9.5.20

Kuchen Morgentau / Bizcocho Rocío de la Mañana・ {CocinArte}


Rocío de la mañana, ese fenómeno físico-meteorológico en el que la humedad del aire se condensa en forma de gotas por la disminución brusca de la temperatura o por el contacto con superficies frías. Ese rocío que llega en las madrugadas y que al abrir los ojos vemos en las ventanas, afuera en las hojas de las plantas. Pues, este es el nombre de esta torta, quizás por las formas internas de "gotas" que se forman en su interior al cortar justo por la mitad de cada bolita de crema de queso, envuelta en mezcla de bizcocho de chocolate y vainilla, y luego la húmeda capa de crema que cubre toda la superficie..., es una metáfora bella y deliciosa para este manjar que hoy comparto. 



Luego de algunos de los menús que llevo en estos días, todos salados para nuestros almuerzos en épocas de confinamiento, que seguiremos por lo menos hasta inicio de junio en casa..., ya era hora de poner un punto dulce, reposteria del mundo, sí sí, buscar tesoros y reproducirlos, porque así viajamos con la música, la gastronomía, literatura muchas veces, cine y claro hoy la cita es con el arte.  Viajamos hacia otros lugares, destinos lejanos muchas veces, encontrarme con maravillas en gusto y visual como la que llega hoy. Vamos por un bizcocho o mejor torta con diferentes contrastes de color, textura y sabor.
La propuesta que traigo para este día va de la mano del proyecto CocinArte. En este reto María desde In my little Kitchen, nos invita cada mes a descubrir cuadros y obras de la arquitectura. Analizando algún pintor, estilo, época, composición, luz, color, expresión, contexto social, geográfico, en fin... una ventana que nos lleva a crear deliciosas recetas a partir de las obras que María nos propone. 
Para este día, tenemos como obra: Retrato de Madame X, de John Singer SargentPara el pintor fue quizás uno de sus mejores cuadros, sin duda el más controvertido. En el cuadro se encuentra una mujer como figura principal, una obra en claroscuro, donde el punto focal definitivamente es ella, su expresión, su postura. Un cuadro polémico que tuvo que ser modificado, ya que para la época se consideró escandaloso, obsceno, alarmante que una dama de la clase alta posara con una tira del vestido cayendo por su hombro..., (hágame el favor, cómo era la cosa en aquella época); todo el mundo se enteró de quién era aquella mujer y la familia presionó para que el pintor modificará la obra, él insistió que la había pintado tal cual la modelo había posado y en un inicio se negó; pero..., finalmente lo cambio para el gusto de la sociedad de la época.

Retrato de Madame X - John Singer Sargent. 1884
De tal manera, que tuvo que ubicar la tira del vestido "bien puestecita en su sitio". Aquí se habla de los "pentimentos" de muchos artistas (lo que esconden los cuadros), entre ellos J.S.S y ponerle al nombre del cuadro Madame X (que no sirvió de nada, porque era tan clara la persona que estaba allí, que todo el mundo siempre supo que fue Virginie Amélie Avegno Gautreau).  Una información que me parece interesante del cuadro se las comparto aquí, donde muestra todos los estudios que el pintor hizo de esta joven, que fue a solicitud de él, quien la convenció de posar para la que él creía, sería su obra maestra. 
Para esta receta claramente lo que me impactó, además de todo el rollo de la tira y el "escándalo", es el contraste total del negativo y positivo, ese blanco inmaculado de la piel de la mujer, una palidez impactante. El vestido negro, ...de satén quizás, las cadenas que forman las tiras del vestido, detalladas, su perfil, la posición de las manos y cuando se analiza el cuadro, definitivamente hubiera sido mucho mejor dejar como caía naturalmente esa tira del vestido. 


De comida y recetas que es también el tema de este lugar, mi primera idea fue con unas Galletas típicas de Nueva York según leí, son preciosas por su contraste de blanco y negro. Luego me tope con estas "Bounty Bar" unas delicias con coco que no me dejaron indiferente. 
En la misma búsqueda de contrastes entre ese positivo y negativo que impacta en el cuadro, hubo un bizcocho cuyo nombre me atrajo profundamente, Kuchen Morgentau y al traducirlo fue mucho más bonito aún: Rocío de la Mañana.
Tiene ese contraste de blanco y negro que buscaba, y en el proceso tiene esa magia, a medida que iba realizando las diferentes capas, surgía una colcha sugerente y que definitivamente provoca preparar, sí o sí. Contiene unas bolitas de requesón, azúcar y coco, que se sumergen en la preparación, creando en el corte un juego de colores que me sedujo para representar la idea del cuadro. 
Claramente, no tiene que ver con su país de origen, revisando recetas, encontré versiones de Alemania, Polonia, Rusia, Rumania..., así que, no tiene nada que ver con países o lugares que lo conecten. Tampoco con el origen del pintor (Italia), ni de la Madame (Nueva Orleans), ni con el lugar donde se realizó la obra (Francia), ni mucho menos el lugar donde actualmente reside la obra N.Y. (que para ello, caían de perlas las galletas; pero, soy más de bizcochos sin duda y así fue que decidí esta receta que hoy comparto)
 
