10.6.18

Guatila (chayota) con huevos, receta que me recuerda a mi abuela


"Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar
y qué puente hay que quemar"

Bertrand Russell


_______ 
Luego de varios días sin venir, después de un viaje en el que vivimos la huelga de camioneros de Brasil y lejos de casa a unos seiscientos y tantos kilómetros..., pudimos salir, disfrutar, encontrar combustible y regresar. Pero hoy no hablaré de esas anécdotas de viaje que un día de estos les traeré, hoy llego porque disculpándome por desaparecer tantos días retomamos con esta receta que me recuerda a mi abuela y sus platos. 
Revisando recetas que unen nuestros pueblos de América, muchas veces nos topamos con preparaciones tan similares y cercanas que como en el caso de ésta, nos resultan familiares y despiertan recuerdos entrañables como me sucedió al ver esta delicia; automáticamente me llevo a la cocina de infancia, cuando acompañaba a mi abuela en su gran cocina del barrio San António, llena de ventanales enormes, ayudando a desgranar arvejas..., cuando cocinaba, solía preparar muchas verduras calientes, me acuerdo del pepino para rellenar (un tipo de pepino que solo he visto en Colombia), la coliflor, el brócoli..., todas estas verduras las hacía de manera similar a esta receta.  
Hoy quería llegar con un dulce (estas últimas semanas en casa, las carnes no han parado, con hermanita en casa y de dulces también estamos a tope por causa del cumpleaños de Mr.G y otros postres más..., así que cuando encontré acá esta delicia, fue ideal para depurar un poco). Ya hacía falta algo salado e ideal para un día sin carne, así que aunque hice luego también la receta dulce (que tenía hace tiempo entre ojos..., espero compartirla que para el momento en que escribo esta receta, aún se esta cocinando..., pero como huele...). 
Hoy la idea que les comparto es sencilla, con una verdura que no es la más famosa ni por sabor (que más bien es neutro), ni por forma..., quizás sí por ser de pocas calorías según leí (pero tampoco es en lo que más me fijo). Es una verdura que tiene muchos nombres y que para la ocasión al verla en un blog de cocina de República Dominicana que hoy viajamos a dicho país con el reto Viaje entre Sabores comandado por mi querida Maria de los Angeles con su blog Recetas Abc. Junto a ella y las chicas del grupo celebramos aniversario de reto ¡Felicidades María y que sean muchos años más!.  
De nombres como les contaba, les diré que en casa y en muchos lugares de Colombia la conocen por guatila, cidra papa, papa pobre, en Brasil es muy consumida y se llama chuchu. En República Dominicana le denominan tayota..., también se consigue en otros lugares por chayote, papa de aire, güisquil... Pues bien, el día de hoy la receta es sencilla y viendo que hace parte de lugares como Dominicana y Colombia, quizás en muchos más países de América también tengan esta receta y les sea familiar. 
________________________________________________

Tiempos}
    ·Tiempo de preparación: 20 minutos

________________________________________________________________________________________________________

Ingredientes:
Guatila con huevos una receta que me recuerda a mi abuela...
[Para 2 porciones grandes]

- 2 guatilas* medianas
- 1 cebolla picada en brunoise
- aceite de oliva
- 1 tomate picado
- 1 ajo rallado
- 1/4 de pimiento morrón verde
- 4 huevos
- sal
- pimienta recién mo

*Nombres en distintos lugares: tayota, chayote, papa de aire, güisquil, guatila, (cidra en Colombia), chuchu..
________________________________________________________________________________________________________




«PREPARACIÓN »

Guatila con huevos una receta que me recuerda a mi abuela... 
1. Pelar la guatila (chayota), quitar la semilla, cortar en cuñas y luego en cubos, cocinar por 15 minutos en agua con una pizca de sal. Una vez cocida, colar y reservar. 
2. En una sartén sofreír la cebolla en un chorrito de aceite de oliva, cuando esté transparente adicionar el ajo rallado, el pimiento verde, el tomate picado y cocinar por unos minutos. Adicionar la guatila (chayota) y remover. 
3. Aparte batir los huevos, adicionar un poco de pimienta negra y condimentar a gusto. Verter la mezcla de huevos a la sartén y remover un poco, dejar cocinar hasta que los huevos se cuajen. 
4. Acompañar con arroz blanco, en mi caso he realizado un guacamole para terminar este rico plato.


::::::::::::::::::: PASO A PASO FOTOGRÁFICO:::::::::::::::::::


1. Pelar la guatila (chayota), quitar la semilla, cortar en cuñas y luego en cubos, cocinar por 15 minutos en agua con una pizca de sal. Una vez cocida, colar y reservar. 



2. En una sartén sofreír la cebolla en un chorrito de aceite de oliva, cuando esté transparente adicionar el ajo rallado, el pimiento verde, el tomate picado y cocinar por unos minutos. Adicionar la guatila (chayota) y remover. 


3. Aparte batir los huevos, adicionar un poco de pimienta negra y condimentar a gusto. Verter la mezcla de huevos a la sartén y remover un poco, dejar cocinar hasta que los huevos se cuajen. 


