30.6.18

Banh chuoi nuong / Pudim vietnamita de bananas y leche de coco - Juego de blogueros 2.0



Goooooooood morning Vietnam!


No puedo olvidar esta película con todo y protagonista. Hoy no hablaré de cine..., tan solo saludo al mejor estilo de aquel filme porque así despierto cuando veo frente a mi desayuno, un par de pedazos de pudín de banana y leche de coco como estos...; de origen Vietnamita, este pastel es la versión "Nuong" que indica su cocción al horno.  Si se topan con la versión "Hap" al final indicará que es al vapor.
_____

De las bananas y sus tipos, esta vez creo que estoy en ventaja total porque acá en Brasil se producen una buena cantidad de variedades y en sí, en todos los países de clima tropical tienen bananas con mil nombres; siendo de origen asiático, en América se adaptó muy bien. De los tipos hablaré solo un poco, diciendo que acá en los mercados es común ver varias clases de banana o plátanos. Tenemos la banana Prata que es la que personalmente más me gusta porque no es tan dulce y el formato es mediano. La banana Nanica que es la que más le gusta a Mr.G que es un poco más grande y mucho más dulce de consistencia un poco más arenosa. La banana Figo o Marmelo (que es hermana del plátano macho, pero más dulce y pequeña, viene de Filipinas), la banana da Terra (Plátano macho) y que se utiliza para fritar o asar, la banana Maçã (que es en formato pequeño y tiende a ser la mas gruesa, en sabor no es tan dulce como la Nanica). Por si les interesa, les dejo los siete tipos de bananas más usuales del país.


De este postre les contaré que lo que más me llamó la atención cuando lo vi, fue el color que tiene contenido en ese gran mural de pequeños circulitos de banana de color rosado casi rojizo..., se me hizo especial. Luego me puse a buscar por el nombre original y aunque existen muchas recetas y versiones... (varias no consiguen ese color tan bonito, otras sí...), lo que hice fue revisar algunos videos como este y este de la Cocina de la señora Minh's (que tiene subtítulos en inglés y da para entenderse muy bien), del último hice una adaptación en proporciones y realmente es un postre tan diferente y rico que vale la pena para los interesados en comidas con ese toque exótico tropical y por supuesto para quienes gusten de las bananas (plátanos) y de la leche de coco... esta receta es brutal. 
Personalmente no creí que fuera a ser nada del otro mundo, solo quería probar a prepararlo y ver en vivo y en directo el lindo color rojizo y corroborar que se puede hacer; luego el sabor no imaginé que tal sería... (sabía me gustan las bananas y también el coco en todas sus presentaciones). Luego de hacerlo les digo que me impacto  lo rico que queda, ese sabor que tiene, no es nada empalagoso ni muy dulce así lo parezca (he realizado la mitad de la receta y he adaptado algunas proporciones, reduciendo la cantidad de azúcar y al utilizar banana "prata" que no sé como se llamé en otros lados dejo el nombre científico (Banana Cavendish) que se dice es la más vendida en todo el mundo, igual creo que funciona cualquier tipo de banana que sea de piel delgada y de formato más pequeño en su preferencia). 
De consistencia cremosa al paladar, con esas lindas vetas en su interior, con el sabor equilibrado entre la leche de coco y la banana (no se nota para nada el ron porque se evapora, pero sí creo que es uno de los secretos para lograr el color, junto con el proceso inicial de quitar el amargo de la misma cuando la sumergimos por unos 5 minutos en agua con sal, luego al retirarlas de esa agua y adicionar el azúcar y removerlas para finalmente guardarlas en un recipiente hermético por una noche... creo que esa parte junto con la adición de ron y la caramelización hacen que esta receta sea exitosa en color y sabores...) 


Cabe decir que esta receta no es la más rápida, pero tampoco es difícil. Es cuestión de organizarnos y la noche antes hacer la primera parte del proceso que no nos tomará más de 15 minutos. Luego al día siguiente lo que sigue nos tomará un tiempito, pero ya les digo que vale la pena. Lo otro es que es mejor y todas aconsejan esperar a servirlo hasta el día siguiente para que se asiente bien.  En casa este postre lo repito, de esos pudines exóticos que se suman a esa deliciosa comida Vietnamita, en la que por el lado dulce aún no tenía nada. De los platos de sal les recuerdo el Bành Mí y otra receta de lujo de las más vistas del blog, los Rollos Primavera al estilo vietnamita (Ver en notas todo acerca del tipo de bananas recomendado y lo que aprendí para que salga muy bien). 
 
