9.9.19

Senos de Venus, de Dalí para su amada Gala... [CocinArte]



“En el erotismo hay dos fuentes de creación:
el miedo, la angustia de la muerte. 
Y la pasión erótica. 
Y las dos están presentes, constantemente, en mi obra.”

–Salvador Dalí 

________________


Luego de dar un viaje virtual por muchos lugares para inspirarme en Dalí porque estamos a día 9 y comenzamos de nuevo temporada con el reto CocinArte. Donde María desde su delicioso espacio In my little Kitchen, nos invita cada mes a descubrir un cuadro, analizando algún pintor, estilo, época... una ventana que nos lleva a crear deliciosas recetas a partir de alguna de sus obras. 
 
Para quien guste de la idea de conjugar arte y gastronomía, este reto resulta como caído del cielo, es entretenido en la manera de interpretar las obras que no siempre son cuadros, también tenemos lugares, esculturas, monumentos arquitectónicos. Les comparto el grupo por si alguien desea unirse. 
En esta ocasión el cuadro elegido es de Salvador Dalí, acá lo dejo. "Muchacha en la ventana". Esta vez quise irme a la ciudad de Cadaqués donde se realizó este cuadro. La muchacha (Ana María su hermana, posaba mirando hacía el mar en época de verano). Mi idea era para algo dulce porque caigo muy fácil con postres en estas oportunidades de arte e historia... 
 
Casi realizo estos Taps de Cadaqués. Pero, luego de unos días, me tope con un libro de recetas "Les Diners de Gala", dibujos, collages, pinturas, fotos que desde la perspectiva de Dalí. Su debilidad por la comida, lo que él decía del papel de la mandíbula y las descripciones que hace en el apartado: Hacer, morir y comer del libro Confesiones Inconfesables. En su obra siempre esta presente de alguna manera su concepción de la realidad distorsionada, de los sueños, su mundo interno y también sus complejos. 
Por otro lado, en el libro de recetas se ve la opulencia de platillos llamativos, en una época donde las calorías no se contaban nunca, platillos extravagantes algunos (el de hoy lo es y empalagoso un poco a decir verdad...), exóticos otros..., con apologías y comparaciones sexuales, sueños de infancia plasmados en sus pinturas y escritos. 
 
De su narcisismo hoy no hablaré, sencillamente algo de sensualidad que encontré en el índice de recetas y más exactamente de los postres.  Porque de espinacas claramente no sera la receta de hoy ya que al parecer detestaba la textura blanda al cocinarse de esas delicias verdes..., al mejor estilo de su mundo "daliniano" hoy me inspiro en uno de los llamativos postres de aquel libro. 
La receta de hoy es inspirada en "The Breast of Venus" que claramente en su receta no tiene cantidades ni mucho menos, es más un texto de lo que contiene, pero creo que da para darse una idea general. Encontré una receta muy similar acá. La receta me llamó mucho la atención porque inicialmente pensé que se refería a los "Capezzoli di Venere"receta italiana de los pezones de Venus que llevan chocolate, pero esta es otra receta que me parece interesante por el contraste de texturas y capas, con ese corazón de Peras en almíbar con cardamomo y pintadas con cúrcuma fresca, van rellenas de helado de fresa. Se ubican sobre una base de disco de bizcocho genovés (que lo hice basándome en el Trilece de Albanía que tanto repito y que sencillamente es un hit en casa por el sabor que tiene y la textura) bañado en el mismo licor en el que cocinamos las peras. Luego se cubre todo con merengue (para esta ocasión elegí el italiano, la receta original lleva al horno para dorar un poco), finalmente va coronado con una cereza.
 
