5.2.19

La bebida de la felicidad para Gypsy Chef, reconfortante para sonreír y dejar a un lado el contabilizador de calorías...


“No importa el final del cuento, lo que importa es el camino, ...Soy un personaje peculiar. Me cuesta poco meterme en líos y no entiendo la vida sin metas. Me visto como quiero, hablo como quiero, cocino a mi manera y soy todo lo feliz que puedo. ...He compartido cocina, mantel y enseñanzas con un montón de personajes anónimos, “animalitos gastronómicos” con manos y pies, gente sin notoriedad, algunos si me apuras, sin nombre, que se distinguen del resto de seres por ser capaces de pasar desapercibidos mientras hacen auténticas maravillas o nos dan lecciones magistrales a coste cero, esos grandes de la “comida” y de todo lo que la rodea… 
Gypsy Chef
*
Desde el taller de mi hermana, esta bebida fue la que acompañó un día gris mientras diseñaba y cosía con la delicadeza, pulcritud y buen gusto que la caracteriza un abrigo precioso para la temporada de frío en Pelotas. Trabajando a tope para que alcanzará a traerla conmigo hace un mes, en el viaje de regreso, entre risas, telas, bonsáis, fotos y música..., este día queda plasmado con la bebida especial del cocinero y su apodada "bebida de la felicidad". Mi última receta adelantada antes de viajar, llega en este día y sé que, a lo largo de las entradas, regreso y vengo en el tiempo, entrada tras entrada... como Marty McFly, o los deslizadores (salto al infinito) en diferentes dimensiones.
 
Primero, debo decir que a mi parecer Pablo Albuerne o mejor Gypsy Chef, es un tipo tan original a la hora de hablar y exponer sus ideas y recetas, que atrae por la espontaneidad que lo caracteriza. Aquí uno de sus primeros videos (que mientras redactaba esta entrada lo pille). Parece un duende con ese tono de voz y su estilo medio burlesco (nunca he visto uno, pero lo imagino así, sobre todo por esa risa característica que tiene, todo un personaje). Quizás esta receta se repita a lo largo de las participaciones y lo intuyo porque es especial para días fríos y en mi caso me pareció tan singular darle un uso distinto a la cafetera italiana que mi madre nunca utiliza, porque el café a la colombiana lo hacen en olleta, endulzado con panela y sin nada más que eso, que no hay filtros, ya que allí dejan asentar el café y bueno, aunque soy la única en casa que no toma esta bebida con todas las de la ley..., creo que vale la pena hablar de ella en una entrada individual que tengo de tarea por hacer.
 
Ya me estoy yendo por otro lado, pero es que me parece inusual hacer esta bebida con la cafetera, además lo confieso, cada video que hace Gypsy Chef con cámara en mano y la manera como nos introduce en sus recetas es una gozada, un tipo loco, descomplicado, pero siempre con buena energía, así que desde hoy son fan de sus recetas. Pero más aún, de su manera de concebir la vida y la cocina, de valorar a esos personajes que no tienen nombre, me encanta meterme en plazas de mercado, untarme de pueblo, disfrutar de las carnicerías, del olor fresco del pescado, de la abuela que durante toda su vida ha realizado arepas, tamales, envueltos de maíz, del abuelo que pela papas para ayudar a su esposa en un sancocho de pollo criollo hecho en leña, mientras a su vez prende la candela, de las sopas de la abuela, de los amasijos y dulces tradicionales que hacen parte del sello de los pueblos. De madrugar sin importar el frío entumecedor que acompaña las mañanas de las tierras altas de mi patria, para subir la montaña e ir a buscar las vacas y de ordeñar o por lo menos intentar aquella tarea. Del gusto por ensuciarme las manos, por el olor a campo, a leña, a tradiciones, por preferir compartir siempre con la gente sencilla, por vivir y sentir la maravilla de cosas que nos da la naturaleza y de valorar la sabiduría que encierran unas manos arrugadas, huellas de trabajo...; luego de ver a este loco de G.C. me produce toda una explosión de sentimientos que confluyen ciento por ciento la manera de ver el mundo, con pasión y al instante porque hoy estamos y mañana no sabemos. 

