20.5.18

Tapioca en vino con crema de vainilla / Sagu de vinho com creme de baunilha




"O sagu de vinho é como um caviar doce, cheio bolinhas púrpuras, 
monocromático, de sabor intenso, porém delicado, com gosto firme e bem definido. 
O sagu é aquele tipo de iguaria que não deixa dúvidas, sabemos do que é feita e ponto final. 
Não há a necessidade de fechar os olhos para buscar na nossa memória gustativa os ingredientesque entram nessa receita. 
Mas se fechá- los, mesmo a distância o aroma é inconfundível.
E, num primeiro olhar, na primeira colherada ele nos remete imediatamente ao gosto da uva e do vinho tinto. 
É um doce para adultos e para paladares maduros. 
Para agradar o nosso gosto, não deve ser muito adocicado..." 



 __________________________


Con este postre que hice a inicios del verano brasileño pasado, por aquello de la acumulación de recetas que muchas veces se cuecen en nuestras cocinas, entre unas y otras terminó rezagado en la famosa lista de borradores.  Y a propósito de listas, tenemos las pendientes por hacer... (que son una cantidad que con los días se incrementan porque nos provoca hacer de todo, luego están esas listas de recetas que ya hicimos hace tiempo y que quizás valga la pena repetir por cuestión de estilismo fotográfico, como me sucede con muchas de hace unos años, en los primeros días del blog que quedaron en borradores y que al tiempo de hoy ya no cuadran con el estilo de fotografía al tiempo actual). Otras..., anotadas en los cuadernos de recetas (porque soy de la vieja guardia y me gusta mucho tener en físico y a letra cursiva en "algunos nombres de recetas" a la manera de nuestras abuelas plasmar esas recetas, escribir todo el compilado físico que va surgiendo y que con el tiempo también crece, ya voy por el cuarto cuaderno de recetas; muchas quedan anotadas y en pendientes...) ...y así, se van creando las listas y también los borradores. Otras veces, cuando son de esas recetas que nos dejan impresionados... no nos basta con hacerlas una vez..., esas las repetimos muchas veces más y hasta se quedan por temporadas en el gusto del día a día de la casa. Como sea, lo bueno es disfrutarlas y a este sencillo postre hoy por fin le llegó el día de compartirlo. 
Mi ausencia por estos lugares se ha incrementado debido a la visita especial en casa, el tiempo no me ha dado mucha tregua y también he decidido aprovechar más a mi querida Lu. Para hoy, cuando vi el destino que las chicas de Cocinas del Mundo propusieron hace un mes..., mis ojos se abrieron de emoción, confieso que apenas salió el destino, hice un listado de comidas que me interesaban de países cercanos y "lejanos" a los que no he viajado virtualmente en cuanto a culinaria se refiere... y pasaron los días y las semanas..., y la lista la hice, pero se llegó la hora de publicar y el tiempo no me alcanzó para hacer alguna; es más esta receta la envíe a última hora porque priman las ganas de  realizar recetas nuevas. Así que recurrí a desempolvar y compartir esta delicia, aprovechar la ocasión luego de toparme con ella en los borradores, recordarla y antojarme de nuevo para hacerla pronto. 
 
Siendo tercer domingo de mes este es mi aporte para las Cocinas del Mundo, esta vez nuestras anfitrionas son las chicas de La Cajita de Nieves y Elena con su propuesta de cocinar alguna delicia de Latinoamérica, por todos los motivos anteriores, hoy me quedo en casa con la increíble cocina brasileña llena de contrastes y sabores. Este postre nos lleva al Sur del Brasil, a esas tierras de Santa Catarina, Paraná y Rio Grande do Sul. Cuando viví una temporada en Florianópolis (la isla de la magia y capital del estado de Santa Catarina...) ese era mi postre preferido, una receta que surge de las costumbres y tradiciones del gusto de los inmigrantes italianos que adaptaron su cocina a una nuevo contexto, de la mistura entre la cocina italiana y las raíces nativas de los indios.  Del aprecio de los italianos por el vino, este postre es el resultado de esa fusión y surge en el sur del Brasil, una tierra donde se produce un buen vino y donde este es junto a la tapioca el protagonista. 
Este postre lo clasificaría más para adultos por el vino que lleva (sin embargo, en las notas dejo una idea para adaptarlo a los peques de casa). Es fresco, ligero y con increíble y seductor aroma y una combinación de colores rojizos de tonos rubí, impresionantes. Se funde con el sabor y matices de un buen vino (para esta receta he combinado dos tipos, Cabernet y Oporto, se puede hacer con un tipo pero debe ser tinto) y esa rica crema de vainilla entre esas pequeñas esferas de tapioca que se derriten en la boca. No es nada empalagoso y para días de verano o de sol, así como días fríos (que yo lo veo en cualquier clima) es especial.   

