21.6.20

Soparnik de Dalmacia, una pizza crujiente rellena de acelgas · {Cocinas del Mundo}


Klapa es "un grupo de amigos", un canto tradicional a cappella, generalmente cantado por hombres, de tradición litúrgica que hace parte del patrimonio de la zona costera de Dalmacia, se pueden encontrar en las calles en verano, grupos que cantan al mar, a la familia, al amor, al vino..., hoy viajamos a la tierra de los dálmatas, de lugares preciosos, con platos como esta tarta que llevaron los romanos a las costas del Mar Adriático

 __________________________


Crujiente, crocante, "crunchi", sonidos que emite el Soparnik una receta emblemática de Dalmacia, un lugar hermoso que pertenece a los Balcanes.  Ubicada en la República de Poljika, en Croacia, estos lugares tienen un bagaje histórico monumental, son pueblos antiguos con mucha, mucha historia a cuestas. 
Según esta información que encontré aquí, la fundación de esta zona, data de tiempos de la Edad Media y el Renacimiento, se establecieron en el centro de la Región de Dalmacia, cerca de Omiš; una Comunidad Autónoma organizada como una "República de campesinos" bajo uno de los estatutos legales históricos croatas más antiguos 1.440 que al día de hoy tienen vigencia. Cuando en tiempos de oscurantismo se avalaba la tortura como una forma de castigo; el estatuto de Poljika decía "todos tienen derecho a vivir".
 
Algo que me llamó la atención al leer de esta zona su historia, y las batallas que tuvieron, fue toparme con una joven Mila Gojsalić, la heroína quien en el año 1530, cuando los turcos se disponían a atacar la región, esta joven apareció entre el campamento, cuenta la leyenda que el general encargado al verla se olvido esa noche de la guerra, se dice que ella paso la noche con el general y que una vez dormido, Mila con antorchas hizo explotar la tienda del almacén de pólvora del campamento, el general y otros soldados murieron. Cuentan que ella murió también y otra versión dice que ella salió a correr y se lanzo por los peñascos al acantilado del río Cetina. Los defensores, motivados por esta hazaña, vencieron al ejercito turco.  Hay una estatua de ella (y una opera también), arriba sobre una de esas grandes montañas que deja ver a lo lejos la mágica ciudad de Omiš, custodiada por ella. (A propósito de esa ciudad de los Piratas como también se le conoce, hace parte de la Región de Dalmacia; dicha ciudad se caracteriza por tener cañon, río y mar, un lugar realmente especial ya que tiene la desembocadura del río Cetina que va a dar al Mar Adriático).  
 
Y en este post literalmente he viajado de manera virtual, que estando al otro lado del mundo, luego de escuchar a una de las mujeres que más me enseña a su manera de historia del mundo, Diana Uribe, en su relato del viaje que hizo por los Balcanes, sencillamente me dí a la tarea de investigar y relacionar lugares que me parecieron interesantes de Dalmacia y cómo no mencionar a Dubrovnik "La perla del Adriático" una ciudad que ojalá un día pueda conocer. 
 
De recetas, estuve tentada con postres no lo puedo negar, y por poco caigo en el Paraíso (paradižet-šnenokle) similar a unas islas flotantes, también muy tentadora la Rožata (el equivalente a un flan), pero con agua de rosas, con naranjas, con licor de marrasquino. Una tentadora para una ratona, la Pince (con queso, que otro día caerá), también una torta de higos secos muy rica  y tantas delicias de dulces de la costa del Adriático que traigo a colación. 
 