 
Siendo día 5 de mes, mi participación es con el reto de retos, donde conocemos chefs de todo el mundo en Cooking the Chef. Y ya han visto que Gypsy Chef es quien inspira esta entrada, con su bebida de la felicidad


Al filo de la tarde, acompañamos esta bebida con Galletas Mostaccioli , estas últimas sin la cubierta de chocolate y quedaron de lujo...
_____________________________________________________

Tiempos}
Preparación: 10-15 minutos 
________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Bebida caliente para reconfortar un día frío
[2-3 tazas. Realizada en cafetera italiana grande]

- 1 medida de leche de coco (200 ml)
- 1 medida de leche vegetal (200 ml)
- piel de naranja
- 4 clavos
- 1 astilla de canela
- 1 anís estrellado
- 1 cucharadita de cardamomo en polvo (adición personal)
- 1/2 cm de jengibre fresco
- 4 cucharadas de azúcar moreno 
- 3 bolsas de té negro 
+ 3 cucharadas de monedas de chocolate negro 

+ Cafetera italiana (para darle la magia a la receta) 

Las medidas son medio al estilo Gypsy Chef, eso sí, confieso que puse leche normal en lugar de una vegetal y otra parte de leche de coco.  
________________________________________________________________________________________________


«PREPARACIÓN»


[Bebida caliente para reconfortar un día frío]
1.  Dependiendo del tamaño de la cafetera, poner medidas a partes iguales de leche de coco y otra leche vegetal. Adicionar las especias: clavos, canela, cardamomo, anís. Agregar el jengibre (para la próxima vez, lo rallaré para que se sienta más). Adicionar el azúcar y poner el filtro. 
2.  Sacar el contenido de 3 bolsas de té negro y ponerlo en el filtro. Tapar la cafetera, llevar al fuego, me gusta ponerla a fuego bajo. 
3. Una vez lista la bebida, poner entre las tazas donde serviremos, algunas cucharadas de chocolate negro o de tableta de chocolate (a la que previamente le hemos dado unos golpes entre una tela). Verter esta rica bebida y a disfrutar...


::::::::::::: PASO A PASO FOTOGRÁFICO :::::::::::::


[Bebida caliente para reconfortar un día frío]
1.  Dependiendo del tamaño de la cafetera, poner medidas a partes iguales de leche de coco y otra leche vegetal. Adicionar las especias: clavos, canela, cardamomo, anís. Agregar el jengibre (para la próxima vez, lo rallaré para que se sienta más). Adicionar el azúcar y poner el filtro. 

2.  Sacar el contenido de 3 bolsas de té negro y ponerlo en el filtro. Tapar la cafetera, llevar al fuego, me gusta ponerla a fuego bajo. 

3. Una vez lista la bebida, poner entre las tazas donde serviremos, algunas cucharadas de chocolate negro o de tableta de chocolate (a la que previamente le hemos dado unos golpes entre una tela). Verter esta rica bebida y a disfrutar...

*






****
*



P.D. 
Me queda de tarea para un día de gripe bien complejo, de esos en los que no vales nadita..., hacer esta receta de "menjurje" o pócima para prevenir, aplacar y acabar con la gripe de G.C., les dejo el enlace del video porque creo que les puede servir este remedio casero ;)




Feliz resto de semana




:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Mes: enero
Día de publicación: 5 de febrero
Chef: Gypsy Chef
Receta: Dulce
#cookingthechef


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::












*****


Gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria

___________________________







[❤︎]


24 comentarios:

  1. ayyy mi Nati, hemos hecho la misma bebida y que rica que estaba, la verdad es que levanta el ánimo.
    Guapísimas tu hermanita y tu
    Mil besitos a las dos
    Rosa

