9.12.18

Pandoro con crema de ricota, chocolate blanco, naranja... en pesebre de galletas de jengibre y canela


Calor de hogar, desayunos compartidos, aires de Navidad en medio del frío de mi ciudad natal, hacen que el compartir momentos y segundos con quienes no ves hace un buen tiempo, sea lo más importante, más que cualquier regalo físico. Nada mejor que la presencia de un abrazo, la sonrisa espontánea de un te quiero..., lo valen todo, para cargar energías, para recargar tu ser.

________________


Reconozco que para esta maratón especial de participaciones navideñas que llevo, tuve que recurrir a reutilizar recetas y en esta ocasión me cayó de maravilla ver Pandoros rellenos, ya saben que en esta entrada hice todo el proceso en la elaboración de este delicioso pan dulce italiano primo del Panettone. Pues bien, hoy propongo utilizar un Pandoro que lleve un par de días de horneado para convertirlo en otra delicia más.  
 
He sido lo más recursiva posible, ya que esta receta fue la última que hice en casa antes de clausurar cocina (cabe decir que hay otra que aún no ha salido, que fue de las primeras que adelanté a inicios de noviembre); pero este Pandoro fue de mis últimos días de desayunos en casa por este año.
Hoy llego con una participación que conjuga arte y cocina; siendo día 9, la cita es con el reto CocinArte. Donde María desde su delicioso espacio In my little Kitchen, nos invita cada mes a descubrir un cuadro, analizando algún pintor, estilo, época... una ventana que nos lleva a crear deliciosas recetas a partir de alguna de sus obras Así que, para quien guste de la idea de conjugar arte y gastronomía, este reto resulta como caído del cielo, es entretenido en la manera de interpretar los cuadros y también se aprende siempre. Les comparto el grupo por si alguien desea unirse.  
Pieter Bruegel el Viejo (1525-1569) El Censo de Belén, 1566 


En esta ocasión el cuadro elegido es de Pieter Bruegel el Viejo, con El Censo de Belén. Este cuadro se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Bélgica. Y de este, se hicieron distintas versiones de los pintores de esta familia, muy parecidas y con un estilo similar, de acuerdo a esta información. Del cuadro parece ser en el contexto del pueblo de Brabante, donde se ve toda una panorámica del acontecer del lugar en el día del censo. En el "primer plano" se puede ver a una mujer que representa a María, sentada sobre un asno y adelante de ella, va un hombre (José) guiando el camino. Es la representación de María y José llegando a Belén, donde finalmente no encontrarían lugar en las posadas.  
 
Quise hacer aquella nieve que baña este Pandoro, relleno con todo lo que encontré en el refrigerador, es una crema a base de queso ricotta, con chocolate blanco, un poco de leche condensada, otro tanto de crema de coco que me sobraba, otro tanto de crema de leche (nata), la ralladura de una vieja naranja..., en fin ha salido una idea que me gusta de pies a cabeza, porque al cortar el Pandoro y acá me acuerdo del consejo que me hizo mi querida Maggie (que claro,no sabías de esta otra parte de receta) y concuerdo contigo, queda genial cortar el Pandoro en rodajas y girarlas un poco de manera que se crea un árbol navideño muy bonito.  
Las versiones de Pandoro pequeñas que hice también las aproveché para rellenar y para regalar, en versión individual es una monería vistosa deliciosa.  
Del cuadro que nos trae este mes, no pude resistirme a realizar galletas de jengibre y canela, que son tan especiales con esa textura estupenda que le da la miel, que retome la receta de esta de Villa Navideña que hice el año pasado, aumentando un poco la cantidad de canela y claro moldeando las galletas en forma de aquellas casas tradicionales de ladrillo gótico que encontramos en el Censo de Belén, formando un pesebre. Mi idea fue un poco componer un pueblito de galletas, con un gran árbol de pandoro relleno. En sí la receta de hoy es más enfocada a la crema que acompaña el Pandoro, ya que el pan lo encuentran en esta entrada y la receta del Pesebre de casas en esta otra.    





