10.3.19

Poutine / Papas al horno entre salsa y queso, una versión más sana del clásico canadiense

Lo sé, soy tan ratona que desaparecí las papas (patatas) de la fuente, pero en el interior, debajo de esta gran capa de queso se encuentra el más goloso y delicioso manjar, perfecto para acompañarlo de una buena cerveza de trigo...

__

Ayer compartía este pollo Marbella que estuvo precisamente acompañado de estas papas deliciosas, el Poutine es un plato clásico de la gastronomía de Quebec, que en su receta tradicional se realiza con papas fritas (como intento no hacer fritos en casa y las papas en cuñas al horno me parecen deliciosas, decidí traer esta versión). Las papas llevan una salsa de carne, que para el caso utilicé un poco del caldo del Pollo Marbella de ayer, para formar una salsa estupenda que se vierte sobre las papas ya listas acompañadas de queso en grano (que acá en Brasil utilicé el "queijo coalho", un queso suave que derrite estupendo y que en los churrascos suelen ponerlo en pinchos para llevarlo a la plancha y dorarlo un poco). Queso que se fundirá y ablandará maravillosamente las papas, recreando un plato de calle con sabor y textura único. Irá todo al horno y finalmente el verbo siguiente luego de tener este plato servido en la mesa, sería deleitar y disfrutar con la mejor compañía en medio de una tarde fría y un plato reconfortante.
Regreso esta vez con más tiempo y orden al delicioso Viaje entre Sabores, organizado por  María de los Ángeles desde su blog Recetas Abc. Para esta oportunidad el destino elegido como ya lo han visto lo escogió mi querida Rosa con su reconfortante y delicioso espacio Un toque de canela y juntas viajamos a Canadá. 
De la receta, la verdad las proporciones se me enloquecieron un poco, porque la verdad a mitad de la horneada de las patatas, terminé adicionando más. Por lo que también terminé adicionando más caldo y un poco de maicena diluída en agua; pero muy al ojo..., porque distribuí las patatas asadas en una fuente grande y en otra más pequeña; la receta no tiene mayor misterio la verdad y queda brutal, se las recomiendo. Ya saben que pueden fritar las papas como se haría originalmente, se las dejo a gusto. Por mi parte, este cuenco se repite seguro. ຈ ͜   

______________________________________________________

Tiempos}
    ·Tiempo de preparación y horneado patatas: 70-90 minutos
    ·Tiempo de preparación salsa: 15 minutos 
    ·Tiempo de horneado final: 20 minutos 
________________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Poutine / Papas al horno entre salsa y queso, una versión más sana del clásico canadiense
[4 porciones]

- 1500 gr de patatas
- 40 gr de mantequilla
- 35 gr de harina de trigo
- 1 cebolla picada
- 2 ajos picados
- 400 ml de caldo de carne*
- 2 cucharaditas de maicena + 50 ml de agua**
- sal
- pimienta negra
+ 150 gr de queso para asar (cheddar puede servir)
+ cebollino para acompañar

* En mi caso utilicé caldo de pollo
** Como adicioné más caldo, terminé agregando también maicena y agua 
________________________________________________________________________________________________________

«PREPARACIÓN »
Poutine / Papas al horno entre salsa y queso, una versión más sana del clásico canadiense
1. Pelar las papas, cortarlas en formato en bastones de 1,5 cm de grosor. Ponerlas en bandejas para horno con un chorrito de aceite de oliva y sal, removerlas bien y llevar al horno. (Las papas deben estar sobre un solo nivel para que queden bien asadas y crujientes, de lo contrario se cocinarán, pero no tendrán ese gusto tostado). Hornearlas removiendo de tanto en tanto. Temperatura 230°C.
2. Para la salsa: poner la mantequilla en una sartén, adicionar la harina y remover con cuchara de madera, hasta que se forme una salsa dorada. Adicionar la cebolla y ajo y cocinar por un par de minutos. Verter el caldo y mezclar hasta que se haya diluido la masa que envolvía la cebolla. En mi caso adicioné un poco más de agua y maicena (porque se me evaporó muy rápido). Una vez comienzan a salir ojitos, dejar cocinar por 2 minutos más y retirar del fuego. Reservar. 
3.El queso que utilicé, suelen venderlo como pinchos directo para poner sobre la churrasquera, para asar. Dora estupendo y tiene un sabor suave muy rico, en las recetas que encontré también nombran el queso cheddar como sustituto del que utilizan en Canadá. 
4. Poner las papas en una fuente o dos..., verter la salsa (que debe estar caliente), sobre las papas y poner el queso en dados. Llevar al horno a 220°C, hasta que el queso se haya fundido un poco. Adicionalmente, lo puse a gratinar un poco.  
5. Espolvorear perejil o cebollino picado y disfrutar de esta delicia, que en casa acompañó una noche de películas y cerveza fría. 


:::::::: PASO A PASO FOTOGRÁFICO ::::::::



Poutine / Papas al horno entre salsa y queso, una versión más sana del clásico canadiense
1. Pelar las papas, cortarlas en formato en bastones de 1,5 cm de grosor. Ponerlas en bandejas para horno con un chorrito de aceite de oliva y sal, removerlas bien y llevar al horno. (Las papas deben estar sobre un solo nivel para que queden bien asadas y crujientes, de lo contrario se cocinarán, pero no tendrán ese gusto tostado). Hornearlas removiendo de tanto en tanto. Temperatura 230°C.


