18.10.18

Zanahoria y brócoli gratinados, ...depurando la nevera

..
Rejilla de zanahorias entrelazadas, una tarta de gratinados que es agradecida en tiempo y sencillez, en medio de un bosque verde con pastos de quesos fundidos y nubes de cintas de anaranjadas y delgadas, ...caminamos bajo ese cielo   


Tengo la costumbre de decantar la nevera, sobretodo porque es de esas con una sola puerta y con el congelador contenido (o sea, no es No frost), lo que quiere decir que cada 25 días ( tengo que oprimir un botoncito para descongelar el cajón que se llena de hielo..., suelo dejarla en las noches en ese proceso y dependiendo de lo congelada que esté puede demorar entre 8 a 12 horas descongelando; para nuestra fortuna es de esas que tiene un sistema de mangueras (la cosa no es tan a la antigua), por atrás un gran cajón plástico especialmente diseñado con un sistema de desniveles que se va llenando paulatinamente, especial para contener toda el agua resultante del proceso de descongelado que luego por evaporación natural, desaparece, ...para cada ciclo repetir el ciclo. Obviamente, cada cierto tiempo (1 vez al año), me pongo a la tarea de desarmar el sistema trasero para limpiar dicho elemento enorme.   
Y ya me fui por otro lado, a lo que iba es que no suelo comprar carnes para el mes, ni mucho menos, es más el congelador que es pequeño lo tenemos destinado para panes y arepas que congelo para tener fresco al momento del desayuno. (A veces me organizo una vez recién descongelado el congelador y compro salmón, que suelo arreglar de "pe a pa", quitando hasta agallas..., porque esas siempre las mandan y dejándolo perfectamente limpio y porcionado para congelar. La mayoría de veces el salmón lo gasto en estos deliciosos cuencos de arroz o Donburis que desde que conocí, son los reyes de casa, porque resultan ser un almuerzo ligero para nosotros). De las carnes, la compro fresca justo la que vamos a consumir. La verdad son más nuestros días sin carne, ya llevo un tiempo acostumbrada a esta rutina; total el cuerpo lo agradece y el medio ambiente también.   
Me gusta cocinar en casa siguiendo una regla por varios días, cocinar con lo que tienes en la nevera, sin comprar nada más, depurando todo lo viejo, que suele ser en esos días de nevera y botoncito descongelador. Un buen método para aprovechar lo que esta allí guardado olvidado y casi que marchitado. Esas verduras que me han sobrado de otras preparaciones o quizás algunas que ya están medio viejitas. Y luego de toda la anterior explicación, quiero aprovechar para dejar esta idea sencilla y rápida, que no tiene ningún misterio en la que una viejas zanahoria, una parte de brócoli y queso viejito se han convertido en esta deliciosa bandeja de gratinados. Esta receta se va directo al proyecto 1+ / - 100,  desperdicio 0, que organiza mi querida amiga Marisa en su blog Thermofan. En este proyecto caben todo tipo de ideas que contribuyan a tener un mejor manejo de aquello que nos sobra o quizás que ya no le vemos cierto uso, comprende tanto alimentos, como cosas del día a día.  A propósito de ello, les dejo esta entrada acerca de la regla de las 5 erres, que me parece estupenda para seguir mejorando en este aspecto. 
 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
    · Tiempo de preparación: 15 minutos
    · Tiempo dehorneado: 15 - 20minutos
_____________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Zanahoria y brócoli gratinados, ...depurando la nevera
- 350 gr de brócoli
- 100 gr de zanahorias en laminas (cintas)
- 1 ajo rallado
- 1/2 cebolla en láminas
- 180 gr de yogur natural
- 80 gr de queso mozarella rallado
- 10 gr de perejil picado (4 cucharadas)
- 12 gr de cebollino picado (4 cucharadas)
- pimienta negra recién molida
- 1 cucharadita de mostaza antigua
- sal al gusto
- ghee o mantequilla para untar el molde