Un postre que no es para contar calorías en absoluto, cada porción "individual" dio para dos (que con mitad y mitad entre Mr.G y la suscrita tuvimos). Una receta seductora, golosa y diferente, con esa sorpresa de helado de fresas que le aporta un punto fresco a  las diferentes texturas que tenemos en este postre. Un postre que no se me hubiera ocurrido hacerlo, me parece llamativo, lujurioso, en fin..., muchas cosas que encierran el tema de la concepción de la comida para este pintor y que gracias a retos como este, caen en la cocina para componer cosas locas y decadentemente golosas como esta.  
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Tiempos}
Preparación: 30 minutos con todo listo a excepción del merengue 
________________________________________________________________________________________________________
Ingredientes:
Senos de Venus 
[4 porciones]
- 4 círculos de bizcocho genovés (receta acá)
- 4 peras en almíbar (receta acá) 
- 40 ml almíbar de las mismas peras 
- 4 quenelles de helado de fresa
- 200 gr de merengue italiano
- 4 cerezas
[Para el merengue]
- 2 claras temperatura ambiente (74 gr)
- 160 gr azúcar
- 1/2 taza de agua 100ml
- 1 cucharadita de zumo de lima
 la receta utiliza Kirsch
________________________________________________________________________________________________________


«PREPARACIÓN»



{Senos de Venus inspirados en Dalí y su amada Gala...}
[Para el merengue italiano] 
1. Comenzar a batir las claras un poco junto con la cucharadita de zumo de limón, adicionar del azúcar 3 cucharadas y batir hasta que estén montadas.   
2. Aparte, poner el azúcar en un cazo, luego adicionar el agua y no mover. Dejar que el azúcar absorba el agua y sin remover llevar al fuego. Cuando comience a tomar hervor, debemos dejar reducir hasta formar un punto bolita blanda (lo mejor es probar tomando un poco del jarabe y ponerlo en agua fría, luego  coger el almíbar y si podemos dar forma de bolita blanda ya estará a la temperatura ideal) (Mejor seguir este último consejo para tener un punto ideal de temperatura del almíbar).     
3. Cuando ya tenemos el almíbar en el punto de bolita blanda, las claras las debemos estar batiendo a máxima potencia. Verter el almíbar por un extremo de las paredes del bol donde batimos las claras, seguir batiendo a máxima potencia por unos 15 minutos más, hasta que haya montado bien el merengue y el cuenco donde estemos batiendo este limpio.  
Para montar el postre
Cortar un círculo de bizcocho genovés de unos 7-8 cm de diámetro. Sumergir en el almíbar por ambos lados de manera que se empape. Tomar la pera, cortarla por la mitad, quitar las semillas y el tronquito (pedúnculo) y hacer un hueco con cuidado de no romperla. Rellenar con la quenelle de helado de fresa y juntar ambas mitades para darle de nuevo forma de pera. Poner la pera acostada sobre el bizcocho y cubrir con merengue italiano. Se puede pasar soplete para darle color al merengue o dejar tal cual. La finalicé con perlas de azúcar que es un detalle de fina coquetería, nada más (se puede obviar). Coronar con una cereza y servir de inmediato. 


*

{PASO A PASO FOTOGRÁFICO}
[Para el merengue]
1. Comenzar a batir las claras un poco junto con la cucharadita de zumo de limón, adicionar del azúcar 3 cucharadas y batir hasta que estén montadas. 
2. Aparte, poner el azúcar en un cazo, luego adicionar el agua y no mover. Dejar que el azúcar absorba el agua y sin remover llevar al fuego. Cuando comience a tomar hervor, debemos dejar reducir hasta formar un punto bolita blanda (lo mejor es probar tomando un poco del jarabe y ponerlo en agua fría, luego  coger el almíbar y si podemos dar forma de bolita blanda ya estará a la temperatura ideal) (Mejor seguir este último consejo para tener un punto ideal de temperatura del almíbar).  
3. Cuando ya tenemos el almíbar en el punto de bolita blanda, las claras las debemos estar batiendo a máxima potencia. Verter el almíbar por un extremo de las paredes del bol donde batimos las claras, seguir batiendo a máxima potencia por unos 15 minutos más, hasta que haya montado bien el merengue y el cuenco donde estemos batiendo este limpio. 



