15.4.19

Nicurada / Nicuros en salsa desde casa de mis padres...

Hoy mi homenaje es a los ríos, a esos ríos de mi querida Colombia que poco a poco van destruyendo, van secando, van matando...




Esta receta llevaba un buen tiempo en espera y pensaba traerla hace unos días, pero no alcancé a redactarla, así que llega en este lunes. La nicurada fue cocinada por mi madre, que también la suele realizar mi padre y a ambos les queda deliciosa, es casi que institución en la familia cada vez que hay "subienda" de pescado y se ven nicuros, bagres y montones de peces que en esta época sirven de "piñata" para los pescadores. En Colombia, no hay tradición de bacalao (como en muchos otros países), allí la tradición es de pescado de río, increíblemente con dos mares, es algo que siempre nos preguntamos los coterráneos, porque teniendo el Oceáno Pacífico por un lado y el Atlántico por el otro, era para que fuera un pueblo de tradición de cocina de mar (pero no lo es..., claro tiene algunos platos, pero no son los más significativos). Aclaro que este plato tampoco es famoso, es más no es muy común, pero en casa sí es de los que se hace con la llegada de nicuros, la nicurada se realiza en una sartén bien grande para que toda la familia venga a casa. Desde pequeñas con todas mis primitas (en casa somos un matriarcado con un solo primito Wil), nos daban a comer estos pescados con tanto sabor y a las más chiquitinas, mi querido tío George se encargaba de sacar la pulpa sin espinas, acompañados de ese guiso o hogao con arroz y plátano maduro todas devoraban, ...para los grandes adicionaban yucas cocidas y ají..., todo un deleite de sabores criollos, para degustar los pescados de río que en aquellas épocas eran mucho más consumidos y que por cuenta de tantos fenómenos y actuares del hombre, al día de hoy ya no se ven iguales.



Los viernes en casa de mis padres, se suele consumir pescado en la cuaresma y hoy recordando estos nicuros, desempolvé el viejo disco duro para traerlos de vuelta porque me encanta esta receta y bueno, me hace sentir más cerca de aquellas tradiciones. 

Los nicuros pueden llegar a tener un tamaño de unos 35 cm de longitud; las "sartas" nos gustan con pescados no tan grandes, los nicuros de 15 cm - 20 cm suelen tener más sabor. Son de agua dulce y en la familia es un plato que gusta a todos los 25 personajes que se reúnen en estas fechas siempre. Solemos servir unos 2 o 3 por plato (dependiendo del tamaño y el hambre, que luego varios repetirán en la misma dosis, entre esos la suscrita), a veces la nicurada (o rampuchada como le dicen a este plato en el norte del país) puede ir acompañada de arepas y termina convirtiéndose en un desayuno "especial", ya saben que en Colombia los desayunos especiales son contundentes y cada región abarca una gran cantidad de ideas, hasta calentados (de ellos tengo que hablar en una entrada futura) se realizan porque allí no se pierde nada.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
    · Tiempo de preparación: 20 minutos
    · Tiempo de cocción: 35-40 minutos
_____________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Nicurada en casa de mis padres...
- 2 kilos de nicuros*
- 6 tomates
- 3 cebollas
- 1 cucharadita de achiote
- 4 ajos rallados
- 1/4 cucharadita de comino
- sal
- limón
- c/n de agua

* Se puede utilizar el pescado de agua dulce que más les guste, lavarlo bien, quitar agallas y ponerle sal y limón (lima). 
________________________________________________________________________________________________________

«PREPARACIÓN»

Nicurada en casa de mis padres...

1. Limpiar bien cada pescado, sacar las agallas, lavar con abundante agua y escurrirlos. Adicionar la sal (siempre mi madre pone la sal directamente en las carnes para que tengan todo el sabor, en caso de hacer un fondo pone la sal al caldo).  
2. Hacer el hogao o guiso (que hace parte de la gran mayoría de recetas colombianas, acá con estas papas chorreadas...). Poner en una sartén un poco de aceite o mantequilla, sofreír la cebolla y cuando esté transparente adicionar los ajos rallados, luego el tomate picado, condimentar con sal. Adicionar 2 tazas de agua (o más de ser necesario, según la cantidad de pescado que vamos a cocinar) y dejar cocinar por unos 10 minutos. Procesar, adicionar el achiote y reservar. 
3. Para cocinar los nicuros, utilizar una sartén bien grande e ir poniendo una capa de hogao (guiso) y un piso de nicuros, adicionar más hogao y sobreponer más nicuros formado diferentes capas, hasta ubicarlos todos... 
4. Una vez dispuestos todos los pescados, poner el resto de salsa de hogao (guiso procesado), tapar y cocinar a fuego medio-bajo por 45 minutos. 
Servir con arepas, acompañar con yuca cocida o con papas chorreadas, o sencillamente con patacones o como en este caso plátanos al horno tostados (receta retomada de las barquitas del Caribe). También va muy bien con arroz blanco y ensalada (servidos como este Encocado queda de lujo).