2. Para la salsa: poner la mantequilla en una sartén, adicionar la harina y remover con cuchara de madera, hasta que se forme una salsa dorada. Adicionar la cebolla y ajo y cocinar por un par de minutos. Verter el caldo y mezclar hasta que se haya diluido la masa que envolvía la cebolla. En mi caso adicioné un poco más de agua y maicena (porque se me evaporó muy rápido). Una vez comienzan a salir ojitos, dejar cocinar por 2 minutos más y retirar del fuego. Reservar.


3. El queso que utilicé, suelen venderlo como pinchos directo para poner sobre la churrasquera, para asar. Dora estupendo y tiene un sabor suave muy rico, en las recetas que encontré también nombran el queso cheddar como sustituto del que utilizan en Canadá que lo denominan "queso en grano".

4. Poner las papas en una fuente o dos..., verter la salsa (que debe estar caliente), sobre las papas y poner el queso en dados. Llevar al horno a 220°C, hasta que el queso se haya fundido un poco. Adicionalmente, lo puse a gratinar un poco. 

5. Espolvorear perejil o cebollino picado y disfrutar de esta delicia, que en casa acompañó una noche de películas y cerveza fría. 


*
Entre mis aportes en participaciones, tengo 4 retos que coinciden con días seguidos..., la verdad es medio charro ese punto, porque no dejo respirar las entradas, pero me parecen tan llamativas las delicias que se pueden hacer que generalmente intento participar. Ya vendrán tiempos más tranquilos. Por este mes, ya no coinciden días seguidos




Feliz inicio de semana y que la energía y la luz siempre iluminen cada mañana y cada actividad que tengan proyectada en el día. Mil besos y a disfrutar... 




#poesiaculinaria




***
*

*****

Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


_________________________
Agradezco cada comentario y 
estaré atenta a las inquietudes que se presenten.









[❤︎]




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

10 comentarios:

  1. ¡¡Hola Natalia!! Coincido contigo en cocinar pocos fritos, y las patatas últimamente es como más me gustan cocinarlas, quedan riquísimas, y más además, con esa salsita tan estupenda que le has puesto. Pero claro, la guinda del pastel es ese queso, ¡¡pero qué rico!! Fíjate que me habían parecido los trozos de queso las patatas, y es que aquí, para algunas recetas, cortamos las patatas de forma parecida. El plato es para admirar, saber que está rico desde la parte de arriba a lo más profundo del plato, pues para babear como bebés, ja, ja.
    Ya veo que ese día comisteis muy internacional, entre el pollo y las patatas, viajasteis sin moveros de casa, pues con la gastronomía es otra manera de viajar y conocer nuevas culturas, aunque sea mediante el estómago. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Oh Nati! Qué mavilla de papas, y con ese quesito que tienen que estar para quitar el sentío, a mi me vuelve loca el queso, pero no como todo el que quisiera por mi colesterol. De todas maneras, si me quito el gusto de las patatas fritas para darme el placer del queso, casi que es lo mismo, si no me suben los niveles de colesterol, me suben los triglicéridos, jajaja, soy un caso, pero que una ración de esas papas con el pollito de ayer, no se lo salta un galgo, ni yo, jajaja, que me pondría como loca si me lo pusieran ahora mismo por delante, que es la hora de comer.
    No sé cómo llegas a tanto, yo no puedo, desde que comencé en esto de bloguear son muchos retos y proyectos los que visito, pero muy a mí pesar nunca llego a tiempo, por eso no participo en ninguno, a menos que coincida con mi día de publicación y claro está con lo que tenga preparado, por eso jamás me veo en ello. No obstante, veo con placer como tú lo consigues, y gracias por hacerlo, porque yo lo disfruto tanto como si también yo hubiera participado. Y más cuando nos regalas cosas tan sencillas y ricas como estos dos platos, el pollo de ayer y las papas de hoy.
    Bravo y felicidades por tu capacidad y buen hacer culinario. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. se me ha hecho la boca agua viendoi estas patatitas, a mi personalmente me encanta la poutine canadiense, pero solo la hago una vez al año porque sino saldría rodando, jajajaja
    Mil besitos y ya sabes que para mi es un placer seguir tu cocina
    Rosa

    ResponderEliminar
  4. No conocía esta receta, y me ha llamado muchísimo la atención! :)
    Me la voy a apuntar y cocinar.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Nunca comi umas batatas assim , estão divinas.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  6. Seguro que es más sana e igualmente delciosa, quzás más así podemos comer disfrutando de maravillosos platos sin perder nada en ello. Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Estas patatas me tienen enamorada, las dos versiones son una pasada. Para hacerla una vez en cuando las haría fritas y por lo menos cada semana horneadas como tu versión. Además que soy como tú, las patatas horneadas me encantan. Tienen un pinta estupenda Nati, gracias por regresar y participar en el reto.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Eso te iba a decir Nati...¡versión supersanísima del poutine! Nada que ver con lo que hemos probado por Canadá, jajajjaa Yo he preparado en casa una versión vegetariana del poutine usando caldo de verduras para hacer el gravy, pero tb es un guarreteo, no se me había ocurrido la opción de hacerlas al horno, ¡y me ha encantado la sugerencia! Tomo nota.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Natalia, vine a ver tu receta y nada, no me dejaba escribir o se me borraba mi comentario. Un plato delicioso a pesar que no hago apenas fritos en casa, nos encantan las papas fritas y con ese quesito deben ser una maravilla. Pensé que las bolitas de queso eran las papas...luego ya me di cuenta. Una delicia.
    Mil besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  10. Que original, con esto dejas a tus invitados "super" contentos. Un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^