*
Ha sido una dulce improvisación de ingredientes que tenía que acabar, porque en casa luego de unos días ya no quedaría ninguno de los dos. Así que, esta vez también hago referencia a otro proyecto, porque esta receta también hace parte de reutilizar y aprovechar todo, así que me tomo la libertad de sumarlo al proyecto  1+ / - 100,  desperdicio 0, que organiza mi querida amiga Marisa en su blog Thermofan. Creo que vale la pena y hace justicia adicionarla allí, sé que no es común participar en dos retos a la vez, pero esta vez se conectan y con mucho respeto por ambos aportes, lo adicionó con alegría. En este caso, siempre es bueno aprovechar panes navideños, donde la idea del desperdicio cero se debe convertir ojalá, en premisa de nuestros hogares.
Entonces, en este día me sumo al #retococinarte y al proyecto #unomasmenos100desperdicio0 con esta idea que es inspiración de un cuadro, aprovechando panes viejos e ingredientes que nos sobran.
Si se preguntan por la franja color rosa de cada piso de pandoro, es vino Oporto. Uno que tenía hace mucho y del que ya prácticamente acabé para darle un poco de húmedad, color, más aroma y sabor a esta receta, porque esta claro que luego de un par de días, un pan brioche por más que lo calentemos no vuelve a ser el mismo del día uno, recién salido del horno, se aproxima si lo congelamos, eso sí. Claro, se potencia su sabor con el tiempo y como diríamos en casa, "unas por otras".   
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
    · Tiempo de preparación crema de ricota y chocolate blanco: 20 minutos
    · Tiempo de montaje de Pandoro relleno: 20 minutos
     · Tiempo de preparación y horneado galletas: 25 minutos
________________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Pandoro con crema de ricota, chocolate blanco... en pesebre de galletas de jengibre y canela
[1 Pandoro de 500 gr.  y 3 pequeños rellenos]

[Crema de ricota y chocolate blanco] 
- 150 gr de crema de leche (nata 35% grasa)
- 90 gr de chocolate blanco
- 100 gr de nata para montar bien fría
- 250 gr de queso ricotta 
- 120 gr de crema de coco bien fría
- ralladura de 1/2 naranja
- ralladura de 1 limón (lima)
- zumo de 1/2 limón (lima)
- 45 gr de azúcar glas
- 30 gr de leche condensada

[Para rellenar el Pandoro]
- 1 pandoro de 550 gr (receta acá)
- 1 medida de crema de ricotta y chocolate blanco
- galletas de jengibre (receta acá)*
- damascos secos cortados en julianas delgadas
- 1 taza de vino Oporto**
- azúcar glas


* Las galletas son las mismas que las del enlace que les dejo, pero con un poco más de canela. 
** Se puede utilizar cualquier vino tinto dulce y suave, en mi caso utilicé un atomizador para humedecer más parejo  cada lado del Pandoro.
________________________________________________________________________________________________________


«PREPARACIÓN»

{Crema de ricota, chocolate blanco y crema de coco...}
1. Desmenuzar el queso ricotta y adicionar la mitad de azúcar glas con la crema de coco, mezclar bien y adicionar la ralladura de naranja.
2. En un cazo aparte, llevar al fuego los 150 gr. de crema de leche y una vez tome hervor, adicionar el chocolate blanco en pedazos delgados, remover y dejar reposar unos minutos sin más fuego. Luego remover bien hasta integrar todo. Adicionar esta crema al cuenco del queso ricotta. 
3. Luego, agregar la otra mitad de azúcar con la ralladura de limón (lima) y el zumo. Remover bien, agregar la leche condensada y la nata montada, mezclar con espátula de goma, con movimientos envolventes. Picar los damascos y opcionalmente un poco de mezcla de frutos secos como la de estos Hooteok (que finalmente no utilicé, aunque aparezca en fotos)
4. Cortar en rodajas el Pandoro, poner el vino en un atomizador y humedecer cada cara de pan. Luego poner un poco de la crema resultante (Medir cada parte para cada nivel de Pandoro). Al ubicar las rodajas es importante girarlas para que se vaya formando un arbolito. Repetir el proceso de poner vino en cada piso y crema de queso. Terminar con un poco de azúcar glas espolvoreada, algunos damascos secos en julianas delgadas y culminar con un par de estrellas de galletas de jengibre y canela. 