La cocina asiática siempre me ha llamado la atención, nunca busco dulces, generalmente son más las recetas saladas que tengo y para aprovechar las bonitas bananas que se encuentran durante todo el año esta receta se metió por los ojos. Las bananas las consumo relativamente seguido (sin abusar), tanto en batidos, como en repostería En el blog tenemos este Pan de banana, el Bizcocho de banana y coco sin glutén delicioso, esta Torta de banana coco y chocolate blanco, este lindo  y sencillo postre llamado Bananas bajo el Mar y ahora esta otra receta que traigo en este día. Revisando en las recetas que tengo en varias combino el coco con esta fruta, queda diferente en sabor y textura pero le va muy bien. 



En este día participo en el reto Juego de Blogueros 2.0. organizado por Mónica, del blog Dulce de limón. En donde cada mes, en el grupo de facebook, se nominan varios ingredientes y por votación entre los participantes se elige el ganador, que compartiremos el último día del siguiente mes con alguna receta dulce o salada. Abajo el listado completo de participantes este mes con las bananas que son tan comunes y consumidas por estas tierras del Brasil. 
Hasta al revés queda lindo...


______________________________________________________________________________________________

Tiempos}

  ·Tiempo previo de preparación: 15 minutos
  ·Tiempo de macerado: 1 noche
  ·Tiempo de preparación relleno de pan: 20 minutos
  ·Tiempo previo de preparación bananas en almíbar: 25-30 minutos
  ·Tiempo de montaje del pudín: 15 minutos
  ·Tiempo de horneado lento: 90 - 120 minutos*
  ·Tiempo de reposo para desmoldar: 1 noche

*En hornos pequeños se demora unos 90 minutos, en mi caso que es un horno grande y lo puse en la parte alta del horno, demoró 2 horas hasta que tuviera ese lindo dorado. 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Pudim vietnamita de bananas y leche de coco 
Ingredientes:
Molde de 20 x 30 cm / 16 porciones

Para quitar el amargo:
- 1.200 / 1000 gr de bananas sin piel (ver notas)
- 1 cucharadita de sal
- agua suficiente para sumergirlas

Para dejar marinando la noche anterior
- 100 gr azúcar

Para el pudím
- 50 ml de ron
- 280 gr de pan*
- 420 ml de leche de coco
- 60 gr de leche condensada
- 25 gr de harina de arroz o de tapioca
- 1 huevo batido (50 gr)
- 70 gr de mantequilla sin sal

+ Molde de 20 x 30 cm ***
+ papel sulfurizado o parafinado para cubrir el molde 
+ ghee o mantequilla para pincelar el papel


*El tipo de pan vi que usan blando y también tipo Banh Mí. En mi caso utilicé pan tipo francés. 
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
  

«PREPARACIÓN»

{Pudim vietnamita de bananas y leche de coco }



La noche anterior...

1. Pelar las bananas que deben ser de preferencia bien amarillas y pequeñas, de piel delgada. Sumergir las bananas en agua con sal y dejarlas por 5 minutos (este proceso quitará el amargo de la fruta...).  Luego retirarlas, desechar el agua y ponerlas en un bol. Adicionar el azúcar, removerlas bien para que queden todas con azúcar, acá se creará una especie de almíbar..., cubrir con papel film y llevar a refrigerar hasta el otro día.  

Al día siguiente...
2. Cortar el pan en rodajas o pedazos pequeños y remojarlo en la leche de coco por unos 10 minutos. Una vez el pan se ha humedecido con la leche de coco, adicionar la leche condensada y si queremos pisarlo un poco hasta que esté suave. Adicionar la harina de arroz tamizada junto con el huevo batido y mezclar bien. (reservar). 