+ algunas cintas de zanahoria para adornar

*Se pueden utilizar verduras a gusto, calabacines, pimientos, guatilas (chayotas), berenjenas...
________________________________________________________________________________________________________

«PREPARACIÓN»
1. Sacar los ramitos de brócoli y cocinarlos en agua hirviendo con una pizca de sal por 2 -3 minutos. Escurrirlos y reservar. Aparte con un cuchillo pelador, sacar cintas de zanahoria. Mezclar las cintas con el brócoli y la cebolla picada tiras.
2. Aparte en un cuenco poner el yogur natural con un poco de ajo rallado, el cebollino y el perejil. Mezclar y adicionar la mostaza antigua, la pimienta y la sal a gusto. Agregar las verduras a esta crema de yogur.
3. Alistar el molde pasando un poco de ghee o mantequilla y verter la mezcla. Decorar con más cintas de zanahoria creando una rejilla con ellas y poner queso curado o parmesano rallado. Llevar al horno precalentado a 180°C por unos 20 minutos o hasta que haya gratinado un poco.

:::::[PASO A PASO FOTOGRÁFICO]:::::

1. Sacar los ramitos de brócoli y cocinarlos en agua hirviendo con una pizca de sal por 2 -3 minutos. Escurrirlos y reservar. Aparte con un cuchillo pelador, sacar cintas de zanahoria. Mezclar las cintas con el brócoli y la cebolla picada tiras.

2. Aparte en un cuenco poner el yogur natural con un poco de ajo rallado, el cebollino y el perejil. Mezclar y adicionar la mostaza antigua, la pimienta y la sal a gusto. Agregar las verduras a esta crema de yogur. 
3. Alistar el molde pasando un poco de ghee o mantequilla y verter la mezcla. Decorar con más cintas de zanahoria creando una rejilla con ellas y poner queso curado o parmesano rallado. Llevar al horno precalentado a 180°C por unos 20 minutos o hasta que haya gratinado un poco.


A disfrutar...



*



#unomasmenos100desperdicio0

#poesiaculinaria

***
*
***
*

*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________



[❤︎]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 comentarios:

  1. Buenos días, Nati, querida!! ¡Cuánto tiempo sin pasar por tu cocina, disculpa! pero he venido atraída por el olor de este magnífico, sencillo y delicioso gratinado de verduras, de los que a mi más me gustan. Este tipo de cocina, del día a día, de aprovechamiento, de 0% resíduos, es el que más me gusta. Yo también lo pongo en práctica en mi casa.
    Mi frigo es No frost, por tanto no tengo que descongelarlo, regularmente. Pero si me gusta, al menos una vez al mes, echarle una miradita tanto al congelador como al frigorífico, para hacer inventario de lo que tengo, lo que debo gastar enseguida y lo que aún dura un tiempo más...
    Tu gratinado tiene un aspecto delicioso, es fácil y riquísimo para una cena, por ejemplo. Me ha gustado muchísimo. Te mando un beso y nos vemos pronto... prometo no perderme tanto.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Natalia!! Ay, lo que lleva toda la limpieza de la cocina en general, y más los que siempre estamos metida en ella, y no siempre por gusto, porque comer hay que hacerlo todos los días y no siempre apetece o sabemos qué hacer.
    Yo estoy en casa por las mañanas, pero entre el blog, los entresijos propios del ama de casa y que tengo cosas que hacer de mi trabajo en casa, pues imagina, la mañana se pasa volando. Nada más comer me voy al trabajo y normalmente regreso a altas horas de la noche, así que decidí hacerme un menú semanal, así que cuando llego por la noche, saco del congelador lo que necesite para el día siguiente. La compra la hago también semanal, como tengo el croquis con los menús, pues compro sólo lo que necesito. Así el congelador tiene prácticamente lo que voy a consumir en la semana al igual que la nevera, y eso sí, trozos de panes congelados, algún brioche y cosas así. Me he dado cuenta de que de esta manera no tiro prácticamente nada y no tengo comida sobrante. Pero es cierto que siempre quedan restos, y entonces, recetas como esta, vienen genial, pues ves que se puede hacer una comida riquísima, con vegetales y que a todos en casa contentará. Por cierto, me ha gustado mucho esa salsa de yogur que lleva este gratinado, tomo nota. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo me apunto encantada a esta limpieza del frigorífico si como premio me sirves este gratinado. Es una manera estupenda de no dejar nada "viejo" en la nevera, ni en el congelador, que ese a veces, y en según qué casas es un auténtico cajón de sastre y no sabes qué vas a encontrar ni de qué año, así que tu técnica, aunque sea por las circunstancias, me parece ideal.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola Natalia!!
    Vaya pereza tener que descongelar el congelador tan a menudo. Por un lado también va bien, ya que liquidas todo y no se queda ahí años jeje

