21.4.19

Pizzas rellenas de tomate y queso, delicias callejeras de Sicilia / Scacce ragusane al pomodoro

Una pizza rellena o una foccacia, lo dejo a criterio de cada quien..., lo único que tengo claro luego de esta delicia llena de capas suaves que se derriten en boca con la más suculenta salsa de tomates y el delicioso contraste de queso derretido, es sencillamente para repetir y claro, poner en lista de destinos fijos por conocer en Italia, Ragusa y sus calles, la ciudad alta y la baja que se miran, se complementan, se acarician. Con cocina callejera como esta, calles, arquitectura y bellos paisajes..., así, siempre dan ganas de conocer lugares como este que hoy llega para compartir un trocito de la cocina siciliana
 __________________________

 *
Locamente se publicó esta entrada antes de tiempo...¡cachimplum! espero haber actuado rápido, porque el día para compartirla es justo hoy ;). 
Mi sueño con estos retos es conocer virtualmente lugares, que espero un día conocer personalmente y probar por allí para comparar sabores; esta vez viajamos a un pueblito que se encuentra en al Sur de Italia, pertenece a la Sicilia y les hablo de Ragusa, siempre he soñado con conocer pequeños pueblos llenos de casas antiguas, calles empedradas, cocina deliciosa y mucha historia que las abuelas han legado a través de los años en cada familia, y es que con ver fotos como esta... a que no te entran unas ganas enormes de viajar. Por cierto, es patrimonio mundial de la Unesco. Tiene la particularidad de tener dos partes una en lo alto de una montaña y la otra en la ciudad antigua y digo esto por cuenta de un terremoto que hubo en el año 1693.  
Pues bien, reconozco que la cocina italiana me mata..., y la verdad es un deseo latente conocer Italia desde sus pequeños pueblitos, llenos de magia como es Ragusa. El Sur me llama montones la atención, al buscar cocina Siciliana, reconozco que llegué tarde a participar porque eran tantas las recetas que quería realizar..., que me fue muy difícil decidir, es más intenté hacer dos en un día, claramente salada y dulce. Pues bien..., no me apuré demasiado porque la gracia en la cocina es disfrutar y aprender, así que decidí un día hacer esta delicia y al siguiente la dulce que me queda por compartir...  

 
Esta receta hace parte de la gran diversidad de opciones que podemos encontrar en las calles de Sicilia, siempre las cosas al horno me hacen ojitos. Unas pizzas rellenas con dos tipos de queso; la masa se prepara con sémola de trigo duro, sal, un poco de levadura, aceite de oliva virgen y por supuesto agua, tomates y albahaca, la receta la encontré acá y me flechó. Como ya saben que mi pizza preferida es la Margarita por sobre muchas..., pues este cruce de sabores mata por goleada a esta ratona que hoy llega más que feliz a compartir esta receta. Reconozco que hice la primera Scacce siguiendo las reglas..., pero como las mismas son para romperlas cuando se tienen más cosas que has acabado de preparar el último fin de semana con un pesto de dioses..., pues a las siguientes les adicioné pesto de dos tipos de albahaca que compré en el mercado itinerante de los sábados. Del resultado, la receta tomo un rumbo celestial, (pero ya saben es opcional), en la lista de ingredientes están los de la receta original y bueno..., en cuanto a rellenos los hay de muchos sabores, con solo tomates y quesos como es el caso que les comparto hoy, en verano con berenjenas, tomate y albahaca, con cebollas, ricotta y salchichas..., para gustos los colores. 

Y aunque estamos en domingo de Pascua, les dejo un cachito dulce de esta Colomba di Pasqua que hice hace un año y que este repetí en casa. Y para seguir con la onda de Sicilia esta Casatta Siciliana que fue creo que el primer postre "complejo" que hice en el blog, una receta que quiero mucho y a la que le guardo especial cariño porque me trajo un regalo especial de mi querida Maggie. 
Últimamente ando muy panadera en casa, y más de cocina salada, luego de esta golosa Prajitura con bizcocho de chocolate, merengue y crema de avellanas, la cocina se dio un respiro de dulces, pero la siguiente sí es dulce y más sencilla *_*    
Revisando un poco de historia e información acerca de esta receta que encontré acá. Y luego de haberla realizado, les digo que la clave consiste en lograr dejar la masa lo más delgada posible (para ello hay que utilizar un rodillo angosto y delgado), debemos extender lo más que podamos la masa, luego se pone un poco de aceite de oliva y se pincela por completo, seguidamente una capa de salsa de tomates (que si es casera mucho mejor), pedazos de queso intercalados y hojas de albahaca. Luego el otro punto importante esta a la hora de plegar (abajo en el paso a paso de fotos les dejo la idea). Luego de cada pliegue se pone de la misma manera los ingredientes de relleno, hasta que obtenemos un gran paquete relleno. De la cantidad de pliegues, para que se vean como los de la foto, debemos conseguir realizar unos 4 grandes dobleces en total, (la técnica de plegado es la misma que se utiliza para hacer masa de hojaldre).
 