3. Sacar las bananas y ponerlas en una olla gruesa. Tapar la olla y cocinar a fuego medio-bajo por unos 15 minutos. Luego de ese tiempo adicionar los 50 ml de ron y cocinar por otros 15 minutos. Al cabo de un tiempo tiempo se verá el almíbar de color rosado, dejar reducir un poco más, sacar las bananas con cuidado y reservar en un plato. En el almíbar sobrante de la olla, rasparemos un poco y adicionaremos la mantequilla hasta que se caramelice. Verterla en el recipiente donde tenemos el pan y la leche de coco y mezclar bien...
Para montar el pudín....
Alistar el molde de 20 cm x 30 cm, cubrirlo con papel encerado y pincelarlo con ghee o mantequilla derretida. Precalentar el horno a 180ºC (en mi caso es a gas y la temperatura mínima que da es esa, ver notas..) 
Disponer en el fondo del molde algunas bananas cortadas longitudinalmente de unos 3 mm de grosor. Utilizar las bananas más blanditas en el interior para que las más consistentes sean las que cortemos en rodajas. Poner luego una parte de la masa y repartirla bien. Repetir el proceso con las bananas cortadas y terminar de poner el resto de masa de pan y repartirla bien con ayuda de una espátula de silicona.  Cortar rodajas delgadas de banana de unos 2 mm de grosor y comenzar a poner una sobre otra apilándolas bien. Llevar al horno, es importante poner el molde sobre otra bandeja metálica en caso de que comience a salir líquido. En mi caso puse el pudín en la parte alta del horno y lo dejé allí por 2 horas. La idea es que quede bien dorado. *ver notas de tiempos y tipos de hornos. Una vez horneado, dejar enfriar por bien, recomiendan desmoldar hasta el día siguiente. 



:::::{PASO A PASO FOTOGRÁFICO}:::::


{Pudim vietnamita de bananas y leche de coco }

La noche anterior...
1. Pelar las bananas que deben ser de preferencia bien amarillas y pequeñas, de piel delgada abajo hay dos tipos (con cualquiera probé y queda muy bien).


2. Sumergir las bananas en agua con sal y dejarlas por 5 minutos (este proceso quitará el amargo de la fruta...)


3. Luego retirarlas, desechar el agua y ponerlas en un bol. Adicionar el azúcar, removerlas bien para que queden todas con azúcar, acá se creará una especie de almíbar..., cubrir con papel film y llevar a refrigerar hasta el otro día. 



Al día siguiente...

4. Cortar el pan en rodajas o pedazos pequeños y remojarlo en la leche de coco, mientras se empapa seguimos con las bananas...


5. Sacar las bananas y ponerlas en una olla gruesa. Tapar la olla y cocinar a fuego medio-bajo por unos 15 minutos. Luego de ese tiempo adicionar los 50 ml de ron y cocinar por otros 15 minutos...


6. Una vez el pan se ha humedecido con la leche de coco, adicionar la leche condensada y si queremos pisarlo un poco. Adicionar la harina de arroz tamizada y el huevo batido y mezclar bien.


7. Al cabo de los 15 minutos después de haber adicionado el ron, se verá el almíbar de color rosado, dejar reducir un poco más


8. Sacar las bananas con cuidado y reservar en un plato. En el almíbar sobrante de la olla, rasparemos un poco y adicionaremos la mantequilla hasta que se caramelice. Verterla en el recipiente donde tenemos el pan y la leche de coco y mezclar bien...



Para montar el pudín....

Alistar el molde de 20 cm x 30 cm, con papel encerado y pincelarlo con ghee o mantequilla derretida.  Precalentar el horno a 180ºC (en mi caso es a gas y la temperatura mínima que da es esa, ver notas..)

1. Disponer en el fondo del molde algunas bananas cortadas longitudinalmente de unos 3 mm de grosor. Acá utilizaremos las bananas más blanditas mejor para que las más consistentes sean las que cortemos en rodajas. Poner luego una parte de la masa y repartirla bien. Luego poner más bananas (acá se pueden usar unas 3 o 4 bananas para que queden mejor repartidas, en mi caso reserve muchas para la cubierta y me sobraron dos...). Terminar de poner el resto de masa de pan y repartirla bien con ayuda de una espátula de silicona.  

2. Cortar rodajas delgadas de banana de unos 2 mm de grosor y comenzar a poner una sobre otra apilándolas bien. Las bananas que tienen un poco más de color rojo eran las que estaban en el fondo de la olla, hay unas que quedaron sin ese color que eran las de arriba...

3.  Llevar al horno previamente precalentado. Es importante poner el molde sobre otra bandeja metálica en caso de que comience a salir líquido. En mi caso puse el pudín en la parte alta del horno y lo dejé allí por 2 horas. La idea es que quede bien dorado. *ver notas de tiempos y tipos de hornos. Una vez horneado, dejar enfriar por bien, recomiendan desmoldar hasta el día siguiente y en mi caso así lo hice. 