________________________________________________________________________________________________________

Tiempos}
  • Tiempo de hidratación tapioca : 1 noche o ( un par de horas antes)
  • Tiempo de preparación tapioca de vino : 45 minutos
  • Tiempo de preparación crema de vainilla : 15 minutos
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Tapioca en vino con crema de vainilla / Sagu de vinho com creme de baunilha 
Ingredientes:
[Para 4 porciones]

[TAPIOCA EN VINO - SAGU DE VINHO ]

- 3/4 de taza de sagu (60 gr)
(remojar en 350 ml de agua por una noche)*

- 1 taza de vino tinto (cabernet en mi caso)
- 1 taza de oporto (o 2 del mismo vino tinto)
- 1 astilla de canela
- 1 taza de agua
- 4 clavos de olor
- 25 gr de azúcar


[CREMA DE VAINILLA - CREME DE BAUNILHA ]

- 2 tazas de leche
- 1 yema
- 3 cucharadas de azúcar**
- 1 cucharadita de esencia de vainilla

* He realizado la receta remojando un par de horas antes la tapioca y también sale muy bien.
**En algunas ocasiones adicionan un poco de almidón de maíz (maicena) y aumentan la cantidad de leche, de igual manera lo endulzan con leche condensada a gusto.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


«PREPARACIÓN»

{TAPIOCA DE VINO}
1. Remojar las perlas de tapioca en agua fría por una noche.
2. Al día siguiente, lavar bien y colar. Poner en una olla gruesa con 4 tazas de agua y cocinar por 15 minutos removiendo para que no se pegue. Colarlo y reservar. 
3. Aparte mezclar en una olla gruesa los vinos, la canela, el agua, los clavos y el azúcar. Dejar tomar hervor y adicionar la tapioca, comenzar a remover de vez en vez. Cocinar por 30 minutos o cuando veamos que las perlas de tapioca estén completamente transparentes, retirar del fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente. Luego llevar a refrigerar por un par de horas. (En mi caso he dejado los clavos y la canela para que siga desarrollando sabor al refrigerar). Servir frío.  


{CREMA DE VAINILLA}
1. En una taza adicionar todos los ingredientes y mezclar con varilla manual, colar la mezcla en un cazo y llevar al fuego. Remover constantemente, una vez toma hervor, cocinar por 2 minutos  más removiendo siempre. Luego retirar del fuego, poner en un bol adicionar la cucharadita de esencia de vainilla y dejar enfriar. Llevar a refrigerar hasta el momento de servir. La consistencia de esta crema es suave, no queda muy espesa y es perfecta para contrastar el sabor y aroma del dulce de vino. 
Servir la tapioca y la crema en tazas separadas, poner un poco de tapioca de vino y crema en vasitos o tazas pequeñas y a disfrutar, una dupla deliciosa!!!!!




:::::::::::: Paso a paso fotográfico ::::::::::::


{TAPIOCA DE VINO}
1. Remojar las perlas de tapioca en agua fría por una noche.
2. Al día siguiente, lavar bien y colar. Poner en una olla gruesa con 4 tazas de agua y cocinar por 15 minutos removiendo para que no se pegue. Colarlo y reservar. 




3. Aparte mezclar en una olla gruesa los vinos, la canela, el agua, los clavos y el azúcar. Dejar tomar hervor y adicionar la tapioca, comenzar a remover de vez en vez. Cocinar por 30 o cuando veamos que las perlas de tapioca estén completamente transparentes, retirar del fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente. Luego llevar a refrigerar por un par de horas. (En mi caso he dejado los clavos y la canela para que siga desarrollando sabor al refrigerar). 


4. Servir frío




{CREMA DE VAINILLA}

1. En una taza adicionar todos los ingredientes y mezclar con varilla manual, colar la mezcla en un cazo y llevar al fuego. Remover constantemente, una vez toma hervor, cocinar por 2 minutos  más removiendo siempre. Luego retirar del fuego, poner en un bol adicionar la cucharadita de esencia de vainilla y dejar enfriar. Llevar a refrigerar hasta el momento de servir. La consistencia de esta crema es suave, no queda muy espesa y es perfecta para contrastar el sabor y aroma del dulce de vino.



Servir la tapioca y la crema en tazas separadas, 
poner un poco de tapioca de vino y crema en vasitos o tazas pequeñas y a disfrutar, una dupla deliciosa!!!!!














Y a disfrutar!!!!


NOTAS**

· Del tipo de vino: En mi caso lo hice con vino tinto seco combinado con oporto. Se puede hacer con un tipo de vino y en este caso adicionar un poco más de azúcar, o quizás con un vino dulce. Para mi gusto, soy más de vinos secos o semi-secos. Para adaptarlo para niños he visto que lo hacen con jugo de uva. 

