28.6.18

Crema de avellanas y chocolate ñam, ñammm....

Una receta que tenía rezagada hace más de dos meses..., por fin la comparto... 
__________ 


Esta crema la traigo porque cuando la vi me pareció tan sencilla y rica,  no muero por la nutela porque soy medio rarita..., pero sí me gusta probar con recetas caseras donde sabemos lo que ponemos en las cremas y salsas, controlando la cantidad de dulce que queremos para el gusto de casa. 

Por fin, y luego de realizar esta Dacquoise de almendras con chocolate blanco, ganache de crema de avellanas y muselina de mango y maracuyá(que nombre más largo, pero vale la pena nombrar todo lo que lleva ;)). Traigo la crema de avellanas que prometí hace mucho y que me flechó el corazón cuando se la vi a mi querida Marisa en febrero. Me quedé aquel día con la espinita y cuando se dio el momento de hacerla y bombillos a encenderse!!!..., tenía medio paquete de avellanas desde diciembre en una vieja cajita metálica de galletas que me sirve de cajón y hasta de repisa de una matera... (porque en casa no hay muchas repisas que digamos...). Allí guardo varios paquetes de frutos secos, junto con las pepitas de chocolate negro..., cada vez que pasaba buscando algún ingrediente, allí estaban ellas..., recordándome que no las olvidará.

 
Utilicé la mitad de esta delicia en la Dacquoise y la otra parte la dejé para untar el pan de nuestros desayunos (en la receta aclaro algo con respecto a la cantidad de dulce), que hasta con Pan de queso brasileño queda muy bien, que hice este fin de semana de nuevo y con la crema van regios. (Leyendo esta entrada, la receta la escribí hace un par de meses y se había quedado en pendientes y al día de hoy..., ya la he repetido muchas veces entre varios pasteles chocolatosos y en este Brioche de calabaza delicioso y vistoso, que ha sido puro encanto para mi querida hermana Lu; lo disfrutó como chiquilla con mucha crema de avellanas extra...) 
La receta la retomé del blog de mi querida amiga Marisa con su estupendo espacio Thermofan, acá les dejo su receta. Para esta hice menos proporción y sorpresivamente no he puesto canela (que me encanta), quería que tuviera el sabor natural de la combinación avellana tostada-cacao que nos recuerda esos sabores de bombones famosos y deliciosos..., pues por fin utilicé una parte de aquellas avellanas que tenía guardadas. El resultado ha sido brutal, delicioso, cremoso, que para no ser la más amante del chocolate, debo decir que este sabor de las avellanas como el sabor de tantos otros frutos secos, me mata. Cuando se tuestan estos frutos, la potencia de sabores y aromas se incrementa de una forma impresionante, además de ayudar a la hora de la procesada a sacar el aceite natural que tienen dichos frutos, definitivamente al día de hoy me volví fan de esta crema casera. 

 
Hace un par de meses hablando con Marisa, ...un día, salió en medio de la conversación la idea de un proyecto que me gustó desde el inicio, en tiempos donde es preciso generar conciencia con lo que compramos y las cantidades y buenos usos que le damos a dichas cosas, desde la comida hasta las cosas de la casa, la oficina, la vida. Pues esta entrada creo que no daba más espera, además de ser un pequeño homenaje de agradecimiento a Marisa, una amiga a quien le tengo especial cariño, me lanzó a participar también en dicho proyecto con esta receta que no alcancé a publicar en su momento y cae como anillo al dedo. A propósito he puesto mi granito de arena con el diseño del logo y veo que ha gustado bastante, así que más feliz aún de estar aquí contigo Marisa.  ^_^
El reto se llama 1+ - 100,  desperdicio 0, en este proyecto caben todo tipo de ideas que contribuyan a tener un mejor manejo de aquello que nos sobra o quizás que ya no le vemos cierto uso, por lo que abarca tanto alimentos, como cosas del día a día..., ya he visto aportes súper bonitos para aprovechar cosas, porque antes de desechar algo, es bueno pensar un poco si lo que tenemos al frente le podemos dar otro uso. Así que, con esta receta doy inicio a mi participación. Olvidaba decir que en este reto no hay día fijo para participar (cosa que me encanta, es libre del 1 al 30 / 31 de cada mes, así que tenemos tiempo para acomodarnos a participar con todas las ideas que se nos puedan ocurrir). Acá pueden ver los aportes del mes de junio con todas las colaboraciones que inauguran este proyecto e invitados quedan a participar...  
 
Ahora sin más palabras, les dejo la receta porque merece toda la pena realizarla en casa, una crema más saludable, con ese intenso sabor a avellanas y a gusto de cada cocina en la proporción de dulce que queramos poner.




:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Tiempos}
    · Tiempo de tostado de avellanas: 15 minutos
      · Tiempo de preparación crema: 10 minutos
__________________________________________________________________________________________________________

Ingredientes:
Crema de avellanas y chocolate

- 120 gr de avellanas recién tostadas*
- 25 gr de cacao en polvo
- 20 gr de azúcar**
- 90 ml de leche +/- (depende de la textura deseada)***

* Las avellanas las he tostado para este proceso de acuerdo a los consejos de Marisa
** La cantidad de azúcar es mínima porque esta receta la hice para una ganache a la que adicionaría más dulce. Así que corregir la cantidad de dulce de probando y de acuerdo al gusto de casa. 
*** He puesto dos fotos con dos texturas diferentes de acuerdo a las diferentes veces que a la fecha ya hice, la medida base de 90 ml es la que se ve con la textura de la mayoría de fotos (ver notas). 
__________________________________________________________________________________________________________


«PREPARACIÓN»
Para tostar las avellanas...
Poner las avellanas con el horno precalentado a 180ºC y dejarlas tostar por unos 10-12 minutos o hasta que desprendan ese aroma tostado y se hayan dorado por fuera. Remover de vez en vez.  Una vez tostadas, dejar templar un poco, ponerlas entre un paño de algodón y frotarlas por algunos minutos. (En el primer intento no salió bien la cáscara, pero luego en los otros es muy buena técnica, solo frotar con fuerza varias veces). 

Para la crema de avellanas... 
1. Poner las avellanas a procesar hasta que tengamos una consistencia como cremosa. Luego adicionar el azúcar y volver a procesar, luego la mitad del cacao en polvo y repetir el proceso. Comenzar a adicionar algunas cucharadas de leche de a poco y el resto de cacao en polvo. Adicionar más leche hasta tener la crema con la consistencia que más nos guste. Para este caso puse 90 ml de leche y quedo como en las fotos. 




:::::::::::: Paso a paso fotográfico ::::::::::::



{Crema de avellanas casera}


Para tostar las avellanas...

1. Poner las avellanas con el horno precalentado a 180ºC y dejarlas tostar por unos 10-12 minutos o hasta que desprendan ese aroma tostado y se hayan dorado por fuera. Remover de vez en vez.  Una vez tostadas, dejar templar un poco, ponerlas entre un paño de algodón y frotarlas por algunos minutos. (En el primer intento no salió bien la cáscara, pero luego en los otros es muy buena técnica, solo frotar con fuerza varias veces). 
___


Para la crema... 
(se ven muchas fotos pero es súper sencillo y rápido)
1. Poner las avellanas a procesar hasta que tengamos una consistencia como cremosa. Luego adicionar el azúcar y volver a procesar, luego la mitad del cacao en polvo y repetir el proceso. 

2. Comenzar a adicionar algunas cucharadas de leche de a poco y el resto de cacao en polvo. 

3. Adicionar más leche hasta tener la crema con la consistencia que más nos guste. Para este caso puse 90 ml de leche y quedo como en las fotos. 



*
[clave!]
{Para tener una textura más cremosa, en la siguiente foto que fue otra de las tantas veces que para la fecha preparé la receta, agregué más leche, es importante adicionarla de a poco porque si no les puede pasar como otra vez me ocurrió, que por ponerla de sopetón empezó a salirse del procesador y esto parecía un volcán de chocolate saliendo sin parar.... Así que para quienes tienen procesadores pequeños, tener en cuenta este detalle de procedimiento. En la foto de abajo, utilicé  unos 140 ml de leche, con la misma cantidad de avellanas. }


*

Notas:  
· La receta también se puede aromatizar o combinar con más especias, como por ejemplo con canela como la hizo Marisa.  
·La cantidad de dulce para esta receta ha sido más bajita porque me sirve para otras recetas en las que suelo poner chocolate blanco, como para la ganache de la Dacquoise y del Brioche. Así que, corregir la cantidad de dulce a gusto personal. 
· Se puede utilizar leche vegetal también, creo que quedará igual o más rica.
· La consistencia resultante, también va en el gusto de cada cocina, la he probado con textura más espesa y también más cremosa con más cantidad de leche y la verdad de las dos formas me gusta.  
· Se conserva bien en el refrigerador, cubierta con papel film, cabe aclarar que al tomar frío suele ponerse más sólida, para que lo tengan en cuenta.  
·De los días que puede durar, no doy fechas porque la he utilizado para varias preparaciones y la que queda de sobra para untar, no ha durado ni 3 días porque desaparece. (Serán los duendes o los ratoncillos...). 







Querida Marisa, sabes que tu receta la he replicado en muchas otras y cada vez me gusta más, en casa ya se ha instaurado por completo cuando pienso en algo chocolatoso y siempre es éxito asegurado.  
...Sencillamente deliciosa, no soy de cremas dulces, ni mucho menos de comprarlas..., pero esta crema me derrite de amor!!! Y hablando de amor, el pasado día 12 ha sido el día de los enamorados en Brasil, en Colombia es en septiembre y aunque no celebramos ninguna de las fechas, porque ese cruce de días y culturas se nos hace un poco extraño. Mejor celebrarlo cualquier día, como por ejemplo hoy; que para día de enamorados o para cualquier ocasión les dejo cucharitas y a disfrutar que todos están invitados. Que terminen de pasar una gran semana y nos veremos el sábado para quien este por allí. 