(Ahora que estoy redactando la receta, luego de bajarme media de estas pizzas rellenas y con la panza llena, todo fluye de maravilla...). Claramente la he adaptado a mi contexto en el sur de Brasil y he optado por reemplazar el queso Caciocavallo por dos tipos (provolone fresco de la ciudad y queso colonial también realizado en Pelotas, RS. Ciudad de influencia italiana y alemana, llena de tradiciones de esas dos culturas). Aprovechando que utiliza sémola de trigo duro Rimacinata, por cierto he utilizado una que descubrí hace poco y me encantó..., acá esta, ha sido un menú de locura para una cena especial con Mr.G. (mi compañero de viaje y cómplice de locuras). 

Con esta receta participo con las chicas de Cocinas del Mundo,  en esta versión Concha de de Cocina y aficiones nos lleva a Sicilia y yo feliz como perdiz de viajar las veces que sea necesario a esta preciosa isla. 
 
______________________________________________________________________________________________________

Tiempos} Tiempo preparación y cocción salsa: 2 horas | Tiempo preparación masa: 20 minutos | Tiempo levado: 3 horas Tiempo montaje de pizzas rellenas: 10 minutos por unidad |  Tiempo horneado: 20 -25 minutos a máxima potencia* 
*Cada horno es un mundo. El horno que utilizo en casa es a gas y da unos 280°C de temperatura máxima.
    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
    Pizzas rellenas de tomate y queso, delicias callejeras de Sicilia / Scacce ragusane al pomodoro
    Ingredientes:
    [ 4 Unidades]

    SALSA DE TOMATE CASERA (Rinde 520gr aprox.) 
    - 1400 gr de tomates
    - 3 cucharadas de aceite de oliva
    - 2 ajos picados 
    - sal
    MASA 
    - 500 gr sémola de trigo duro*
    - 30 gr aceite de oliva
    - 6 gr levadura fresca 
    - 8 gr sal
    - 325 ml de agua tibia

    + RELLENO
    - 300 gr queso provolone
    - 300 gr queso mozarella**
    - hojas de albahaca
    - salsa de tomate casera(520 gr)***
    - aceite de oliva
    - sal
    - pimienta

    * El tipo de sémola es Rimacinata
    **El queso es de la zona de Río Grande del Sur, se llama queso colonial, pero bien se puede reemplazar por mozzarella.
    *** Se podría utilizar una salsa de tomate de buena calidad en caso de no hacerla en casa, para quienes quieran agilizar el proceso. No es lo mismo, pero bueno, siempre se puede adaptar todo. 
    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    «PREPARACIÓN» 
    Pizzas rellenas de tomate y queso / Scacce ragusane al pomodoro
    Salsa de tomate casera :  Pelar los tomates y si gustan quitar semillas, en mi caso las dejo. En una sartén amplia y baja sofreír en aceite de oliva los ajos (sin que se quemen) y luego adicionar el puré de tomate, cocinar por 90 minutos a fuego bajo, removiendo a los pocos.

    Para la masa
    1.  En un cuenco poner la sémola con  la sal, mezclar. Luego adicionar el aceite de oliva. Adicionar la levadura fresca al agua tibia y diluirla bien, verter el agua sobre la harina y comenzar a mezclar con cuchara, luego integrar con las manos y volcar la masa sobre una superficie plana.
    2. Amasar por unos 10-15 minutos hasta tener una masa suave y elástica. Hacer una bola y poner entre un bol cubierto con film, dejar levar por 3 horas.
    3. Una vez la masa ha crecido, dividir en 4 porciones y formar bolas (reservar en un recipiente hermético). Alistar la salsa de tomate casera que debe estar fría, cortar el queso en láminas cuadradas. 
    4. Tomar una de las bolas, espolvorear un poco de harina sobre el mesón y estirar con ayuda de un rodillo angosto y delgado, con este tipo de rodillo podremos dejar la masa lo más delgada posible. Poner un chorrito de aceite de oliva y pincelar toda la masa, cubrir con salsa de tomate y poner queso alternando los dos tipos de queso que utilizamos. Cerrar dos de los extremos hacía la mitad. 
    5. Poner más aceite, salsa y quesos y volver a doblar, repetir el proceso y doblar de nuevo como se ve en las fotos. Tener pre-calentado el horno a máxima potencia y poner un poco de harina en una plancha de hierro fundido y poner la pizza rellena en la base, llevar al horno por 25 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. (En mi caso el horno es a gas, lo dejé en la mitad del horno a 280°C).   
    6. Repetir el proceso con el resto de masas. 
    *Como nota importante y característica de la Scacce ragusane: Una vez formado cada paquete de masa rellena, hay que llevarla de inmediato al horno para evitar que comience a levar de nuevo, la idea es que queden las capas internas delgadas y evitar que crezcan. 