· De la crema: Suele ser de consistencia ligera, con sabor a vainilla y ese ligero color hueso. A veces la realizan como una crema inglesa con más yemas y almidón de maiz. En mi caso la prefiero más ligera. 

·Para conservarlo: Se conserva bien en el refrigerador, con los días claramente gana en sabor. No dura mucho en casa porque es de comenzar y terminar casi que el mismo día. Para la cantidad que hago en casa, se va muy rápido. 

*

*Anexo*
Acá pueden ver las recetas que tengo con tapioca en el blog como estas Bananas bajo el Mar..., (una receta súper sencilla y muy rica), y también esta Tapioca en leche con manzanas pochadas (otra delicia completa). Esta receta de hoy fue la primera que conocí y que hice hace mucho..., por fin la traigo. Veo que a muchas les es extraño este producto, son bolitas de harina de yuca, ya saben que en este país la mandioca, tapioca, yuca es importante en muchos platos de su cocina, ya sea en harina sencilla, en harina tostada que llaman "farofa", en fécula o almidón de yuca para los Pan de queso brasileños , para tantas recetas e incluso en postres como este se puede ver. 


A la tapioca le denominan "Sagu" y esas bolitas que parecen frutas esféricas perfectas son un manjar en este postre (eso sí, el vino creo que es fundamental), con su precioso color, suele encontrarse en muchos restaurantes de esos estados del sur e incluso en las casas también hace parte de las sobremesas de fin de semana. Es muy sencillo de preparar, se puede hacer en la mañana y dejar reposar en el refrigerador hasta la hora de servir, frío gana consistencia y mucho sabor, porque la tapioca recibe la huella de sabores del vino y junto a la crema es sencillamente espectacular.  


Para los que gustamos del vino, este postre es puro amor, se los aseguro. Por hoy no es más, espero entre ratos visitar cocinas que tengo en mente y no he llegado a disfrutar con calma, me he atrasado un poco en pasar a ver recetas, la verdad es que no me ha dado el tiempo.  Esta semana vendré de nuevo ya que me pica no compartir recetas y el blog es un espacio que quiero mucho y que me gusta mimar, así que por acá estaré. 

Les deseo una feliz semana, con buenos momentos y los que no lleguen tan buenos..., a pasarlos con fortaleza. Espero les guste y ojalá se animen a realizar esta receta, que parece muy exótica y quizás lo sea, como tantas cosas de este Brasil que tanto aprecio.    


*****
*
                


****

Reto Cocinas del Mundo
Mayo 20 / 2018
Destino: Lationamérica - Brasil

***







***
*
*
***



*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 

Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten ^_^


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 

Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 
_________________________


[❤︎]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19 comentarios:

  1. No sabes cuanto me ha gustado este postre. Lo tiene todo, no demasiado dulce, con vino, con color y con originalidad. Gracias por traerlo al cocinas del mundo y gracias por estar por estar por venir a la cita mensual.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Natalia!! Creo que me han regalado algo parecido a las perlas de tapioca, no sé, porque yo este ingrediente no lo había visto nunca antes, el mío creo que se llama Perlas de Japón, y son muy similares a lo que tú nos muestras. No tengo claro todavía qué hacer con ellas, así que voy tomando ideas.
    El color de las bolitas se ve divino, con el color que ha tomado del vino, son auténticas perlas. Bueno, yo no soy mucho de vino, pero imagino que para los amantes de él, este postre tiene que ser muy rico. Y estupenda combinación con la crema de vainilla. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. madre mia, que fotazas!!
    tiene que estar impresionante y queda precioso...enhorabuena por la elección y la elaboración!! besotes!

    ResponderEliminar
  4. Hola Nati, que rico se ve este postre. Sabes que nunca he probado la tapioca. La he visto en el mercado en Caracas pero no la he comprado porque no sabía como prepararla. Ya tengo una oportunidad perfecta para hacerlo jejejejje que ricuraaaa

    ResponderEliminar
  5. una recetaza. Sólo ver tus fotografías se me hace la boca agua. Una maravilla. Después cuando veo tus comentarios me enamoro de los platos y de tu poesía, poesia culinaria verdadera.