Para montar el postre: 
Cortar un círculo de bizcocho genovés de unos 7-8 cm de diámetro. Sumergir en el almíbar por ambos lados de manera que se empape.  
Tomar cada pera, cortarla por la mitad, quitar las semillas y el tronquito (pedúnculo)  y hacer un hueco con cuidado de no romperla. Rellenar con la quenelle de helado de fresa y juntar ambas mitades para darle de nuevo forma de pera. (Se puede llevar al congelador en caso de que el helado este muy derretido). O si no tenemos aún el merengue este será el momento de prepararlo. Reservar 
Poner el bizcocho empapado de almíbar, luego la pera rellena con helado, dejarla acostada sobre el bizcocho y cubrir con merengue italiano. Se puede pasar soplete para darle color al merengue o dejar tal cual. coronar con una cereza y servir de inmediato. La finalicé con perlas de azúcar que es un detalle de fina coquetería, nada más (se puede obviar). 


Notas
- Con la cantidad de la receta de bizcocho genovés que les dejo basándome en el Trilece, salen unos 8 discos   
- La receta recomiendo hacerla en un par de días, primero hacer las peras y el bizcocho e incluso el helado y un día posterior montaremos el postre. 


A disfrutar.... con una tuvimos para dos ◠‿◠



Por hoy no es más que compartir esta delicia y como ya estamos a tope con participaciones que suelen ser en días seguidos..., mañana regreso con el punto de sal que ya hace falta 



#poesiaculinaria


*
Acá el compilado de recetas que nos trae Salvador Dalí 

#retococinArte






“Toda filosofía se verifica en el arte de comer. Un hombre se manifiesta tal cual es cuando tiene el tenedor en la mano” 
Salvador Dalí . [Confesiones Inconfesables]



*


***

*


***
*


*****

Muchas gracias por pasar por éste rincón,
lleno de poesía de sabores, de sentimiento,
de pensamientos; que para muchos
son recetas conocidas,
para otros descubrimientos completos,
y para otros tantos, recuerdos de la infancia o
remembranzas de algún instante especial
y para mí son todas estas y muchas más...,
entre nuevos retos que día a día me llevan a explorar
dotes que desconocía y que enriquecen mi alma, cuerpo y ser. 


Agradezco cada comentario y estaré atenta a las dudas que se presenten


···
_____________________________________________

Me encuentran en: 


Instagram   / Facebook  / Twitter  / Pinterest 

#poesiaculinaria   ·         @poesiaculinaria 

___________________________







[❤︎]






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 comentarios:

  1. Desde luego es increíble a donde te llevo esta ventana,yo creo que a ti te ha enchufado Dali...Y te ha llevado a lo mas estupendo que se haya creado...¡Me encanta ! Y se ve exquisito.Felicidades. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Natalia yo que he tenido la suerte de ver parte de la obra de Dalí, disfruté durante un buen rato delante de este cuadro, y me encantó, es más al natural es otra historia, lo normal que suele suceder con todos los cuadros, la fotografía dista mucho de la realidad. No sé, es curioso lo que la imaginación nos hace ver al mirarlo, a mí no se me hubiera pasado un postre con merengue, pero ya te digo que la imaginación es libre, y una vez leído tu post, me parece hasta lógico, yo también lo compartiría con mi Santo, pero básicamente porque todo nos lo comemos a medias, incluso la fruta, por si una pieza es más dulce, así los dos disfrutamos lo mismo, en serio.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ains madre venir a ver esta delicia para una lamboreteira como yo es pecado ,de buena gana me iba a merendar a tu casa seguro que esos senos de venus estaban de muerte relenta.
    Como siempre receta ,fotos y presentacion son de 20 points.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapa.

    ResponderEliminar
  4. Que receta tan especial y colorida!!! Si, se ve dulce pero compartirla es perfecto, algun dia la voy a hacer!!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta!!! Es super original y, además, tiene que estar divino
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Erótica, erótica la receta que has preparado, pero a la vez sutil y maravillosa. Conjugas las ideas con gran maestría Natalia.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  7. Madre mía!!! Qué bomba!!! Seguro ese merengue está de miedo!!! Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  8. Como tu dices, querida, ligerito no es....pero erotismo tiene un rato y es que solo partirlo y ver como chorrea todo....en fin, que no me gusta el merengue asi que no hay tentacion para mi jajajajaja pero es precioso Nati! Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar este rincón y dedicar un momento de tu día para pasarte por acá, lo aprecio mucho. Siempre bienvenido a este taller mágico de Poesía Culinaria. ^_^