4. Acompañar con arroz blanco, en mi caso he realizado un guacamole para terminar este rico plato.



Una receta muy fácil y rica  para quienes gustamos de las verduras, (hasta mi hermana que no es muy de guatila devoró dos platos...). El sabor se lo aporta el resto de ingredientes porque como les digo, sola no sabe a casi nada. También además de preparaciones saladas, se hacen dulces con esta verdura y quedan deliciosos. Esta receta la encontré buscando alguna preparación de República Dominicana y me trae los mejores recuerdos de infancia. Las recetas se cruzan entre países relativamente cercanos en influencias, porque diría que tal cual mi abuela la preparaba, quizás sin el pimiento verde pero de sabor y aspecto casi que igual. 





*
De la manera de acompañarla al estilo dominicano, sugieren servirla con arroz blanco y habichuelas (frijoles, alubías cocidas).

Por hoy no es más, les deseo un feliz domingo y buen inicio de semana. 


***
*






*****

Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


_________________________
Agradezco cada comentario y 
estaré atenta a las inquietudes que se presenten.




nati

[❤︎]




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 comentarios:

  1. Una receta estupenda :-)))
    esperando a leer tus aventuras y desventuras ocurridas :-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Aquí en España va a ser imposible reproducir este plato porque esta verdura que nos traes, la guatila, no se puede encontrar. Te ha quedado un plato lleno de color, Una preciosidad. Un beso Nati.

    ResponderEliminar
  3. Natalia, qué rico que se ve este plato! y con ese arroz y el puré de palta, parece que está para chuparse los dedos :)

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Natalia!!Me alegro verte por aquí de nuevo, y bueno, aunque esta vez no traes dulce, ya parece que yo también huelo el que estás cocinando, ja, ja, se me quieren ir los ojos detrás.
    Por cierto, no conocía nada esta guatilas, partidas se parecen un poquito a un aguacate, eso si, no tiene el hueso negro. Supongo que de sabor no se parecen en nada, y supongo también que las guatilas se comen normalmente cocinadas.
    Muy interesante este nuevo ingrediente para mí, y en esta receta se ve estupendo, fácil de elaborar, y como bien dices, perfecto para desgrasar un poco y retirar la carne de nuestra dieta para depurar un poco. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Costumo comprar para deitar na sopa , achei a receita muito interessante e acredito que deliciosa.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  6. Que interesante mi Nati. En mi casa se dan las chayotas en patio de atrás (en Venezuela). Nunca lo he probado en revuelto, pero debe estar riquísimo. Lo tengo en mis pendientes, soy poco de chayota, pero así la podría incluir. Excelente plato mi Nati.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Nati es la primera vez que veo esta verdura y me ha gustado por la forma, el color, el interior ¡es una maravilla! En España estoy casi segura que no se vende y si se consigue será en mercados de grandes ciudades como Madrid o Barcelona, te aseguro que en los mercados locales será prácticamente imposible encontrarla y sólo me queda imaginar su sabor y textura.

    Gracias por compartir este plato que te recuerda a tu abuela. Es bonito acercarse a nuestras raíces, más cuando estamos lejos de casa. Estoy deseando ver algunos de esos platos que habéis disfrutado a raíz del cumpleaños de Mr. G y de la visita de tu hermana

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Lo conocía como chayote y papa del aire, me ha encantado tu entrada por lo bonita y bien documentada. Siempre lo he cocinado cocido y luego relleno y gratinado al horno así que tu receta me parece fantástica, con tu permiso...me la llevo. Bss

    ResponderEliminar
  9. Oye Natalia qué receta tan rica, mi mamá también hacía algo así con la chayota, y tortilla también en lugar de papa. Lo que me sorprende es el color de la chayota, nunca había visto alguna de un verde tan intenso, las que he visto aquí y en Venezuela son mas claras, pero estas son lindas y además no tienen espinitas, que cómo puyan cuando uno está tratando de quitarles la piel, jajaj!! También muy cómicos los nombres que le dan a esta fruta en distintos lugares!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  10. Nati me ha encantado tu receta de hoy, para mí sería un revuelto saludable, con ese huevo bien cuajado porque no me gusta para nada crudo. El color es espectacular, incluso después de cocinado sigue siendo de un precioso verde intenso, me gusta que las verduras conserven su bonito aspecto incluso cocinadas.
    He visto esta fruta o verdura no sé exactamente, en un centro comercial aquí en Sevilla, también la he visto en Barcelona en el mercado de La Boqueria, y me llamó especialmente la atención, aquí se conocen como chayote, o papa de árbol, como te comenta Sonsoles, aunque es exótico se ve en mercados internacionales así que ahora no tendré excusa para probarlo.
    Me encantan estos platos que traen a nuestra memoria momentos memorables, y con muy buen sabor de boca,
    Besos ❤️

    ResponderEliminar
  11. Natalia que maravilla de receta,tiene una pinta espectacular y de seguro esta delicioso!!Besotes preciosa!

    ResponderEliminar
  12. No conocía la guatila ni con ese, ni con ninguno de los otros nombres que mencionas. ¿Su sabor es parecido al aguacate? Porque de aspecto lo parece un poco.

    ¡Una receta totalmente nueva y exótica para mi!

    Espectacular como siempre. :)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^