La receta la realicé en dos tiempos, en una tarde toda la parte de horno y al día siguiente la parte de la crema con refrigeración final de un par de horas. Primero recomiendo hacer la mezcla de ricota (requesón) o cuajada, porque hay que llevarla al congelador para que tome cuerpo unos 10 minutos y luego si, hacer unas bolitas pequeñas. Y llevarlas de nuevo al congelador hasta el momento de hornear todo. Luego sí, seguir con la mezcla del bizcocho. 
Lleva entonces una capa de bizcocho blanco de vainilla, otra capa de bizcocho de chocolate, las bolitas de requesón, azúcar, coco, dispuestas en retícula y finalmente una capa ligera de crema pastelera de vainilla para dar esa textura cremosa al contraste de sabores que tiene esta delicia de repostería. 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
Preparación bolitas de ricota: 25 minutos | Preparación bizcocho: 30 minutos | Horneado: 35-40 minutos | Reposo: 50 minutos | Preparación crema: 15 minutos  | Refrigeración: 1 noche 
____________________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Kuchen Morgentau / Bizcocho Rocío de la Mañana
[14 - 16 porciones . Molde 30cm x 20 cm]
{BOLITAS DE QUESO} 
[25 bolitas 18gr. aprox.]
- 230 gr ricotta fresca o cuajada
- 60 gr coco deshidratado
- 1 yema de huevo (16gr)
- 60 gr azúcar
{MASA BIZCOCHO} 
[Rinde 960gr. para dividir en dos vainilla / chocolate]
- 110 gr mantequilla ablandada
- 140 gr azúcar 
- 3 huevos (temperatura ambiente)
- 240 gr crema agria*
- 110 ml leche 
- 1/2 cucharadita esencia vainilla
- 1 pizca de sal
- 280 gr harina trigo
- 15 gr polvo hornear
+ 35 gr cacao en polvo 100%  (para la parte de chocolate)
{CREMA DE VAINILLA}
- 280 ml leche
- 45 gr harina
- 1 huevo
- 50 gr azúcar
- 1 cucharadita esencia de vainilla
+ Cacao en polvo para espolvorear al final

*Para hacer crema agria: 200 gr de nata 35% grasa + 15 ml vinagre blanco + 40 ml zumo de limón (lima)
NOTA: Esta receta la hice como suelo hacer, reduciendo la cantidad total de mantequilla y azúcar de la receta original. En la receta original el bizcocho lleva 250gr. mantequilla y 150.gr azúcar en masa de bizcocho, 150.gr azúcar en la crema y 100.gr azúcar en las bolitas de queso en total tiene 400gr. de azúcar. En este caso hago esta aclaración, porque es una torta que queda baja en dulce lleva en total: 240.gr azúcar. para un bizcocho de 1400.gr de peso. (perfecto para el gusto de la casa)
- Receta adaptada de acá
____________________________________________________________________________________________________________


«PREPARACIÓN»

Kuchen Morgentau / Bizcocho Rocío de la Mañana
1. Alistar el molde 20cm x 30cm, untando bien las paredes de mantequilla y luego tamizando un poco de harina, para que desmolde bien.
2. Para las bolitas de requesón, cuajada o ricotta: Mezclar todos los ingredientes bien y llevar al congelador por 10 minutos. Luego formar bolitas de unos 17 gr. tamaño de una pelota pequeña. Disponerlas en una bandeja y llevarlas al congelador.  
3. Para el bizcocho: 
  • En un cuenco batir la mantequilla y azúcar hasta tener una crema, luego adicionar uno a uno cada huevo. Agregar la crema agria, mezclar. Luego verter la leche, esencia de vainilla.
  •  Tamizar la harina junto con el polvo de hornear, adicionar la sal y mezclar con una espátula de goma, hasta tener una crema homogénea. 
  • Precalentar el horno a 180°C en este punto. Verter la mitad de la mezcla en el molde y a la parte restante, adicionarle el cacao, mezclar bien. (acá puse unas 3 cucharadas adicionales de leche, porque la textura estaba muy espesa). 
  • Adicionar con cuidado la parte de chocolate encima de la mezcla de vainilla.  
  •  4.  Sacar las bolitas de queso y disponerlas en el bizcocho formando filas. (este punto es importante, para luego, al momento de cortar y servir que todas estén lo más ordenadas y alineadas posibles, para lograr un bonito efecto visual)  
  •  5. Hornear por 35-40 minutos a 180°C. Retirar del horno y dejar reposar unos 45 minutos. (acá lo dejé toda una noche reposando).  Al día siguiente desmoldé, para verificar que salía perfecto, y lo volví a dejar entre el molde. 
6. Para la crema: Diluir en la mitad de la leche la harina. Aparte batir bien el huevo, con el azúcar y reservar. En un cazo poner la leche sin harina a calentar y luego ponerla a los pocos en el cuenco donde batimos el huevo, (hacerlo batiendo constantemente para evitar que se cuaje el huevo), Una vez disuelto, volver a llevar al fuego medio, adicionar la mezcla de leche y harina y batir continuamente con varillas, una vez comienza a espesar, bajar el fuego al mínimo, seguir batiendo y cocinar por 5 minutos más. Luego apartar del fuego y dejar templar un poco.  
  •  Verter la crema encima del bizcocho y espolvorear cacao en polvo. Llevar a refrigerar por algunas horas.  