:::::::::::: Paso a paso fotográfico ::::::::::::


{Crema de ricota, chocolate blanco y crema de coco...}

1. Desmenuzar el queso ricotta y adicionar la mitad de azúcar glas con la crema de coco, mezclar bien y adicionar la ralladura de naranja.
2. En un cazo aparte, llevar al fuego los 150 gr. de crema de leche y una vez tome hervor, adicionar el chocolate blanco en pedazos delgados, remover y dejar reposar unos minutos sin más fuego. Luego remover bien hasta integrar todo. Adicionar esta crema al cuenco del queso ricotta. 
3. Luego, agregar la otra mitad de azúcar con la ralladura de limón (lima) y el zumo. Remover bien, agregar la leche condensada y la nata montada, mezclar con espátula de goma, con movimientos envolventes. Picar los damascos y opcionalmente un poco de mezcla de frutos secos como la de estos Hooteok (que finalmente no utilicé, aunque aparezca en fotos)
4. Cortar en rodajas el Pandoro, poner el vino en un atomizador y humedecer cada cara de pan. Luego poner un poco de la crema resultante (Medir cada parte para cada nivel de Pandoro). Al ubicar las rodajas es importante girarlas para que se vaya formando un arbolito. Repetir el proceso de poner vino en cada piso y crema de queso. Terminar con un poco de azúcar glas espolvoreada, algunos damascos secos en julianas delgadas y culminar con un par de estrellas de galletas de jengibre y canela. 



Para el pesebre de  galletas, les comparto algo del proceso en fotos,  ya saben la receta esta acá (son las mismas, pero con forma diferente y un poco más de canela). Formar las casitas con repujadores y cortadores cuadrados. Y componer este cuadro de Pandoro y casitas...


Y acá los pequeños pandoros con el resto de crema que sobró, se rellenan y a disfrutar, regalar y compartir de todas estas delicias que llegan para esta época que tanto me gusta. 





Se conservan bien una vez rellenos entre el refrigerador por unos 2-3 días (que no han durado más). Ojalá entre un recipiente hermético alto, para aislarlos de olores de la nevera. 



No sé cuál receta es más rica, si la de los Pandoros solitos. O esta otra delicia con Pandoros rellenos, que queda impresionante...






Feliz día y buena semana...


#poesiaculinaria


Ha sido una gozada total esta receta llena de sabores y diferentes texturas, lo mejor es que he aprovechado un montón de cositas que tenía que acabar con esta crema resultante. Que se puede utilizar bien sea en Pandoros o para rellenar panes navideños dulces tipo brioche. 


***
*

***
*




*****

Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________







[❤︎]


❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎❤︎
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

17 comentarios:

  1. Ay Natalia cuando vi la foto casi me caigo de la silla...¡¡que maravilla!! tiene una pinta estupenda y me encantó de verdad. Parece que está nevado y de sabor tiene que estar delicioso, mandame un trocito anda... ¡¡Muchísimas gracias por participar siempre tan bonito en esta locura!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, que trabajazo!! Te han quedado geniales, y rico un rato. Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Está increíble Natalia!!
    Tienes unas manos privilegiadas para hacer dulces.
    Siempre sorprendiendo con tus entradas. Felicidades!
    Siempre es un placer venir a tu Blog! :)