Y ahora si al punto de sal, esta vez al ver a una señora (abajo les dejo el vídeo), me recordó a una tía abuela muy querida, mi tía Verónica, me pareció especial esta pizza que trajeron los romanos a estas tierras, se trata de una tarta de masa bien finita, rellena de acelgas, con cebolla y perejil, hace parte de los platos históricos de tradición. (Al final he dejado también una receta amiga para que los tallos los utilicen en una receta deliciosa). 
Sencillamente me encantó ver la manera tradicional entre brasas, el formato enorme que tiene la receta, la energía de esta mujer. Mi receta es una versión adaptada para dos, hecha en horno de casa, con un sabor muy rico, si somos amantes del ajo, pues es una delicia poder bañar este Soparnik con aceite de oliva y ajo picado, cada pedazo es crujiente con un sabor a hogar, a sencillez a delicias de tradición. 


Comparto esta entrada con las chicas de Cocinas del Mundo y para esta ocasión, La Cajita de Nieves y Elena, nos invitan a Dalmacia.
 

_____________________________________________________________________________________________________
Tiempos} 
Preparación Masa:20 minutos | Prep. Relleno:15 minutos | Formado: 20 minutos | Horneado: 25 minutos + 5 dorado  
    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
    Soparnik de Dalmacia, una pizza crujiente rellena de acelgas 
    Ingredientes:

    [MASA]  
    - 250 gr harina
    - 125 ml agua
    - 2 cucharadas aceite de oliva
    - 5 gr sal
    [RELLENO]
    - 1 manojo acelgas (250 gr)
    - 1 cebolla
    - 1 manojo de perejil
    - 2 cucharadas aceite oliva

    [para el final...]
    + 2 ajos picados
    + 2 cucharas aceite de oliva 
    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    «PREPARACIÓN» 
    Soparnik de Dalmacia, pizza crujiente rellena de acelgas 
    1. Poner en un cuenco harina, aceite de oliva, agua, sal y mezclar. Luego amasar un poco hasta tener una masa homogénea. Formar una bola y llevar a reposar en refrigerador por 20-30 minutos, cubriendo con un plato o film.  (Mientras tanto, haremos el relleno).
    2. Para el relleno, lavar bien las acelgas y quitar el tallo central. Apilar las hojas, enrollar y cortar en tiras delgadas, luego cortar al través. Picar finamente cebolla y perejil, adicionar a las acelgas, junto a unas 2 cucharadas de aceite de oliva, agregar la sal, mezclar y reservar. 
    {...Seguimos con la masa}
    3. Dividir la masa en dos. Cada parte la extenderemos primero con ayuda de un rodillo, luego con ayuda de las manos y los puños, con mucho cuidado extender de a pocos hasta lograr finita. Repetir el proceso con la masa restante, disponerlas en una superficie pasada por harina. 
    {...Para formar el Soparnik}
    4. Encender el horno a máxima potencia (en mi caso es a gas, 280°C). Poner en la rejilla inferior una sartén de hierro fundido y dejar calentando horno y sartén. 
    5. Por otro lado, pasar con un poco de harina una bandeja de pizza y poner una de las masas extendidas en la bandeja. Adicionar todo el relleno y cubrirlo con la otra masa que previamente teníamos extendida. Cerrar bien, primero haciendo presión y luego de plegado un poco el borde, cerrando y uniendo bien las dos masas.  Me sobró un poco de masa para que quedará bien redonda. (La verdad es que esta cantidad daría para hacer un círculo un poco mayor, pero no tenía una bandeja de un diámetro mas grande). 
    6. Una vez caliente el horno y la base donde hornearemos el Soparnik. Sacamos la base y la dejamos sobre el piso, espolvorear un poco de sémola de trigo, deslizamos la pizza rellena sobre la sartén de hierro fundido y la llevamos al horno. Por 20-25 minutos a 230°C
    7. Pasado los 25 minutos puse un poco de aceite de oliva en la tapa de la pizza y le puse dorador por 5 minutos para que quedará con ese aspecto dorado. Simular un poco la brasa que cubre el Soparnik en la receta original. Luego sacarlo, poner ajo picado y aceite de oliva. Al servir, saldrá el vapor. Cortar en cuadros y a disfrutar...