Notas:
* El tipo de bananas que recomiendan para esta receta es de las más pequeñas que encuentren, que estén bien amarillas (no negras), que la piel sea delgada y suficientemente maduras y consistentes.   
* Cantidades de bananas a utilizar: Es importante tener en cuenta el molde, en caso de hacerlo en uno más pequeño y alto, se gastarán más bananas para el interior. Como no sabía qué cantidad se gastaría en la cubierta de bananas terminé reservando de más y me sobraron dos o tres bananas. Por lo que para el interior se puede utilizar unas 5-6 y el resto para cubrir. Que las rodajas son delgadas y se sobreponen a la hora de decorar. 
* Del amargo de las bananas: En varias de las recetas se habla de quitar el amargo de las bananas en ese primer momento cuando la sumergimos en agua con sal. Es importante no dejarlas mucho tiempo (porque se pueden poner muy blandas algunas), en mi caso las dejé 5 minutos. (Hay otras tantas recetas que no realizan este proceso). 
La cantidad de azúcar para esta receta la reduje para la proporción que según la receta usaría unos 160gr. de azúcar. En varias recetas solo la dejan reposar unos 10 minutos, en mi caso seguí al pie de la letra el proceso de esta receta.   
* El uso del ron creo que es importante a la hora de desarrollar ese bonito color. No se sentirá el sabor porque se evapora por completo el alcohol.
* El tipo de pan puede ser tanto blando como por ejemplo Banh Mí (que es el pan Vietnamita por excelencia), vi varias recetas con distintos tipos de panes blancos y creo que todos sirven. 
*Es importante tener en cuenta el horno. En muchas de las recetas que vi, utilizan hornos pequeños y ponen el pastel en el medio a 160ºC por 90 minutos. En mi caso el horno es muy grande y es a gas, por lo que opte por dejarlo a la temperatura mínima de 180ºC y ubicarlo en la parte de arriba, para que tuviera ese lindo dorado demoró 2 horas. En caso de tener muchas zonas doradas cubrirlas con papel aluminio y dejar descubiertas las que necesitan caramelizar más.  
*Tiempo de reposo: Es mejor dejar reposar el pudín hasta al día siguiente para que sea asiente el sabor y tenga mejor consistencia.    
*Se conserva bien en el refrigerador, entre un recipiente hermético.   
*Recomiendo servirlo a temperatura ambiente, es una delicia total.  

*


Un pudín de sabor delicioso a banana caramelizada con leche de coco, a Mr.G le sabe a queso (y sí tiene su sabor, pero no lleva nada de eso). Queda con lindas vetas de las bananas en su interior. Un postre que lleva su tiempo pero que no es nada difícil, para quienes quieran lanzarse a realizarlo, no duden en contarme.


_______




*
***
Les dejo la lista de participantes de este mes,
para ver varias ideas con bananas (plátanos)



María José :::::::::::::::::: Aquí se cuece jugando
Elvira :::::::::::::::::::::: Así se come en Granada
Ana María ::::::::::::::::::::::::::::::::::: Azucarito
Carabiru ::::::::::::::::::::::::::::::::::: Birulicioso
Mónica ::::::::::::::::::::::::::::::: Dulce de limón
Inma :::::::::::::::::::::::::::::: Entre tres fogones
Ligia ::::::::::::::::::::::::::::: Los dulces de Ligia
Laura ::::::::::::::::::::::::::::::::::: Neko Kitchen
Noelia :::::::::::::::::::::::::::::::: Noestevez'blog
Eva ::::::::::::::::::::::::::::::::: Pekando con Eva
Thais ::::::::::::::::::::::::::::::::: Recetario Sano
Marijose ::::::::::::::::::::::::::: Tapitas y Postres
Silvia A. ::::::::::::::::::::::: Una pizca de canela



Y ahora sí, feliz fin de semana!!! 
A descansar y buen provecho 






*****

Feliz día!!!
Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia ó
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estás y muchas más..,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 

Agradezco cada comentario y estaré atenta a las inquietudes que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________


[❤︎]