    besos

    ResponderEliminar
  4. Nati eres una artistaza :-))
    Se ve precioso!!!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  5. Natalia no quiero ser repetitiva, pero no me canso de elogiar tus dotes artísticas, para todo, porque ha sido ver tu Pandoro, y morir de amor, #inlove total, Jajajaja. Por cierto he ido de nuevo a ver tus casitas de galletas, porque son una preciosidad, se las acabo de enseñar a mi marido, y le ha gustado muchísimo, ya te conoce porque le enseño casi todo lo que haces, y le gusta mucho tu trabajo, me dice que te felicite porque es un trabajo magnífico.
    Este Pandoro tiene que estar de locura, y con ese poquito de Oporto, que le tiene que dar “vidilla”, para perder el “sentío”, Jajajaja
    Besos y me alegra saber que el tiempo con tus padre te está cundiendo tanto, disfruta todo lo que puedas, y tráete tu maleta cargada de sueños, ilusión y esperanza, cuando se junta una con la familia, se recargan las pilas para un montón de meses, y así la espera para el nuevo reencuentro, se hace más llevadera.
    Me gusta mucho este pintor, hace pocos años estuve en el museo de Bellas Artes de Bruselas, y disfruté un montón con estos cuadros, te cuentan un cuento completo, es increíble verlos de cerca, la calidad y la cantidad de detalles en miniatura que te cuentan la historia de como se vivía en la época que fueron pintados. Si alguna vez tienes ocasión de visitar Bélgica, te lo recomiendo porque es un lugar precioso que nunca olvidarás.
    Besos y que pases buena tarde.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Natalia!! Qué relleno tan estupendo le has puesto a este pandoro, no pensaba que le ibas a dar esta vuelta de tuerca a este rico pan dulce. Ha quedado 100% navideño, con casitas y todo para crear un pueblito como el del cuadro. Precioso cuadro, por cierto. Como te he dicho otras veces, este reto me parece dificilísimo, pero no sé como te las ingenias que siempre lo superas y con nota. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola, ees verdad que estamos con trabajo extra bloguero, queriendo participar en todo lo que nuestras amigas organizan pero siempre es un placer,¿ Verdad? Con este pandoro has representado con maestría esta obra de arte porque tú has elaborado otra. Exuisito, dulce, navideño y elegante. Además marisa estará muy contenta, como yo lo estoy de ver que esta maravilla ha salido de un reciclaje. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Querida Nati. Se me ha borrado el comentario os veces, uf. Voy a intentar volver a escribirlo lo más parecido posible.
    Has aprovechado muy bien el mes de noviembre y este Pandoro es una muestra más de que todo lo que haces es maravilloso.
    La idea de aprovecharlo para formar este árbol relleno, me deja sin palabras. Acompañado con las casitas de jengibre, completas tu versión del cuadro y emocionas.
    No todo el mundo tiene la capacidad de reciclar restos de ingredientes y en este caso, el resultado, mejora con creces la receta original. El Pandoro relleno, está seguro mucho más bueno.
    Me parece perfecto que presentes la receta a los dos retos.
    Un placer como siempre, pero en esta ocasión, más especial porque es una receta espectacular.
    Un beso enorme y mil gracias.

    ResponderEliminar
  9. Creo que es el mejor pandoro que he visto, el mas original, el mas bonito, el mas rico, el mas jugoso...¿que mas puedo decir? me tienes babeando, me encanta la idea de Maggie, igual que rellenamos los roscones de Reyes con cremas o natas ¿porqué no hacerlo con un pandoro?
    Me tienes con la boca abierta y babeando.
    Además con las galletitas estas tan monas de pesebre tenemos la Navidad completa.
    Feliz Navidad
    Nieves

    ResponderEliminar
  10. Es impresionante, me encanta el pandoro que preparas, tiene que ser tan bueno de sabores. me gustaría probarlo, y tanto, se me hace la boca agua. Me ha encantado. besos!

    ResponderEliminar
  11. Qué maravilla Natalia, me encanta la elaboración y además la idea de utilizar uno hecho, más todavía, el puntito del oporto me ha gustado mucho.Bueno en resúmen que ¡¡es lo más ¡¡ completísimo. Feliz Navidad muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta como ha quedado Nati! Y me encanta que hayas escuchado mi consejillo porque de verdad que queda espectacular! Y con ese relleno y de reciclaje llegas a todo! Estupenda aportación!

    ResponderEliminar
  13. Impresionante versión, impresionante relleno, impresionante presentación...Por Dioooos qué todo es Impresionante. Me encanta y me enamora. Bss

    ResponderEliminar
  14. Si el pandoro de por si esta rico, este debe de ser superior. Vaya trabajo de has pegado como tal pintor. Arte puro y magia, siempre me sorprendes y te superas. Las galletas son preciosas. Besos y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  15. Ntalia, sencillamente espectacular! Vi tu proceso del pandoro y es maravilloso, me ha gustado mucho la versión individual, se ven tan monos esos pequeños moldes!
    La representación del cuadro por medio de esta receta es de lo más acertada, y recordar tus lindas casitas de jengibre del año pasado transportan a esos lugares de película, de frío, mantitas y chocolate caliente. Un besito!!

    ResponderEliminar
  16. Me he quedado sin palabras, que maravilla! Una pinta estupenda!

    ResponderEliminar
  17. Qué maravilla!! No hay palabras! Es espectacular! Me encanta como te ha quedad y tiene que estar de vicio! A ver si algun año me animo y lo pruebo de hacer, porque el Pandoro en mi casa nos chifla!
    Un saludo desde Recetario Sano y aprovecho para desearte un Feliz Año 2019 lleno de buenos momentos!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^