    :::::::: PASO A PASO FOTOGRÁFICO ::::::::


    Soparnik de Dalmacia, pizza crujiente rellena de acelgas 
    1. Poner en un cuenco harina, aceite de oliva, agua, sal y mezclar. Luego amasar un poco hasta tener una masa homogénea. Formar una bola y llevar a reposar en refrigerador por 20-30 minutos, cubriendo con un plato o film.  (Mientras tanto, haremos el relleno).

    2. Para el relleno, lavar bien las acelgas y quitar el tallo central. Apilar las hojas, enrollar y cortar en tiras delgadas, luego cortar al través. Picar finamente cebolla y perejil, adicionar a las acelgas, junto a unas 2 cucharadas de aceite de oliva, agregar la sal, mezclar y reservar. 
    {...Seguimos con la masa}
    3. Dividir la masa en dos. Cada parte la extenderemos primero con ayuda de un rodillo, luego con ayuda de las manos y los puños, con mucho cuidado extender de a pocos hasta lograr finita. Repetir el proceso con la masa restante, disponerlas en una superficie pasada por harina. 

    {...Para formar el Soparnik}
    4. Encender el horno a máxima potencia (en mi caso es a gas, 280°C). Poner en la rejilla inferior una sartén de hierro fundido y dejar calentando horno y sartén. 
    5. Por otro lado, pasar con un poco de harina una bandeja de pizza y poner una de las masas extendidas en la bandeja. Adicionar todo el relleno y cubrirlo con la otra masa que previamente teníamos extendida. Cerrar bien, primero haciendo presión y luego de plegado un poco el borde, cerrando y uniendo bien las dos masas.  Me sobró un poco de masa para que quedará bien redonda. (La verdad es que esta cantidad daría para hacer un círculo un poco mayor, pero no tenía una bandeja de un diámetro mas grande). 
    6. Una vez caliente el horno y la base donde hornearemos el Soparnik. Sacamos la base y la dejamos sobre el piso, espolvorear un poco de sémola de trigo, deslizamos la pizza rellena sobre la sartén de hierro fundido y la llevamos al horno. Por 20-25 minutos a 230°C


    7. Pasado los 25 minutos puse un poco de aceite de oliva en la tapa de la pizza y le puse dorador por 5 minutos para que quedará con ese aspecto dorado. Simular un poco la brasa que cubre el Soparnik en la receta original. Luego sacarlo, poner ajo picado y aceite de oliva. Al servir, saldrá el vapor...



    Cortar en cuadros y a disfrutar...






    ::::::::Anexo::::::: 
    {Una idea para aprovechar los tallos de las acelgas y no desecharlos (como hice yo), una manera muy rica se la vi a mi querida Marisa con su blog Thermofan. Les dejo este Revuelto de tallos de acelgas que esta brutal.}




    *

    Esta vez Nieves y Elena me han designado para elegir el destino, apenas vi el mensaje quedé muy feliz de dicha asignación.  Así que, viajaremos a Etiopía, un lugar con muchas recetas deliciosas por probar. 
    El próximo mes hay que enviar los enlaces y la foto del plato a: 
    lacajitadenieveselena@gmail.com


                    


    ****

    Reto Cocinas del Mundo
    Junio 21/ 2020
    Destino: Dalmacia








    *****


    Muchas gracias por pasar por éste rincón,
    lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
    de pensamientos; que para muchos
    son recetas conocidas,
    para otros descubrimientos completos,
    y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
    remembranzas de algún instante especial
    y para mí son todas estas y muchas más..,
    entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
    dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 

    Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten ^_^


    ···
    _____________________________________________

    Me encuentran en: 

    Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

    #poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 
    _________________________








    [❤︎]







    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    9 comentarios:

    1. Fantástico paso a paso, y de la pinta ya no te digo nada, me comía un buen trozo ahora mismo, espectacular!

      ResponderEliminar
    2. Me ha encantado tu pizza, debe estar muy rica y me alegro mucho de ir con vosotras a Etiopía!!! Besos