*


{Algunos apartes del proceso}

A la hora de Montar todo el bizcocho...


Al tener la mezcla del bizcocho, poner la mitad primero, luego adicionar el cacao y verter con cuidado encima de la cada de vainilla, la de chocolate. 


Luego van las bolitas que llevan un buen rato en el congelador, disponerlas en orden sobre el bizcocho, y luego hundirlas un poco. Llevar al horno por 35-40 minutos...


Al día siguiente hice la crema de vainilla. Ponerla sobre el bizcocho y extenderla bien, espolvorear cacao en polvo y llevar a refrigerar por unas horas. 



Al cortar tratar de hacerlo por la mitad de las bolitas de queso, para ver las bonitas formas que se han logrado, aquel "rocío". Creo que para un efecto más bonito, es mejor no hundir mucho las bolitas. Igual ha quedado muy rico, recomendado. Es delicioso, se disfruta en el proceso y no es complicado, solo que requiere orden y ya, a disfrutar...


  




Nota: Al ser dos, se conserva bien en el refrigerador, cubrir con film y con el paso de los días gana sabor, esas bolitas de cuajada son una locura de ricas ;)


Un bocado de textura de bizcocho, con notas de chocolate, más esas bolitas de cuajada y coco, más la crema, es una delicada y maravillosa fusión de sabores y texturas que hacen de este bizcocho una sinfonía de amor. 


***


Mañana será el día de la madre en Colombia, este año todos los pronósticos daban para estar allí con mi H., acompañando también la boda de una de mis primas..., y así es como, muchas citas, viajes, matrimonios, planes se han aplazado para otro día. Desde este lugar, celebraré contigo Ma, te llamaré como siempre lo hago, una vídeo-llamada que para mi fortuna, tenemos esta tecnología y no estamos en la época de este cuadro, donde la libertad para las mujeres no era ciertamente la orden del día. Claro, aún hoy en muchos lugares, la mujer no tiene voz..., y dejo esto hasta acá, porque puedo extenderme con el tema. Y la entrada ha quedado suficientemente sustanciosa (Hace rato no traía una de estas joyas de repostería...) Lo cierto es que se agradece, vivir a miles de kilómetros y poder ver a tu madre allí, al otro lado, con una sonrisa, con una palabra llena de luz, con esa energía que siempre desprendes madre, con todo tu ejemplo de trabajo, de arte, de mujer, de hermana, de esposa. 



***
*


*****

Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________







[❤︎]




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

15 comentarios:

  1. Todo un arte Natalia!!
    Me dejas totalmente impresionada!!
    Es un dulce completamente nuevo, nunca antes lo había visto.
    A primera vista parece Tiramisú, pero luego no tiene nada que ver.
    Felicidades por esta estupenda receta!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi!!!, me enamoré de esta delicia cuando la vi, un flechazo de amor,
      es verdad parece un tiramisú a primera vista, pero dista por completo a la final jajajaja
      Mil besos

      Eliminar
  2. Todo un arte sí que sí.
    Precioso corte :-)
    1 saludito

    ResponderEliminar
  3. Que bizcocho mas espectacular!! me encanta!! te ha quedado buenísimo, tengo que hacerlo.
    Yo tambien me inspire en un bizcocho.
    Besinos.
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una delicia los bizcochos Belén, más si llevan texturas,
      el tuyo me encantó ;)
      besos

      Eliminar
  4. ohhh de 12!!!

    Feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Mi Nati Preciosa, qué bonito es venir a leerte, no solo por tu manera tan meticulosa y buen desarrollada de redactar el post, sino porque transmites tantas sensaciones agradables, felicidad, dedicación, tenacidad, cultura, y no sigo porque no quiero parecer exagerada, pero es cierto todo lo que digo, tú tienes algo que me calma, venir a tu cocina es como abrir la ventana y dejar entrar una brisa fresca en una mañana de Primavera mientras disfruto mi cafecito. Si además nos deleitas con arte, en el plato y en el texto, ya para mí es un goce infinito, lástima no poder probarlo, pero lo describes tan bien, que hasta mi marido, al quien acabo de leer tu entrada, me dice que sin duda tu pastel apetece mucho más comerlo que el de la imagen al que nos remites en el link, dice que se ve más natural, más casero y que seguro está más rico por estar hecho en casa, el otro y sin desmerecer, parece de acabado industrial.
    En fin, que aunque aquí son casi las doce de la noche, me he visto respirando ese Rocío matutino en las marismas de Doñana, aunque nada tenga que ver con ese precioso cuadro, ni con tu pastel.
    Besitos, disfruta del día de la madre, y de tu videollamada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonitas palabras mi Concha bonita!!!!, hace un buen rato no llegaba con una de mis recetas elaboradas, me encanta descubrir tesoros de otros lugares, salados me gustan, pero claro las de repostería son la locura porque hay montones de delicias que sorprenden. Muchas gracias por tu mensaje, es muy bonito leer lo que una entrada puede provocar en alguien, y ese es mi mayor regalo.
      Por allí ya viene el calorcito, por acá vienen días de frío, las mañanas y las estaciones son medio similares ahora, temperaturas frescas, ese rocío de las mañanas que se hace presente a lo lejos, por la ventana...
      Me encanta que te lo hayas gozado, un abrazo para tu marido también,
      besitos para ti también y me haces muy Feliz!!!!!!!!
      Gracias
      Muak!!!!!!!

      Eliminar
  6. Querida Nati, nos has regalado un post impresionante. De principio a fin. siempre es un plalcer disfrutar de tu companía y de tus recetas, hoy dulce y exquisita. Ese rocío de la mañana al que haces alusión, me recuerda, como dice Concha, a las marismas de Doñana, de mi tierra rociera donde está nuestra Madre y Señora de la marismas , nuestra Virgen del Rocío. Mil besos y cuídate mucho!!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Natalia!! No conocía el cuadro y realmente es llamativo, la altivez de la protagonista, ese perfil tan llamativo, a la vez que su piel tan blanca llena de polvos de arroz, y que por lo visto, las orejas no eran empolvadas y desvela su auténtico color de piel. Muy elegante esta señora, he visto sus otros dos cuadros también en la wikipedia y son divinos igualmente los trajes que lleva. A pesar de ser de un tiempo en que la mujer no tenía tanta presencia, se le ve poderosa y seguramente era ella quien decidía como tenía que vivir. Menos mal que hemos avanzado, pero como bien dices, aún quedan lugares que la mujer no es nadie y totalmente sumisa. Qué pena de mundo.
    Tu bizcocho rocío de la mañana, también tiene personalidad propia, belleza interior y exterior, y me encantan esos clarooscuros, ideal para representar el cuadro de hoy.
    Espero que la videollamada con tu madre, llene un poco ese vacío de no poder estar con ella, sobre todo en el día de la madre. Deseo que pronto, pronto, volvamos a poder viajar y a sentirnos seguros otra vez fuera de casa. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Cuando ves algo así y te quedas sin palabras, que se puede hacer?
    Madre mía, no tengo adjetivos para felicitarte por este bizcocho, que se le queda corto el nombre, yo la llamaría "tarta fantástica", que leeré detenidamente porque la pienso hacer, me parece increíble.
    Doy gracias a esta obra que te haya inspirado esta maravilla para poder conocerla y poder hacerla.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  9. La verdad que la tarta tiene trabajo y paciencia, pero chica merece la pena el esfuerzo, me parece espectacular el resultado.
    Felicidades has dado en calvo con la propuesta, Madame X estoy segura que relame viendo desde su posición altiva el Rocio de la mañana.
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Es una total maravilla mi querida amiga.

    Una receta más que vuela para mis pendientes y que caerá pronto. Creo que consigues el efecto deseado, ese contraste maravilloso y dejarnos una vez más con la boca abierta.

    Me encanta que rebajes la mantequilla, el azúcar... no son ingredientes demasiado saludables aunque considero que en cantidades comedidas no tienen por qué faltar en una dieta equilibrada. Pero cada cual es libre de suprimirlos.

    Espero que estéis todos bien. Este problema global que nos acecha nos ha puesto la vida patas arriba. Ojalá lo pasemos pronto, aunque lo veo complicado.

    ¡BEsos mil!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ◠‿◠