    ResponderEliminar
  2. Nati me encanta tu nueva foto de perfil, ya de entrad nos regalas un poco de aire fresco solo con mirarte, pero es que lo haces todo tan lindo, que hasta una sencilla infusión la conviertes en poesía, y no te quites méritos, y me digas que la receta no es tuya, sino del mencionado Chef, que por cierto no conocía hasta ahora, luego me paso a ver los vídeos que recomiendas, el disfrute está asegurado.
    Yo tengo varias cafeteras, el café me entusiasma, pero las tres italianas hace años que no las utilizo, sencillamente porque caí rendida a George y sus cápsulas, cuando estuve en la Boutique de BCN me volví loca, pensando que allí había estado él, jajaja, y me traigo media tienda a casa, metida en mi maleta. De esto hace ya diez años exactamente, pero me ha gustado la idea de dar un nuevo uso a mis cafeteras italianas (las tengo de varias medidas) y disfrutar de una bebida tan original con mis hermanas.
    El taller de tu hermana se ve precioso con esa luz, me trae a la memoria todos aquellos maravillosos años de antes de casarme, en los que yo me dedicaba a la costura profesional.
    Mil besos y gracias por hacernos partícipes de un trocito de ti.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Natalia!! Tenemos algo en común, y es que mi hermana mayor también tiene un pequeño taller de costura, porque diseña muy bien y cose también estupendamente. Cuando yo actuaba en los escenarios, gran parte de mi vida, ella siempre me hacía mi vestuario y que ahora guardo con recelo y que mis sobrinas, las dos también han salido bailarinas, me han pedido de vez en cuando para sus actuaciones, sobre todo la sobrina mayor, que los trajes que ella necesita son exactamente los que yo utilizaba, la sobrina pequeña, está en profesional de ballet y sólo me pide los maillots y falditas más volátiles, pero alguna vez también ha usado los que un día, me hizo su propia madre con sus manos y su máquina de coser.
    Bonitas fotos nos traes hoy, no sólo transmiten una receta, sino mucho más. Y muy interesante la receta, me ha parecido distinta y me has dado a conocer un chef un poco loco, ja, ja, pero divertido. Me guardo también su remedio para la gripe, además, tengo todos los ingredientes en casa, y de momento, me estoy librando de ella, porque aquí, con el frío y la poca lluvia que tenemos, los virus se están cobrando muchos enfermos. Yo creo que también me libro por la miel, me tomo una cucharada sopera todos los días en el desayuno, miel de romero y bien pura, de esa aterronada que le compro directamente a los apicultores. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Natalia, esta receta me encandiló en cuanto la vi, con esa puesta en escena con lluvia y el fuego tan evocador. Y tú la has materializado perfectamente. Además, desde que nos han descubierto este chef, al menos a mi, hablo de él a todo el mundo. De hecho, na amiga mía ha hecho tu receta ya al menos 6 veces. Está impresionada. jajajjaja. SEguro que gustó a todos y que la harás muchisimas veces más

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta bebida...la tengo que probar! las fotos son maravillosas!
    un besazo!

    ResponderEliminar
  6. No se imagina Gipsy Chef la de veces que mis amigas y yo nos hemos tomado esta bebida de la felicidad. Qué buena, por favor. Me encanta este cocinero.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué entrada más entrañable! os imagino esa tarde de confección y chocolate... un sueño de complicidad y alegría. ¿La receta? Muy originla como todas las que he visto de este chef. Un chocolate hecho en cafetera. ¡Genial! Este chef ha hecho incluso una sopa en una cafetera. El chocolate me parece una receta genial.

    ResponderEliminar
  8. Brutal, verdad? Hemos coincidido en la receta. Pero tu paso a paso está super bien explicado.
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, ideal para días fríos. Y con toque de alegría!