    La tarta se ve espectacular, como todo lo que haces

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tu presentación de platos siempre son fabulosas Nati :-))))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. No hay mal que por bien no venga ,tu si que sabes sacar partido al tener que descongelar el cajon del congelador cada tan poco tiempo ,ya me gustaria a mi tener esa imaginacion para crear platos con lo que tenga en el frigorifico ,seguro que ese gratinado estaba de rexupete no lo siguiente.
    Como siempre la receta ,las fotos del paso a paso y la presentacion son de 20 points, seguro que a Marisa le encanta tu aportacion.
    Bicos mil wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  7. Querida Nati. Vi que habías colgado la receta y después no recordé y no llego más tarde, porque me voy a la cama ya mismo. Aquí hoy ha diluviado todo el día y no sé qué tal estará fuera porque no ha parado ni un minuto.
    Como siempre, nos asombras y nos enamoras. Con nada, has preparado un gratinado precioso. El enrejado nunca se me hubiera ocurrido y a primera vista y con los ojos medio pegados que tengo ya, ni me había dado cuenta de lo que era.
    Me encanta. Lo que no me gusta tanto, es el congelador que tienes, que ya lo sabía, pero te obliga a controlar mucho mejor lo que compras y congelas, además del engorro de tener que descongelarlo.
    Mil gracias por enlazar a mi blog en todo lo relacionado con este proyecto. Ojalá se animara la gente que te comenta y no participan, porque es tan importante y a la vez satisfactorio.
    Mil besos con mucha lluvia que espero no provoque desgracias.

    ResponderEliminar
  8. Hola, reciclar ya es obligado, aprovechar todo lo que tenemos en la nevera y en la despensa es tener buen gusto, educada y buena cocinera. Eso decía mi madre y tanto lo repetía que siempre lo tengo presente. Ya veo que tú haces lo mismo y cocinas con buen gusto y delicioso. Este pastel salado es exquisito y a la vista una maravilla. Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Nati no suelo congelar casi nada, a menos que sea estrictamente necesario, por eso lo poco que tengo congelado, lo tengo más que controlado, amén de tener un congelador no frost, que lo limpio en un abrir y cerrar de ojos.
    Pero a tiro hecho me prepararía un gratinado tan vistoso como el tuyo, que de entrada es una receta más que apetecible.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hacer limpieza de nevera siempre va bien porque así reciclamos restos que se nos van quedando dentro, aunque la verdad es que si es tan obligado como te pasa a ti supongo que será algo pesado.....pero le sacas un partido increíble Nati, este gratinado que has hecho me parece genial, tiene que estar riquísimo!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  11. Natalia, qué maravillosa receta de lo más resultona, porque la idea da para aprovechar variedad de vegetales. Desde mi experiencia de tantos meses sin electricidad, trato de no mantener muchas cosas congelando, me da pavor perder tanta comida como esa vez. Esta que tenemos no hace frost, por lo que no necesito descongelar, pero una que tenía en Venezuela era una cosa terrible, mientras contabas tu rutina con tu nevera, recordé esa mía, ay amiga casi cada 15 días tenía que descongelar o me comía esa nevera, jaja! Hasta que por fin pudimos comprar una mejor, jaja, qué alivio!
    Muy buen reciclaje para el reto. Besitos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^