    :::::::::::: Paso a paso fotográfico ::::::::::::


    Pizzas rellenas de tomate y queso / Scacce ragusane al pomodoro
    Salsa de tomate casera: pelar los tomates y si gustan quitar semillas, en mi caso las dejo. En una sartén amplia y baja sofreír en aceite de oliva los ajos (sin que se quemen) y luego adicionar el puré de tomate, cocinar por 90 minutos a fuego bajo, removiendo a los pocos.


    Para la masa
    1.  En un cuenco poner la sémola y sal, mezclar. Luego adicionar el aceite de oliva. Adicionar la levadura fresca al agua tibia y diluirla bien, verter el agua sobre la harina y comenzar a mezclar con cuchara, luego integrar todo con las manos y volcar la masa sobre una superficie plana


    2. Amasar por unos 10-15 minutos hasta tener una masa suave y elástica. Hacer una bola y poner entre un bol cubierto con film, dejar levar por 3 horas.
    3. Una vez la masa ha crecido, dividir en 4 porciones y formar bolas (reservar en un recipiente hermético). Alistar la salsa de tomate casera que debe estar fría, cortar el queso en láminas cuadradas. 
    4. Tomar una de las bolas, espolvorear un poco de harina sobre el mesón y estirar con ayuda de un rodillo angosto y delgado, con este tipo de rodillo podremos dejar la masa lo más delgada posible. Poner un chorrito de aceite de oliva y pincelar toda la masa, cubrir con salsa de tomate y poner queso alternando los dos tipos de queso que utilizamos. Cerrar dos de los extremos hacía la mitad. 
    5. Poner más aceite, salsa y quesos y volver a doblar, repetir el proceso y doblar de nuevo como se ve en las fotos. Tener pre-calentado el horno a máxima potencia y poner un poco de harina en una plancha de hierro fundido y poner la pizza rellena en la base, llevar al horno por 25 minutos o hasta que esté ligeramente dorado. (En mi caso el horno es a gas, lo dejé en la mitad del horno a 280°C). 
     
    6. Repetir el proceso con el resto de masas. 
    *Como nota importante y característica de la Scacce ragusane: Una vez formado cada paquete de masa rellena, hay que llevarla de inmediato al horno para evitar que comience a levar de nuevo, la idea es que queden las capas internas delgadas y evitar que crezcan. 

    Disfrutar tibias, son deliciosas, al llevar ese contraste de quesos, resultan bocados contundentes, en mi caso dejé enfriar unas y las corte en porciones y al congelador. Luego al momento de servirlas, calentarlas en horno y quedaran de nuevo tiernas y jugosas. 

    *
    De Sicilia puedo decir que tengo ya varias delicias porque me encanta esta zona de Italia, encontramos el Falsomagro, la Cassata Siciliana, las Galletas Genovesi


    Feliz domingo y buen provecho




    *
                    


    ****

    Reto Cocinas del Mundo
    Abril 21/ 2019
    Destino: Sicilia

    ***





    *****


    Muchas gracias por pasar por éste rincón,
    lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
    de pensamientos; que para muchos
    son recetas conocidas,
    para otros descubrimientos completos,
    y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
    remembranzas de algún instante especial
    y para mí son todas estás y muchas más..,
    entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
    dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 

    Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten ^_^


    ···
    _____________________________________________

    Me encuentran en: 

    Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

    #poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 
    _________________________







    [❤︎]



    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    16 comentarios:

    1. Qué pintaza! Te han quedado de 10!

      ResponderEliminar
    2. Natalia me ha gustado tanto que me llevo la receta, debe estar genial para compartir delante de la tele. Besos

      ResponderEliminar
    3. menuda bomba de receta!! cuando la prepare en casa me hacen la ola todos!! que pintaza tiene
      un besito