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad Natalia! Me encanta ver tus fotos y leer tus entradas. en estas nos has dado toda una lección de los tipos de plátanos que existen por el mundo. ¡Una pasada! No me imaginaba ese mogollón... y tampoco que hubiese una variedad de plátano que amargue. Yo sólo conozco el plátano de Canarias (no me preguntes cuál es su variedad)y la banana. Hace unos años se ha dejado ver un tipo nuevo: el plátano macho.Un beso maja, y gracias por tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. Nati que me gusta el plátano o banana, es evidente, en casa nunca faltan aquí solo tenemos dos variedades la más común y con prestigio reconocido del Plátano de Canarias, que son un poco más caros que las bananas, que son de importación, que son las que compro habitualmente, y luego está el plátano macho o verde, que sabes que es el utilizado para cocinar platos salados.
    Este pudin me parece sensacional, el colorcito rosado se mete por la vista, aunque seguro en casa gustaría, porque el coco también nos encanta, quizá nunca me aventure a hacerlo, primero porque los plátanos los tendría que esconder si quisiera que no se los comieran antes de hacer el pudin, y segundo porque la mayoría quiere el plátano al natural, yo les digo que se pierden un mundo de sensaciones y sabores fantástico, pero puestos a lo fácil, prefiero que se coman los plátanos sin procesar, y trabajo que me ahorro, jajaja. Lo que no quita que se me haga la boca agua al mirar tus deliciosas fotos.
    Besos, disfruta un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Definitivamente una receta ESPECTACULAR! madre mía, menuda pinta que tiene me la comería ahora mismo! Tendré que encontrar tiempo para prepararla! Besos!

    ResponderEliminar
  4. Que postre mas rico has preparado aun no he comido asi que imaginate como me tienes de babeadita ,no dudo lo mas minimo que este de muerte relenta no lo siguiente.
    Como siempre receta y fotos del paso a paso son de 20 points.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  5. Una elucida de receta. Felucidades😍😋

    ResponderEliminar
  6. En España por las justas tenemos plátano de Canarias y bananas. Así que no digo ya adentrarnos en variedades... uf!
    El pudim me parece perfecto, un sabor riquísimo y un aspecto encantador :)

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Nati!! ¡¡Qué bonito y curioso pudim!! A mi también me encantan las bananas, y los postres que las contienen, son riquísimos. Me encanta el corte de este pudim, con los tonos rosáceos, y la parte superior, con esas tonalidades de las rodajas de banana, ¡¡cómo me gusta!! Y lo mejor, es que además de bonito, tiene que estar riquísimo. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Natalia nunca había visto un pudin preparado de esta forma, y no se muy bien que decir... la cocina vietnamita (dulce o salada) no me son nada familiar, a menos de cara a cocinarla en casa, pero tu receta tiene un aspecto tan rico que casi me olvido de que la leche de coco no me gusta, aunque eso lo arreglo yo con alguna variedad o con nata para poder probarla en casa. Y el aspecto es increíblemente delicioso. Un besote

    ResponderEliminar
  9. Hola Natalia! Qué bello este pudin o bizcocho o una mezcla de los dos! Qué bonito el color de las bananas como un degradé...En Venezuela también se consiguen mucha variedad de bananas o cambures como le decimos allá, titiaros, topochos y no recuerdo que otros mas, aquí en PR le dicen guineos niños a los mas chiquitos...
    La combinación con coco es deliciosa, tengo una receta apuntada desde mi tiempo de universidad que es con coco y banana que hice una vez y quiero repetir y a ver si hasta la publico, veremos, porque tengo tantas listas de recetas que me pierdo, jaja.
    Este si es un pastel tamaño familiar, muy bueno para compartir, así que me llevo mi trocito jaja!
    Besos amiga y feliz inicio de semana

    ResponderEliminar
  10. Impresionada por la delicia del pudin y por tu entrada tan ilustrativa y muy a tener en cuenta. La combinación del plátano y el coco me parece realmente deliciosa...una verdadera maravilla tu pudin...Te estoy aplaudiendo con muchas ganas!!! Bss

    ResponderEliminar
  11. Madre mía Nati. Había visto la foto, pero no imaginaba la receta ni de casualidad.
    Llegar y aprender muchas cosas, pero mi problema, es que no me gusta mucho la banana, ni tampoco puedo comer mucha cantidad.
    Lo primero que me ha llamado la atención es el color rojizo. Nunca lo había visto.
    Aquí yo sólo he visto el plátano de Canarias y bananas que llegarán de algún sitio de Sudamérica.
    Tu siempre consigues el éxito arriesgando y trabajando la receta hasta hacerla tuya.
    No dudo de que este pudin está delicioso.
    Las fotos, preciosas y el corte, invita a empezar a comer sin parar.
    Felicidades y muchos besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^