      ResponderEliminar
    3. Con acelgas y cebolla que buena!!!
      1 saludito

      ResponderEliminar
    4. ¡¡Hola Natalia!! Interesante pizza, bueno, soparnik, pero sí, para nosotros, más se parece a una pizza rellena, o a una empanada, como le llamaríamos aquí, al ir cubierto por dos capas. Yo también opto por ese final de ajo y aceite, le tiene que dar un sabor riquísimo.
      Ay, Europa y sus luchas de poder en tantos años de historia. Nosotros también estuvimos lucha tras lucha con los turcos pues aquí tuvo un imperio de más de 200 años, bueno, de hecho, al lugar donde vivo, le dicen Turquía, y el pueblo que hay en frente, se llama Roma, por una importante batalla entre moros y cristianos, y justo, donde yo vivo, estaban las tropas moras y en el otro lado las cristianas y a pesar de tantos años, aún se siguen llamando así, aunque yo vivo en un pueblo que se llama San Antonio, justo mi zona, todo el mundo la llama Turquía. Pero bueno, la península ibérica, ha sido conquistada por tantas culturas, celtas, romanas, turcas, francesas...es la historia de toda Europa, y todas esas culturas, pues nos saquearían, apalearían y todo eso, pero también, cada uno, nos ha dejado un vestigio de lo que somos hoy en día. Monumentos, palabras, nombres, objetos y también comidas entre otras cosas más. Es nuestra historia, y no hay que repetirla, pero no olvidarla.
      A mí también me encantaría visitar Dubrovnik, mi hermano ya ha estado de vacaciones y otros familiares y todos vinieron encantados. Ahora, con este dichoso coronavirus, es mejor frenar un poco los viajes, ya vendrás, espero, pronto, días mejores. Siento mucho todo lo que está pasando tu país de acogida en estos tiempos, ahora, todo el azote está allí y sé que es desesperante. Sigue cuidándote, ya sabes, mascarilla siempre, lavado de manos y distancia social. De momento, es la única arma que tenemos para mantenerlo un poco alejado. Besitos.

      ResponderEliminar
    5. Querida Natalia, venir a tu cocina solo es un placer por lo que nos enseñas de cocina, sino por todo lo que nos cuentas, eres tan ilustrativa que nunca nos vamos sin aprender algo nuevo. Hoy he descubierto esta maravilla de pizza diferente, seguro que deliciosa,y además sana a más no poder, con ese relleno sabroso y ligero, tiene que ser un gustazo tomar una porción con una buena compañía, en la que no tengas prisas por levantarte de la mesa, porque estaremos disfrutando tanto que bien merece la pena tener una buena sobremesa, para sentir hasta el final que como se come en casa, no se come en ningún sitio.
      Todo me ha enamorado, les fotos, y tus historias, que me hacen viajar más allá de la pantalla de mi iPad, sin moverme del sofá.
      Besitos y feliz semana.

      ResponderEliminar
    6. Doy fe que está riquísima, y te ha quedado requetepreciosa!!
      un besito

      ResponderEliminar
    7. Espectacular esta pizza rellena de acelgas, me encanta esta verdura, ya tengo una receta más para hacerlas. Tus fotos magníficas. Un beso.

      ResponderEliminar
    8. Hola Nati, me parece un recetón, por las masas y por el relleno de acelgas que lo encuentro riquísimo. Te ha quedad de categoría, con estas imágenes tan bonitas que dan gusto verlas. Besos :)

      ResponderEliminar
    9. Está claro que el soparnik es el triunfador de esta edición. Yo voy a hacerlo con espinacas que es una verdura que me gusta más que las acelgas.

      Me encanta como preparas las recetas y la lección de historia que nos has dado.

      Gracias por elegir el próximo destino, ahora nos toca zambullirnos en la cultura etiópe.

      Bss

      Elena

      ResponderEliminar

    Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ◠‿◠