      ResponderEliminar
    4. Querida Natalia leerte es viajar de inmediato y sin moverse del sofá de casa, allá donde tus manos con tus delicias nos quieran llevar. Hoy me he sentido transportada y sumergida en una de esas calles de pueblo siciliano, es tan bonito cómo lo cunetas que ver la imagen que nos enlazas, solo corrobora la fidelidad de tus palabras. Hace tiempo viaje por toda Italia y la verdad es que fue el viaje de mi vida, todo me gustaba, me quedé totalmente enamorada de la gastronomía por supuesto, pero también de sus paisajes, sus pueblos y ciudades, de sus gentes de su cultura y arquitectura, Italia es un museo al aire libre, allá dónde te muevas tiene historia, y es imposible no dejar parte de tu corazón en esas tierras.
      Aunque no estuve en Sicilia, supongo que no será muy diferente al resto de Italia, tanto en arquitectura como en gastronomía, la dieta mediterránea nos une a todos los países que estamos en el Mediterráneo y por eso son sabores tan bien aceptados. Tampoco conocía este tipo de pizza o focaccia, a la siciliana, pero se me hace la boca agua, solo pensar lo bueno que tiene que estar, jajaja, para mí la cocina italiana es signo de calidad, así que todo me gusta sin dudarlo ni un instante.
      Suerte tiene tu querido Mr.G con lo bien que cocinas tiene que sentirse en el cielo, jejeje.
      Besos.

      ResponderEliminar
    5. Tienen una pinta maravillosa, apetece comerlas. besinos

      ResponderEliminar
    6. ¡Qué pinta tienen! Deliciosa receta. Un abrazo.

      ResponderEliminar
    7. Uf, Nati, me he recreado en cada pliegue y en cada palabra. Consigues siempre que disfrute de la receta mientras la leo. Creo que esto es más que una pizza rellena, es gloria bendita.

      Bss

      Elena

      ResponderEliminar
    8. Tengo que probar esta masa de pizza con sémola ( aquí la llamamos semolina) debe quedar super crujiente.

      Bonitas fotos, hacen apetecible la pizza rellena.
      Bss

      ResponderEliminar
    9. Me ha encantado tu relato y tu pizza plegada, esta la hago seguro, en cuanto se la enseñe a mi hija, me gusta como queda y esos pliegues con el tomate y el queso, mmm, qué tentación. Estupenda. Bss.

      ResponderEliminar
    10. ¡Virgen del amor hermoso! La calzzone es mi pizza favorita, pero a menudo la masa es demasiado gruesa; creo que me acabas de descubrir un mundo ideal jaja

      ResponderEliminar
    11. Madre mía! me parece super interesante tu propuesta! jamás había visto este tipo de pizza, y me parece fantástica!
      Me apunto la receta, y busco fecha para poder visitar Sicilia! :)
      Un besote!

      ResponderEliminar
    12. A great post! I love your blog < 3
      I am following you and invite you to me
      https://milentry-blog.blogspot.com

      ResponderEliminar
    13. ¡¡Hola Natalia!! Después de unos días de vacaciones que he tenido, retomo de nuevo la visita por mis blogs amigos, y aquí estoy literalmente babeando por tus pizzas. Aquí es hora de cenar, de hecho, me iba a ir ya casi a hacer la cena, un revuelto de verduras, y me veo estas maravillas delante de mis hohos, ¡¡ooohh, qué bueno!! Difícil va a ser que no guste a alguien esta receta. A mí me gustan las pizzas sencillitas, que no tengan mucha mezcla de ingredientes, así que esta, con su salsita de tomate, sus quesos y el toque de albahaca, y te aseguro que para mí no necesita nada más. Una delicia. Besitos.

      ResponderEliminar
    14. Bueno Natalia, esto es cocina a otro nivel! Es pizza, focaccia, calzone todo a la vez y por eso luce fabuloso, es que me ha dado un hambre terrible mirando las fotos, todo el trabajo que sin duda lleva, vale la pena porque comer estas pizzas rellenas debe ser todo un disfrute en cada bocado contundente y abundante con tantos sabores que alegran el cuerpo y el espíritu 🤗. Sin duda aprendo contigo de cocinas, lugares, sabores y muchas cosas mas!
      Besos amiga!!

      ResponderEliminar
    15. Por fin puedo pasar a visitarte después de las vacaciones y del virus que me ha tenido en cama aiiiiiiiiiiiiiiiiii. Este mes es un festival de recetas variopintas y la tuya es sencillamente espectacular...las fotos invitan a robarte esas delicias que has preparado mmmmmmmmm Y no conocía la receta mira tu jejejeje. Besitos

      ResponderEliminar

    Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^