:::::[PASO A PASO FOTOGRÁFICO]:::::

Nicurada en casa de mis padres...
1. Limpiar bien cada pescado, sacar las agallas, lavar con abundante agua y escurrirlos. Adicionar la sal (siempre mi madre pone la sal directamente en las carnes para que tengan todo el sabor, en caso de hacer un fondo pone la sal al caldo). 


2. Hacer el hogao o guiso (que hace parte de la gran mayoría de recetas colombianas, acá con estas papas chorreadas...). Poner en una sartén un poco de aceite o mantequilla, sofreír la cebolla y cuando esté transparente adicionar los ajos rallados, luego el tomate picado, condimentar con sal. Adicionar 2 tazas de agua (o más de ser necesario, según la cantidad de pescado que vamos a cocinar) y dejar cocinar por unos 10 minutos.

3. Procesar, adicionar el achiote y reservar.


4. Para cocinar los nicuros, utilizar una sartén bien grande e ir poniendo una capa de hogao (guiso) y un piso de nicuros, adicionar más hogao y sobreponer más nicuros formado diferentes capas, hasta ubicarlos todos...


5. Una vez dispuestos todos los pescados, poner el resto de salsa de hogao (guiso procesado), tapar y cocinar a fuego medio-bajo por 45 minutos.



Servir con arepas, acompañar con yuca cocida o con papas chorreadas, o sencillamente con patacones o como en este caso plátanos al horno tostados (receta retomada de las barquitas del Caribe). También va muy bien con arroz blanco y ensalada (servidos como este Encocado queda de lujo). 


Buen provecho y a disfrutar de peces y más peces...






*


#poesiaculinaria

***
*
***
*

*****


Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________





[❤︎]








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

  1. Natalia, la comida aderezada con bonitos recuerdos sabe mejor. Qué ricos se ven estos pescaditos, lo que comentas de la no prevalencia de los platos con pescado, es la misma pregunta que me hago aquí en PR, sucede igual...
    Me gusta tu presentación con tostones, le ponemos una ensalada fresquita y estamos listos para disfrutar esta comida tradicional, delicia total!!
    Un beso y que tengas una buena Semana Santa!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Natalia!! Rico pescado que se ve, y rico guiso. Yo soy mucho más de pescado que de carne, aquí si es común en nuestra dieta española comer habitualmente pescado y marisco también. También estamos rodeados de mares, así que es fácil encontrar pescado. El fresco, eso sí, cada vez es más caro, pero prefiero darme un capricho en esto y comprar el pescado que me gusta y no sólo el más común y barato, que también lo compro, pero me duele menos gastarme en pescado que en una pieza de carne (entre otras cosas porque no sé apreciar su sabor). A mi marido le encanta, sin embargo la carne, pero como comemos mucho en casa de su madre, le dejo a ella que cocine más cordero, ternera y demás. Conmigo pollo y poco más, ja, ja.
    No conocía este pescado, he leído en el enlace que es de vuestros mares, así que normal que no lo haya visto antes, pero seguro, seguro que me encanta, y mira, lo prefiero al bacalao, segurísimo, pues es el único pescado que no me gusta y sin embargo, aquí es el que gusta a todos, sobre todo a las personas que no les va tanto el pescado. Por eso creo que no me gusta a mí, porque le gusta a todos, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Nati. No vengo tan a menudo, pero es que mi vida no da para todo y eso que le pongo ganas. Aquí, desde ayer, hace un tiempo horrible. Viento muy fuerte y lluvia fuerte, hacen que no haya salido de casa, ni podido hacer una foto a lo que he cocinado.
    Cómo me alegra leerte y, como siempre te digo, aprender de tradiciones de tu familia, de tu país, palabras desconocidas, que siempre disfruto.
    Me ha extrañado saber que en tu país, no predominen las recetas con pescado de mar, pero tampoco es tan extraño, porque aquí en mi zona, con el mar al lado, hay mucha menos recetas que en la provincia de Alicante y el pescado, para mi gusto, es mejor. No es exactamente lo mismo, así que se trata de cocinar lo tradicional y aprender a utilizar otros productos menos comunes.
    Que nos regales una receta tan tuya, preparada por tus padres, es un lujo. Me quedo especialmente con la palabra "hogao" que recordaré con gusto cada vez que la lea cuando vea por aquí, sin que la expliques.
    No conozco estos pescados, pero imagino por la forma de cocinarlos, que están ricos, ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^