como si de algodón se tratara, ese efecto de las claras montadas, hacen muy esponjosas las tortas, y la jugosidad que le aportan las zanahorias y las almendras molidas. Me ha gustado mucho esta especie de bizcocho vaporoso, tiene que estar rico, rico. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. que bonita te ha quedado Nati y que rica estaba !!!! en casa no duró nada porque somos unos golosos de tomo y lomo, jajajaja
    Feliz domingo y un gran beso
    Rosa

    ResponderEliminar
  4. Nati tu tarta se ve tremenda, me encanta la combinación que has elegido, entre almendras y zanahorias, imagino lo densa y jugosa a la vez y se me hace la boca agua, seguro estará deliciosa.
    Me gusta como decribes la luz que se cuela por tus ventanas, y cómo augura el verano que se acerca, aunque ya sabes aquí estamos en pleno Otoño, y hoy precisamente ha sido de esos días fríos y un tanto grises, que ami particularmente me gusta, porque es lo que apetece, frío, y más frío, después del caluroso verano que hemos dejado atrás.
    Por cierto en cuanto a lo de si la zanahoria ayuda al bronceado, no hace mucho el Chef Alberto Chicote, hizo un programa documental sobre los alimentos, en el que se someten a estudio determinadas cosas, entre ellas hicieron un experimento a base de zanahorias, donde dos hermanas gemelas idénticas estuvieron comiendo durante un mes una dieta determinada, una de ellas a base de zanahorias y la otra sin ellas, y pasado el tiempo, la que había comido zanahorias había cambiado de tonalidad su piel, pero no estaba morena porque no había tomado el sol, solo es un exceso de una sustancia que posee la zanahoria (no recuerdo su nombre), que hace que se acumule en nuestra piel tornándola anaranjada (un falso moreno), lo que pasa es que si se toma el sol parece que el bronceado es mayor, pero no es así.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Estupenda tu receta @Natalia como siempre fotos preciosas, a nosotros en casa tambien nos encanto

    ResponderEliminar
  6. Nati, riquísima tu torta de zanahorias. Este tipo de tartas/bizcochos me vuelven loca, me encantan!! Además, tiene un color precioso y con la luz que tomaste las fotos, aún más. Qué importante es ese detalle, eh? Hace que los platos, dulces y presentaciones luzcan de otra manera, más bonita, aún si cabe. A mi las zanahorias me encantan, sobre todo rallada... jajaja, justo lo contrario que a ti. En guisos y cocida, la suelo usar, pero no es mi forma favorita de comerla, ya te digo que cruda y en encurtidos es como más me gusta. En fin, para que veas que el libro de los gusto es inmenso... jajaja. Me llevo un trocito de tu tarta de zanahorias que aquí está haciendo un otoño bastante frío y apetece un montón con una infusión bien calentita.

    Besos y hasta pronto, amiga.

    ResponderEliminar
  7. Ummm que rica esta esta tarta!

    Es una receta muy otoñal, pues el olorcito al hornearla te quita el frio jejeje. La estética me encanta y tus fotos son lo mas.


    Un beso,

    ResponderEliminar
  8. Que provocativa tu torta di carote!!!!! de verdad que en las fotografías se nota lo esponjosa que quedó ... me imagino su sabor y se me hace agua la boca!!!!!! me gusta mucho la cocina del Trentino Alto Adige, sobre todo sus tortas y panes, esa inclinación que tienen a la cocina tirolesa, ...una de mis favoritas es la "Torta di grano saraceno" rellena con frutos rojos, una verdadera exquisitez

    ResponderEliminar
  9. Te quedó estupenda Natalia!, vaya pinta que tiene!
    yo también me llevo un trocito de la tuya, gracias.
    Besos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^