#unomasmenos100desperdicio0

#poesiaculinaria




***
*





***
*

*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mi son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________


[❤︎]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 comentarios:

  1. Yo también caí enamorada de esta crema pero sigue en mis pendientes. No soy mucho de nutella ni nocilla a palo seco pero siempre hay algún bote por casa porque a mi marido sí le encanta untarla en pan y porque a veces viene bien para alguna receta. Estoy deseando acabar el bote que tenemos para a partir de ese momento hacerla casera y no volver a comprar ni una más industrial.

    Gracias por colaborar con Marisa con el logo para el proyecto, a mí personalmente me encanta y por supuesto el proyecto que recoge una de las máximas de mi cocina.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Quetida Nati. Ya sabía que la habías hecho varias veces y que te quedaba por publicar, pero no tenía ni idea de que está deliciosa crema iba directa al proyecto.
    Me has emocionado, aunque sé de sobra que el cariño es grande y mutuo.
    Me alegra también que la crema te haga ser un poco más "chocolatosa" y que haya formado parte de tus recetas tan maravillosas.
    Un placer ser tu amiga en la distancia y que me hayas diseñado un logo tan bonito y que es verdad que ha gustado.
    Si te digo que me has ganado en veces preparando la crema...
    Me encanta que te guste y espero que la uses y disfrutes mucho más.
    Un besazo enorme. 😘😘😋😋😋

    ResponderEliminar
  3. Natalia!!! Está meter el dedo una y otra vez jeje
    Así casera debe de tener un sabor tremendo!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Nati!! Pues yo si que soy una fan fan de la Nutella, bueno más de su versión española, Nocilla, aunque ahora he descubierto alguna que otra sin aceite de palma que está muy rica igualmente. No sé si te dije que intento no comprarla, porque directamente me la como a cucharadas, y los botecitos que compro son pequeños y casi casi que me la acabo en dos días, así que no es plan, no tengo control con ella. Te aseguro que una crema de estas a cucharadas quita todas las penas, ja, ja.
    Me gusta mucho tu crema de avellanas, un poquito más líquida me encanta, como nos muestras más abajo, muy untuosa, ideal para meter la cuchara (ya ves, no se me va de la cabeza eso de repelar el bote). Hace mucho hice una receta de este tipo de cremas, pero no llevaba leche, pues hice la receta de un blog vegano y utilizaban aceite. No estuvo mal, pero seguía prefiriendo la original. Ahora me queda probar esta versión, seguro que me gusta más, y por lo menos, más sana que la comercial es y con diferencia. Voy a por la cuchara, Nati, que ya no me resisto más sin probarla. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Nati para mí este este tipo de cremas están súper prohibidas, por su alto contenido calórico y en grasas, que por muy sanas que sean a mi colesterol no les vienen nada bien. Pero eso no quita que de tarde en tarde la coma, precisamente a principios de este mes fue el cumpleaños de una de mis niñas, y su tarta era de chocolate con Nocilla, aquí está es la crema de avellanas comercial que nos recuerda a nuestra infancia, los que crecimos en los 70 lo hicimos oyendo el anuncio fsmoso, evocador y tentador que decía “leche, cacao, avellanas y azúcar, Nocilla” y que era la merienda que mi madre nos daba excepcionalmente y a nosotras nos sabía a gloria, ahora está de moda la Nutella que es italiana, pero a mí me sigue gustando más la nuestra, la de toda la vida y que en su versión de chocolate Blanco está para perder el sentío.
    Me parece perfecta tu crema , al igual que la de Marisa, pero para una vez que vaya a “pecar “ cayendo spen la tentación de rebañar a cucharadas el tarro, lo seguiré haciendo (sin que mi conciencia me mate, Jajajaja) con la Nocilla de toda la vida, jejejeje.
    Besos, y gracias por tu deliciosa receta que seguro es para pecar comiendo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, qué decirte de esta crema, pues que me parece delicia, ñan, ñan!! Es parecida a nuestra Nocilla, que es leche cacao , avellanas y azúcar, de las meriendas más ricas que hay: pero tengo que confesar que tu crema la supera, un beso!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Natalia, esta crema está mucho mejor que la nutella comprada (que es muy rica, no hay duda) pero esta tiene mejor textura, se ve mucho mas rica en sabor porque no tiene todo ese aparataje de preservantes de la otra. Definitivamente es una crema para aprovechar en muchas preparaciones, me gusta como se ven esas cucharitas allí dispuestas como invitando a probarla.
    Besitos amiga!

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por sus comentarios, los leo todos y aunque muchas veces no alcanzo a responder, sepan que los apreció montones y de igual manera aprecio el tiempo que dedican al pasar por este lugar.
    Siempre bienvenid@s,

    Gracias Totales!!!!
    besos!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^