    ResponderEliminar
  10. Hola Nati, hoy has preparado una delicia que reconforta el cuerpo y el alma a la vez. Cuando preparamos algo con tanto cariño y esmero, para disfrutarlo con alguien especial, aún sabe más rico y no se olvida. Oler su aroma te recordará siempre los bunos momentos. Gracias por hacerme disfrutar. un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  11. Me he quedado con las ganas de probar esta bebida, en cuanto pueda me la preparo en un día de lluvia.
    Que bonito post Natalia.
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Hola Nati, sólo viendo esos vasos... ¿A quién le importan las kcal? jiji Desde luego, si esa bebida no da la felicidad es algo muy muy parecido, estás guapísima.

    ResponderEliminar
  13. En casa me vetaron usar la cafetera italiana para tal fin. Porque la receta, la tuve seleccionada. Pero Mr Vikingo se plantó, dice que luego el café le sabe raro. Jsssss me quedé con muchas ganas!!!

    ResponderEliminar
  14. Si es que con estos días que está haciendo, me entran ganas de meter la mano en la pantalla, coger una de tus tazas y darle u sorbito. Besos

    ResponderEliminar
  15. Nati, querida, eres única. Tú sola tienes más creatividad que 10 Gypsy Chefs juntos... jajaja! Hace varios años que conocía a este chef y, precisamente, esta misma bebida la publiqué hace dos inviernos en La Olla... titulándola "choco express". Es increíble el chef que han elegido las chicas para este mes... y me he quedado con todas las ganas de participar, pero con un día y otro... se me ha pasado el tiempo y no he llegado... qué lástima!! Tengo muchas ganas de retomar este reto que me encanta.

    El taller de tu hermana, con esa luz, tiene un color especial y seguro que de sus máquinas y de sus manos solo salen prendas increíbles. Me alegro que le hayas dado ese tono desenfadado y casual a la receta de hoy, pues lo merecía.

    Te mando un abrazo y nos leemos pronto. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Precioso post Nati, la bebida de la felicidad seguro que está muy rica pero me quedo con tu sonrisa y como nos cuentas tus cosas y las recetas. Un beso desde Barcelona!!!

    ResponderEliminar
  17. ESte chef rompe moldes y la forma de cocina a la que estamos acostumbrados. Muy divertida la forma de preparar esta bebida, que sí, creo que cuando se toma es la felicidad al cuadrado.
    Bss

    ResponderEliminar
  18. Me encantó la receta cuando la vi, pero no me decanté por ella porque no tengo cafetera italiana en casa aunque en la playa si y estoy deseando que llegue Semana Santa para hacerla.

    Pero si la receta ya me gustaba, leerte a tí con la pasión que pones, hace que la desee con más fuerza.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  19. Rescate una cafetera tamaño 2 tazas en una mudanza, esta nuevecita y me encanta. No soy mucho de cafés con leche pero tu sonrisa de felicidad medio escondida detrás de esa taza encandila y da gana probar esa receta. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. La bebida de la felicidad, no me extraña que la llame así. Precioso post con el paso a paso y las fotos. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Preciosas fotos y para ti seguro que fue esa tarde especial para compartir con tu hermana esta bebida, gracias por compartir esos momentos especiales y que vayas cocinando nuevas cositas y cojas nuevas ideas en tu nueva ciudad, estas de estreno jejejej Encantada de pasar por aqui, feliz y dulce día, bss

    ResponderEliminar
  22. Yo tambien hago prendas de ropa para familia, me encanta esta bebida de la felicidad para recuperar fuerzas y seguir trabajando. besinos

    ResponderEliminar
  23. He alucinado con esta bebida, ¡me chifla!
    Me la voy a apuntar requetebien para prepararla, que tengo dos cafeteras muertas de risa :D
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Qué pasada de receta, no me extraña que sea la bebida de la felicidad. Sin duda que voy a probarla porque me ha encantado
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^