    ResponderEliminar
  6. Nati espectacular es poco para lo que merece tu postre. Tengo asociado el sabor y la suavidad aterciopelada de la tapioca, a las sopas que mi madre preparaba cuando mi hermana Pilar era pequeña, ella comía poco y mal, y todo el tiempo se la pasaba ideando cómo hacer que lo poco que comiera la niña, fuera nutritivo y de fácil digestión,
    Tu postre me sorprende a la vez que me gusta, nunca bebo vino porque me da dolor de cabeza, y eso que me gusta, pero no quiere decir que no lo utilice en cocina m ya que al cocinarlo los alcoholes desaparecen, eso tengo entendido al menos, es así cuando puedo disfrutarlos sin padecer mis terribles jaquecas.
    Voy a guardar tu postre en mi apartado especial, es sencillo y asequible, todo lo que lleva es prácticamente fácil de encontrar. Estoy viendo la cara de admiración que más de uno pondrá al ver tu sorprendente postre, nadie adivinaría (al menos en casa) que está elaborado con tapioca.
    Besos guapísima, y gracias por regalarnos un día más tu saber culinario.

    ResponderEliminar
  7. Me tienes alucinada con esta receta; vi ayer la foto y me quedé ensimismada. De aspecto se parece a un postre danés, pero nada nada que ver en realidad, una vez que lees los ingredientes. Muy curioso y muy bonito :)

    ResponderEliminar
  8. Nati a veces se presentan ocasiones que nos brindan la oportunidad de compartir recetas que tenemos en borradores hace tiempo y no vemos la ocasión de compartir o bien son la excusa ideal para meternos entre fogones y avanzar, aunque sólo sea un puesto, en la lista de pendientes por hacer.

    Nati no tengo ni idea de qué es la tapioca. Sí que he oído hablar de ella (más bien leído) y sé que es un alimento, pero ni idea si en España se puede o no comprar, ni en qué recetas utilizarla más allá de este postre que tiene una pinta fantástica y que te aseguro se me ha antojado.

    Sí que se nota tu ausencia en estos lares, pero si tienes visita en casa es normal que te centres más en ella que en el ordenador ¡nosotros estamos por aquí siempre y deseando verte publicar!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Natalia, parece caviar!
    Creo que en una receta anterior también usaste estas perlas de tapioca, nunca las he visto por aquí, se ven tan bonitas con ese color rubí del vino. Las estoy mirando en Amazon y hay unas negras y también estoy mirando todos sus usos como hacer un pudín o algo así como un te de burbujas!
    Interesante producto y bella y provocativa receta.
    De las recetas pendientes, en borradores, listas y mas listas mejor ni hablemos, jaja, tengo listas hasta en el celular, de cosas que se me van ocurriendo y lo peor de todo es que después ni me acuerdo que ellas, jaja, toda una locura.
    Besitos amiga y feliz inicio de semana!!

    ResponderEliminar
  10. Jamás he probado la tapioca. He escuchado mucho de ella pero no he cocinado con ella nunca. Me atre muchísimo. A ver si encuentro por aquí y me animo. Es un postre delicioso y con unos colores muy bonitos. Me lo apunto. Besitos

    ResponderEliminar
  11. Tapioca with wine seems the ultimate dessert!!!






    ResponderEliminar
  12. ey pero mira que es divertido este postre, me ha encantado, ole por esas recetas que tienen que ver la luz, a mi me pasa ls mismo y hay algunas que no me acuerdo exaltamente que ingredientes llevaban y las paso a carpetas imagenes jejejje y otras que como dics las fotos dejan mucho que desear, encantada de pasar por tu cocina, y disfrutar de tus fotos, besos

    ResponderEliminar
  13. que delicioso postre, ahora mismo metía mi cuchara dentro de esa copa y no dejaba ni un granito d tapioca, me ha encantado !!!!
    mil besitos Nati
    Rosa

    ResponderEliminar
  14. No se que ha pasado con mi anterior comentario pero vuelvo a la carga jajajajaja Me encanta tu postre, todo colorido y gustosidad y me uno al club de las listas interminables! Un beso amiga, estupenda aportacion!

    ResponderEliminar
  15. Natalia , vaya color precioso y en general todo el postre, se ve precioso. Anda, qué no da alegría encontrarnos con post en borradores. A mí me da a veces un respiro. Yo de todas maneras no publico tantas veces a la semana como tú, no me daria la vida para tanta correría.
    Bueno, no te digo nada más que me ha parecido un dulce precioso y bien hecho como siempre todas tus cosas.
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  16. Me ha llamado la atencion el tamaño de la tapioca la que venden aqui es distinta yo solo la he tomada cocinada con un buen caldo limpio y me encanta asi que no dudo lo mas minimo que asi con el vino tinto y esa crema este para ponerle un piso.
    Como siempre receta y fotos del paso a paso son de 20 points.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  17. El color precioso y la receta me ha encantado.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  18. Nunca usé tapioca y creo que aquí se vende en polvo, pero el postre me parece estupendo y creo que me gustaría. besinos

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por sus comentarios, los leo todos y aunque muchas veces no alcanzo a responder, sepan que los apreció montones y de igual manera aprecio el tiempo que dedican al pasar por este lugar.
    Siempre bienvenid@s,

    Gracias Totales!!!!
    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^